Citation
El Caballero de la Virtuosa Figura : Aristoteles, Aquino y el Quijote

Material Information

Title:
El Caballero de la Virtuosa Figura : Aristoteles, Aquino y el Quijote
Creator:
Leonard, Dakota Maria Sanchez
Place of Publication:
Denver, CO
Publisher:
University of Colorado Denver
Publication Date:
Language:
Spanish

Thesis/Dissertation Information

Degree:
Master's ( Master of arts)
Degree Grantor:
University of Colorado Denver
Degree Divisions:
Department of Modern Languages, CU Denver
Degree Disciplines:
Spanish
Committee Chair:
Bollard, Kathleen
Committee Members:
Lema-Hincapié, Andrés
Zamosc, Gabriel

Notes

Abstract:
Esta tesina se trata de un análisis de la novela El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha en que se evalúa la novela dentro del contexto de un hermenéutico aristotélico y tomista. Las acciones de don Quijote y su escudero, Sancho Panza, se interpretan teniendo en cuenta la filosofía de la virtud moral que propone Aristóteles en su Ética y Tomás de Aquino en su Summa Theologiae. Todas las acciones tanto de don Quijote como de Sancho Panza son dirigidas a la realización de una meta que es la práctica de la virtud y el logro del Cielo. La discusión tiene como base las aventuras de los personajes, particularmente aquellas en cuales don Quijote muestra un exceso o un defecto de la virtud aristotélica.

Record Information

Source Institution:
University of Colorado Denver
Holding Location:
Auraria Library
Rights Management:
Copyright Dakota Maria Sanchez Leonard. Permission granted to University of Colorado Denver to digitize and display this item for non-profit research and educational purposes. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions requires permission of the copyright holder.

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text
EL CABALLERO DE LA VIRTUOSA FIGURA:
ARISTOTELES, AQUINO Y EL QUIJOTE by
DAKOTA MARIA SANCHEZ LEONARD B.A., Franciscan University of Steubenville, 2016
A thesis submitted to the Faculty of the Graduate School of the University of Colorado in partial fulfillment of the requirements for the degree of Master of Arts Spanish Program
2019


11
©2019
DAKOTA MARIA SANCHEZ LEONARD
ALL RIGHTS RESERVED


This thesis for the Master of Arts degree by
Dakota Maria Sanchez Leonard has been approved for the Spanish Program by
Kathleen Bollard, Chair Andres Lema-Hincapie
Gabriel Zamosc


IV
Leonard, Dakota Maria Sanchez (M. A., Spanish Program)
El Caballero de la Virtuosa Figura: Aristoteles, Aquino y el Quijote Thesis directed by Associate Professor Kathleen Bollard
ABSTRACT
Esta tesina se trata de un analisis de la novela El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha en que se evalua la novela dentro del contexto de un hermeneutico aristotelico y tomista. Las acciones de don Quijote y su escudero, Sancho Panza, se interpretan teniendo en cuenta la filosofia de la virtud moral que propone Aristoteles en su Etica y Tomas de Aquino en su Summa Theologiae. Todas las acciones tanto de don Quijote como de Sancho Panza son dirigidas a la realizacion de una meta que es la practica de la virtud y el logro del Cielo. La discusion tiene como base las aventuras de los personajes, particularmente aquellas en cuales don Quijote muestra un exceso o un defecto de la virtud aristotelica.
The form and content of this abstract are approved. I recommend its publication.
Approved: Kathleen Bollard


V
This thesis is dedicated to my grandparents.
To Eloy and Frances Sanchez: It is through them that I discovered the joy and the beauty of the Spanish language. It is the memory of them that makes my academic pursuits personal and
greatly meaningful.
To Tom and Irma Leonard: It is through their incredible generosity, love, and support that any of this is possible. Their encouragement and unwavering pride are what get me through the day-to-
day challenges of academia.


VI
INDICE DE CONTENIDOS
CAPITULO
I. INTRODU CE ION...............................................................1
En contexto: Cervantes y los movimientos filosofico-teologicos de su epoca...1
La Etica y la Summa en el Quijote............................................8
II. EL BILN Y EL I.OGRO DEI.A ILI.ICIDAD........................................13
La felicidad y sus contrarios...............................................13
Los fracasos de don Quijote y de Sancho Panza................................16
III. LA VIRTUD MORAL............................................................25
La implementacion de la virtud moral.........................................25
Valenti a/Fortaleza.........................................................28
Templanza...................................................................37
IV. LA JUSTICIA.................................................................42
Los diferentes tipos de la justicias........................................42
Don Quijote, Sancho Panza y la justicia.....................................45
V. LAAMISTAD...................................................................56
El mejor tipo de la amistad.................................................56
La evolucion de la relacion entre don Quijote y Sancho Panza.................59
VI. LA FELICIDAD................................................................69
^Que es la felicidad?.......................................................69
La meta de don Quijote......................................................72
El rechazo de la cab alien a................................................76


vii
Conclusion................................................................79
OBRAS CHAD AS.................................................................81


1
CAPITULO I INTRODUCTION
En contexto: Cervantes y los movimientos filosofico-teologicos de su epoca
El ingenioso hidalgo don Onijote de la Mancha, obra maestra de Miguel de Cervantes, ha sido analizado por innumerables criticos. Estos criticos han examinado una lista aparentemente exhaustiva de temas, a saber: el heroismo, la moralidad, la locura, la motivacion y el intelecto de don Quijote; comparaciones con otras novelas de la epoca y con novelas modernas; y varias interpretaciones de los personajes y sus papeles especifico en la economia narrativa del Onijote-, los cuentos interpolados; la novela como una parodia de las novelas de caballeria, picarescas, y pastoriles. Lo que falta en la critica del Onijote, sin embargo, es una evaluacion de esos temas dentro un contexto mas fundamental, segun el cual de que don Quijote obedece intencionalmente a un sistema filosofico o un credo teologico. Eso no quiere decir que tales criticas no existen, sino que las que si existen fracasan al interpretar adecuadamente la intencionalidad de don Quijote y que, por lo general, su intencionalidad esta ampliamente ignorada y subenfatizada. En esta tesina, propongo estudiar el Onijote de acuerdo con la moralidad y con la virtud de los dos personajes principales, don Quijote y Sancho Panza y comprenderlos dentro de una hermeneutica de la etica aristotelica y de la teologia moral catolica, especificamente en relacion con la Snmma Theologiae de Aquino1. Aunque es imposible asegurar que no existe que discute la teoria dela virtud en el Onijote o que los criticos no citen ni a Aristoteles ni a Aquino en sus analisis de Cervantes, hay, sin duda, un vacio en la erudicion cervantista sobre el Onijote en cuanto al codigo etico o religioso o filosofico que predetermina las acciones de los protagonistas.
1 Citada como Snmma desde este punto en adelante.


2
En el Quijote el protagonista—Alonso Quijano—intenta crear una nueva vida para si mismo. El se da el nombre de don Quijote y auto-proclama caballero andante. En esta nueva vida, don Quijote persigue lo que el considera una vida de virtud. Aristoteles examina la virtud junto con la justicia, con la amistad y con la felicidad en The Nicomachecm Ethics2. Cuando se analiza dentro del contexto de la etica aristotelica, don Quijote es un ejemplo de un hombre que esta buscando la virtud, pero que aun no la ha alcanzado. Se puede decir que don Quijote (y, a su vez, Cervantes) esta familiarizado con la filosofia de Aristoteles y que, en sus aventuras, esta tratando de obtener la virtud y la felicidad expuestas por Aristoteles. Don Quijote no es la unica persona en la novela que demuestra esta virtud (o la falta de ella). Sancho Panza, el escudero de don Quijote, sirve como un complemento al protagonista. Es decir, cuando don Quijote demuestra un concepto aristotelico, Sancho Panza demuestra lo contrario dentro de la misma filosofia. Ademas, junto con la filosofia de Aristoteles, es importante analizar la novela en el contexto de la teologia moral catolica que derive muchos precepto de la etica aristotelica. Los ideales de don Quijote se forman desde la perspectiva de una cosmovision cristiana, especificamente catolica; por lo tanto, es necesario tener eso en cuenta al evaluar su motivacion y objetivo para convertirse en un caballero andante.
Antes de examinar la novela segun la filosofia de Aristoteles y la teologia de Aquino, es importante contexualizar el conocimiento de Cervantes sobre ambas figuras y sus ideas. No es probable que Cervantes leyo la Etica de Aristoteles en la Griega original ni que leyo una traduccion directa. Sin embargo, se puede afirmar con confianza que estaba familiarizado con la obra y que llego a conocerlo a traves de los comentarios de Aquino y otras figuras historicas 2
2 Citada como Etica desde este punto en adelante.


3
importantes. Aparte de los comentarios de Aquino, tambien existian comentarios sobre la Etica desde el siglo II (Adamson, 117). En los siglos I y II la discusion de la Etica fue, en su mayor parte, entre estoicos y aristotelicos. Figuras importantes como Ciceron, Seneca y Aspasio participaron en discusiones filosoficas y sus ideas, asi como algunos de sus comentarios, se mantuvieron en la conciencia erudita hasta el surgimiento del escolasticismo y del humanismo en el siglo XVI (Adamson, 179). A pesar de estos primeros comentarios, el reconocimiento generalizado del trabajo de Aristoteles en Espana data antes de su circulacion en otros paises europeos. Debido a la influencia morisca en la Peninsula Iberica, Aristoteles fue estudiado en Espana ya en 873, a traves de filosofos como al-Farabi, Avicenna, al-Ghazali, Averroes y Maimonides (Giletti, 23). Cuando los musulmanes conquistaron Egipto, Siria, Damasco y Mesopotamia, tambien obtuvieron la ciencia y la filosofia que los cristianos habian estudiado en esos lugares. Los filosofos arabes estudiaron las obras de Aristoteles e integraron las ideas aristotelicas en sus propias obras y filosofias. Las traducciones de las obras de Aristoteles y varios comentarios sobre esas obras (incluso los de filosofos occidentales y de filosofos arabes) tambien se propagaron ampliamente a lo largo de la Edad Media y hasta el siglo XVI. Estas obras, especialmente las relacionadas con la moralidad, fueron de la mayor importancia en la cultura y en el mundo academico europeo. A.R.D. Pagden detalla la promulgacion de la filosofia moral de Aristoteles y afirma que: “Between the 1460s and the end of the following century, Aristotle’s moral writings were widely and rapidly diffused in both popular and learned circles, attaining a hitherto unprecedented intellectual importance” (289). A renglon seguido, Pagden afirma que, en Espana, Aristoteles fue el filosofo mas conocido. Una de las diferencias
principales entre la difusion del trabajo en Espana y en otros paises europeos fue el idioma en


4
que se conotia. En lugar de depender de traducciones griegas o latinas de la literatura clasica y de la filosofia, los espanoles tendlan hacia las traducciones vernaculas, de ese modo haciendolas a disposition tanto del circulo intelectual como del popular (Pagden, 298). El hecho de que la gente de Espana supiera de esta filosofia en su idioma nativo permitio una integration sencilla y sin complicaciones de la filosofia en la cultura espanola. y la
El siglo XV provoco una nueva oleada de aristotelismo en el nivel universitario. Lina gran parte del plan de estudios en ese momento consistia en el canon de Aristoteles, que estaba profundamente conectado con la escolastica y con la moralidad tomista: “By the end of the fifteenth century an independent interest in Aristotle’s moral philosophy was well established at the universities, although most of the teaching of moral philosophy was still done as part of the commentary on Aquinas’s Summa” (Pagden, 310). La nueva oleada de aristotelismo trajo consigo una discusion sobre la implementation apropiada de la filosofia moral de Aristoteles.
Por un lado, Aristoteles era considerado un autor cuyo trabajo tenia merito, pero el valor retorico del trabajo superaba su valor filosofico. Por otro lado, se sostenia que Aristoteles era un defensor de la virtud natural; esta seria acaso la opinion mas comunmente sostenida por los espanoles (305-6). En Espana, la filosofia moral de Aristoteles se implemento como un medio de ensenanza de la moralidad cristiana y, a fines del siglo XV, se publicaron muy pocas traducciones nuevas de las obras de Aristoteles y la cultura avanzaba hacia textos teologicos, incluida la Summa de Aquino y su comentario sobre la Etica.
Fue Juan Ferrer quien posibilito la conexion entre las traducciones humanistas de la Etica y los comentarios de Aquino. A1 usar la traduction de Bruni junto con los comentarios de
Aquino, Ferrer “added many catchwords of the Bruni translation in addition to those referring to


5
the medieval version” (Cranz, 170). Sobre la relacion entre la Iglesia y el humanismo, Angel del Rio declara, “En el campo de las ideas lo que da caracter al siglo XVI espanol es el intento de cristianizacion del humanismo” (202). Los comentarios de Aquino sobre las obras de Aristoteles, escritos originalmente en el siglo XIII, circularon ampliamente en Italia, en Francia y en Espana en los siglos XV y XVI. Cuando se publico la primera parte del Quijote en 1605, al menos ocho de los comentarios de Aquino sobre la Etica habian sido promulgados por el Concilio de Trento (Cranz, 163). Fue como resultado de este Concilio que se establecio el estatus y la reputacion de Aquino como teologo de importancia significativa. Leo Elders explora la precision de los comentarios de Aquino en relacion con la filosofia presentada por Aristoteles. Con respecto a la Etica, Elders afirma que Aquino es preciso en un sentido literal pero que el incluye algunas consideraciones teologicas (49-50). Los comentarios proponen la idea de que la filosofia de Aristoteles y la fe cristiana, especificamente catolica, son armoniosas entre si. Martin R. P. McGuire, reconociendo la importancia de la convergencia de Aquino y Aristoteles afirma:
It is the great achievement of St. Albertus Magnus and, especially, of St. Thomas Aquinas to perceive the tremendous worth and potentialities of the new Aristotle, to interpret him more accurately and critically through the use of new translations made directly from the Greek, and on the basis of the knowledge and vision thus acquired to create a magnificent synthesis of Christian thought in which theology itself was enriched and systematized, and philosophy proper was given its own place of honor and its own autonomy. In this elaboration of philosophy, natural theology, the science of God based on reason distinct from Revelation, has a central place and gives ultimate meaning to man and his role in
the universe. (409)


6
Con respeto al Ouijote, la novela es una slntesis de la cultura de la epoca. Es decir que dentro de la historia y a traves de las aventuras de los protagonistas, Cervantes evalua las tendencias religiosas y filosoficas de su perlodo. Robert Pasnau creo una llnea de tiempo del “desarrollo y declive del aristotelismo escolastico”3 en la que enumera seis etapas diferentes (669) y afirma que la totalidad de la obra de Aristoteles estaba disponible en Paris (1200-1255) al mismo tiempo en el que Aquino comenzo su propia escritura en Paris (-1245). Pasnau tambien senala la importancia de Aquino por avanzar de la segunda etapa a la tercera. Para entender completamente el contexto desde el cual Cervantes escribio el Ouijote, es imperativo exponer los conceptos filosoficos y teologicos que dieron forma a su vision del mundo. La obra de Aquino, especialmente la Summa, integro la teologia catolica con la filosofia clasica, creando asi una cohesion entre el mundo pagano y el mundo cristiano. Mientras la Iglesia Catolica prospero en Espana, Cervantes (1547-1616) nacio en un tiempo de turbulencia en el interior de la Iglesia Catolica en su totalidad. La Iglesia estaba combatiendo las herejias que surgieron durante la Reforma protestante y, para combatir estas herejias, se convoco un concilio ecumenico. El Concilio de Trento se reunio periodicamente entre los anos 1545 y 1563. El proposito del Concilio era doble: reafirmar la doctrina de la Iglesia en respuesta a las herejias de la Reforma y modificar la vida liturgica y clerical de la Iglesia. Algunos asuntos doctrinales cubiertos por el Concilio fueron la justificacion, los sacramentos, el pecado original, la veneracion de santos y de reliquias, los dias de fiesta y del ayuno y las indulgencias (Pohle). La Iglesia en Espana no
31. estudio de las obras logicas solo (500-1200); 2. expansion del canon (1200-1255); 3. articulation clasica (1255-1308); 4. innovation y experimentation (1308-...); 5. erudition humanistica (1497-1637); y 6. eclipse por la filosofia corpuscular (1637-1700). Segun esa linea de tiempo, la publication de el Ouijote se divide en dos periodos: innovacion y experimentacion (1308-presente) y erudition humanistica (1497-1637).


7
enfrento tantos problemas en cuanto a varias herejias como en otras partes de Europa, pero la Contrarreforma cuestiono la relacion entre la fe catolica y el humanismo del Renacimiento—un problema especialmente relevante para los movimientos filosoficos en Espana.
La relevancia de la Iglesia Catolica en Espana, relacionada con el Quijote, comienza realmente un siglo antes del Concilio de Trento con Fernando e Isabel, "los Reyes Catolicos". La monarquia intento unir la Iglesia y el Estado para restablecer el poder espanol en la Peninsula Iberica. La Inquisicion se implemento en 1478 para garantizar que los conversos, los nuevos cristianos que se habian convertido del judaismo o del islamismo, no volvieran a su fe original. La Inquisicion hizo mas que establecer la unidad religiosa en Espana:
Compensating in some respects for the absence of a Spanish nationhood, a common religious devotion had obvious political overtones... There was no sharp dividing-line between religious and political achievements.. .every political or military triumph of the new dynasty was raised to a new level of significance by a natural process of transmutation into a further victory for the faith. (Elliott, 109)
La unificacion de la Iglesia y el Estado provoco cambios radicales en la cultura espanola. Del Rio encapsula la cultura de Espana durante el reinado de los monarcas catolicos al decir: “Por un lado presenta un gran cohesion nacional; por otro, se empena en salvar, vivificandolas con la savia humanista, las concepciones morales y universalistas del medioevo. Extremo nacionalismo basado en la absoluta unidad ideologica y extrema catolicidad o catolicismo” (194). La unica religion que podia practicarse abiertamente era el catolicismo y, eventualmente, los judios y los
moriscos fueron expulsados de Espana en 1492.


8
Don Quijote es una smtesis de la cultura de la epoca. Es decir, Cervantes expresa brillantemente el enfasis humanista y renacentista en el individuo a traves de la busqueda de la felicidad individual de don Quijote al mismo tiempo que articula la filosofia escolastica y el catolicismo ortodoxo a traves del deseo de don Quijote de merecer la virtud y el cielo.
La Etica y la Summa en el Quijote
Como se dijo anteriormente, el proposito de esta tesina es evaluar la novela de Cervantes, Don Quijote, en el contexto de la filosofia moral de Aristoteles junto con la teologia moral catolica. Aunque es improbable que Cervantes leyera la Etica en el griego original, estaba familiarizado con las ideas presentadas por Aristoteles por medio de varias traducciones y de varios comentarios. El aristotelismo, tanto humanista como escolastico-tomista, se arraigo en la cultura de la epoca. Era evidente en la literatura, la religion, la politica y la educacion de Espana. En el analisis de la novela seria una locura ignorar el hecho de que la intencion de Cervantes era escribir una parodia de las novelas de caballerias. La aplicacion de la etica aristotelica y tomista a la historia no disuade de la parodia de la novela, sino que realza las caracteristicas de la farsa. Don Quijote imita a los Caballeros andantes de la ficcion caballeresca con el fin de merecer los mismos honores que ellos recibieron y para alcanzar la felicidad y el Cielo. La parodia aqui radica en el hecho de que los Caballeros de papel y de tinta que el lee no son reales; ellos no enfrentan las mismas tentaciones ni experimentan las mismas desventajas que le presenta el mundo de don Quijote. El lee sobre un mundo idealizado e intenta imponer una version romantica del mundo en la Espana de finales del siglo XVI y principios del XVII. Es por esa razon que el identifica su propio tiempo como una "Edad de Hierro" y desea restaurarla con una "Edad de Oro". Al evaluar el Quijote dentro de la hermeneutica de la etica aristotelica y la


9
teologia moral catolica, es posible definir el objetivo y las motivaciones de las acciones de don Quijote.
En el prologo a la parte I, Cervantes se distancia de su propia novela llamandose a si mismo “padrastro” y reconociendo los diversos “defectos" de la novela (Cervantes, 7). En el prologo, Cervantes relata la historia de la escritura del prologo y la dificultad que experimento para saber como escribir un prologo apropiado para el Quijote y expresa sus dudas a su amigo: Porque ^como quereis vos que no me tenga confuso el que dira el antiguo legislador que llaman vulgo, cuando vea que al cabo de tantos anos como ha que duermo en el silencio del olvido, salgo ahora, con todos mis anos a cuestas, con una leyenda seca como un esparto, ajena de invencion, menguada de estilo, pobre de conceptos y falta de toda erudicion y doctrina; sin acotaciones en las margenes y sin anotaciones en el fin del libro, como veo que estan otros libros, aunque sean fabulosos y profanos, tan llenos de sentencias de Aristoteles, de Platon y de toda la caterva de filosofos, que admiran a los leyentes, y tienen a sus autores por hombre leldos, eruditos y elocuentes? jPues que, cuando citan la Divina Escritura, no diran sino que son unos Santos Tomases y otros Doctores de la Iglesia, guardando en esto un decoro tan ingenioso, que en un renglon han pintado un enamorado destraldo, y en otro hacen un sermoncico cristiano, que es un contento y un regalo ollle, o leelle! (Cervantes, 8)
Cervantes tambien declara claramente que su proposito al escribir el Quijote es crear una parodia de los novelas de caballeria. La capacidad de Cervantes para crear una parodia exitosa proviene de su habilidad para distinguir entre lo que es real y lo que se idealiza en las novelas de
caballerias (Keniston, 106). Al integrar la virtud aristotelica y la moralidad catolica, Cervantes


10
crea en su protagonista una personification de la cultura filosofica y teologica espanola. Dado que don Quijote imita a los Caballeros andantes del pasado, su personaje es una yuxtaposicion del codigo caballeresco de la Edad Media y la actitud individualista del Renacimiento. Aunque Cervantes solamente cita directamente a Aristoteles y a Aquino por nombre en el Quijote (es decir, menciona a ambos hombres pero nunca cita las ideas ni de Aristoteles ni de Aquino), la influencia que tiene los dos en la cosmovision de Cervantes es evidente a traves del desarrollo de tanto don Quijote como Sancho Panza y en la busqueda de la virtud, de la felicidad y del cielo de don Quijote. Como expone Federico Sanchez Escribano en su articulo “Cervantes’ Literary Achievement”, “The fundamental literary theory of Cervantes is based on Aristotle and Horace in accordance with how they were interpreted at that time. They were inevitable to all European writers of the sixteenth and seventeenth centuries. The Spanish novelist himself mentions Aristotle and Horace by name or quotes without quotations the two masters and guides of all who penned anything” (426). El aristotelismo, ya sea desde un punto de vista humanista o desde la perspectiva escolastica, es evidente en todo el Quijote y, para interpretar adecuadamente la novela, es imperativo reconocer la influencia de Aristoteles en Cervantes.
Desde el principio de la novela, el lector espera encontrar ejemplos de la virtud aristotelico/tomista tanto en don Quijote como en Sancho Panza. Cervantes explica al lector, “Yo no quiero encarecerte el servicio que te hago en darte a conocer tan noble y tan honrado caballero; pero quiero que me agradezcas el conocimiento que tendras del famoso Sancho Panza, su escudero, en quien, a mi parecer, te doy cifradas todas las gracias escuderiles que en la caterva de los libros vanos de caballerias estan esparcidas” (12). Esta declaration enfatiza la importancia de Sancho Panza en la mision de don Quijote y para la novela en su totalidad. Sancho Panza


11
actua como el escudero y companero de don Quijote en la peregrinacion del amo hacia la felicidad y el Cielo. Sancho, sin embargo, tiene un papel mucho mas importante que un simple escudero. Tambien actua como la voz de la razon en muchos casos, como una persona dispuesta a contradecir a don Quijote y sus ideas a menudo absurdas, y como otro ejemplo de un hombre que busca la virtud, pero de una manera diferente a la de su maestro. Los dos personajes sirven como: “simbolo de los dos polos eternos de la naturaleza humana: el polo ideal de la ilusion y el polo practica del interes” (del Rio, 223). Una de las diferencias principales entre la primera parte y la segunda parte del Quijote es la caracterizacion de Sancho Panza. Lo que algunos criticos llaman "la quijotizacion de Sancho" realmente es el crecimiento de Sancho de un personaje pasivo a un personaje activo. En otras palabras, en la primera parte de la novela, Sancho acepta pasivamente las aventuras de don Quijote y no se defiende contra las consecuencias de las acciones. Por ejemplo en 1.17, como resultado de que don Quijote abandono la posada de Juan Palomeque sin haber pagado, Sancho recibe el castigo de “levantarle en alto y a holgarse con el, como con perro por carnestolendas” (Cervantes, 137). Sancho rechaza la explicacion de don Quijote de que los hombres que mantearon a Sancho estaban encantados y le anuncia a su amo: “Y lo que yo saco de limpio de todo esto es, que estas aventuras que andamos buscando, al cabo al cabo, nos han de traer a tantas desventuras... Y lo que seria mejor y mas acertado, segun mi poco entendimiento, fuer el volvernos a nuestro lugar..(140). A pesar de su deseo de regresar a su aldea, Sancho es convencido por la retorica de don Quijote quien defiende la caballeria y a los caballeros andantes. Sancho continua acompanando a don Quijote. Sin embargo, en la segunda parte, Sancho no se convence tan facilmente con la defensa de las aventuras de su maestro.
Cuando don Quijote regresa de la cueva de Montesinos y le cuenta a Sancho sobre su encuentro


12
con Durandarte y Montesinos, Sancho responde con duda: “Pero perdoneme vuestra merced, senor mio, si le digo que de todo cuanto aqui ha dicho, lleveme Dios, que iba a decir el diablo, si le creo cosa alguna” (635-36). Ademas, Sancho obtiene la independencia cuando se le otorga la gobernacion de la insula. El crecimiento de este personaje tambien sera una parte decisiva del camino de Sancho hacia la virtud.
A traves de las aventuras de don Quijote y Sancho Panza, los dos ganan en virtud. Don Quijote sale de su hogar y de su pueblo en busca de aventuras y de experiencias que lo ayudaran en su viaje hacia la virtud y el logro del Cielo. Don Quijote imita las novelas de caballerias para realizar acciones virtuosas y crear un habito de virtud. A1 hacerlo, se conforma tanto con la idea de virtud de Aristoteles como con la de Aquino y la Iglesia Catolica. El papel de Sancho Panza, como escudero y luego como amigo, es ayudar al don Quijote en la peregrination hacia la virtud. Por medio de la relation entre don Quijote y Sancho, el escudero tambien empieza en su propio camino hacia la virtud. Durante su busqueda, don Quijote nunca alcanza su ultimo deseo: la virtud perfecta. Sin embargo, en su lecho de muerte, don Quijote vuelve a la realidad y muere una buena muerte cristiana. Es en sus momentos finales que don Quijote alcanza la virtud perfecta y alcanza el cielo. La virtud de don Quijote y Sancho Panza debe reconocerse en el marco de la etica aristotelica y la teologia moral catolica. El proposito de este analisis es, en resumen, que don Quijote ejemplifica a una persona que vive su vida en busca de la virtud y la
verdadera felicidad.


13
CAPITULO II
EL BIEN Y EL LOGRO DE LA FELICIDAD La felicidad y sus contrarios
A traves del Ouijote, tanto don Quijote como Sancho Panza trata de obtener la felicidad. A pesar de sus mejores esfuerzos, ninguno encuentra ni la felicidad ni la verdadera virtud en sus aventuras. Se puede atribuir, al menos un parte de su fracasas, a la incapacidad de los dos para reconocer la verdadera felicidad. Ambos personajes tienen como fin algun tipo de felicidad incompleta en lugar de la felicidad que se obtiene a traves de la perfeccion de la virtud.
Aristoteles evalua numerosas virtudes dentro del contexto mayor de la virtud moral, la virtud intelectual, la justicia, el placer, la felicidad y la amistad, y asigna sus propias definiciones a cada concepto. Todos estos conceptos estan dirigidos hacia el Bien que Aristoteles define como la felicidad. Aclara que el bien humano es lo que el hombre desea para si mismo y es el fin ultimo de todas las acciones. Para Aristoteles, la felicidad consiste en la participacion del hombre en acciones que contribuyen tanto al bien de una persona como al bien de la comunidad. En sus propias palabras “.. .happiness seems, however, even if it is not god-sent but comes as a result of virtue and some process of learning or training, to be among the most godlike things; for that which is the prize and end of virtue seems to be the best thing in the world, and something godlike and blessed” (I.9.1099bl4-18)4. Aristoteles reconoce que la virtud, o la vida virtuosa, es dificil de alcanzar, porque es algo divino en el sentido de que la virtud esta mas alia de la capacidad humana normal. Los humanos tienden a los placeres en lugar de la verdadera virtud entonces, el hombre que puede dirigir su vida a la virtud y alcanzar la felicidad se participa en
4 Todas las citas de Aristoteles, a menos que se indique lo contrario, son de la Etica a Nicomaqueci (~siglo IV aC)


14
algo divino. El bien humano supremo es la felicidad y toda la virtud esta dirigida hacia ese fin ultimo: “As he [Aristotle] saw it, man has natural appetites and impulses that sometimes become excessive but which he can control through an exercise of the will. Humans are essentially rational beings able to improve themselves morally through education and practice” (Massing, 65). Aristoteles sostiene que una persona no es virtuosa a menos que practique la virtud. En otras palabras, entender la teoria y la filosofia de la virtud no es suficiente; tambien es necesario actuar de acuerdo con la virtud en la vida cotidiana.La felicidad no es la mera diversion, sino el fin de una vida totalmente virtuosa.
Siguiendo a Aristoteles, en la Summa Theologiae (1485) Aquino afirma que, “Happiness is called man’s supreme good, because it is the attainment or enjoyment of the supreme good” ST I-II.3.1.). Aquino, al anadir lo que Leo Elders5 identifica como una consideracion teologica, define un poco mas: “Final and perfect happiness can consist in nothing else than the vision of the Divine Essence” (ATI-II.3.8). Es decir, la felicidad es la Vision Beatifica, el logro del Cielo, la unidad con Dios. El fin ultimo es el cumplimiento de todo el deseo temporal y la felicidad no puede alcanzarse mientras que el hombre sigue deseando o buscando algo (ATI-II.1.7,1-H.3.8).
El hombre debe orientar su deseo y sus acciones hacia el fin supremo. Segun Aristoteles, el Bien que desea el hombre esta, en ultima instancia, orientado hacia su fin. Ese fin del hombre es Dios, el cual es la primera causa de todo bien (AT 1.6.2). Al igual que la etica aristotelica, la teologia moral catolica ensena que la virtud es necesaria para alcanzar el fin ultimo que, en la fe catolica, es el Cielo.
5 “The Aristotelian Commentaries of St. Thomas Aquinas”: Elders evalua si los comentarios de Aquino sobre las obras de Aristoteles son fieles a la filosofia propuesta por Aristoteles. Llega a la conclusion de que si, son fieles a la filosofia en una manera literal y que las unicas adiciones que Aquino hace a la Etica son algunas consideraciones teologicas.


15
La idea que tiene don Quijote del bien supremo difiere de las de Aristoteles y de Aquino, pero mantiene los mismos principios. Don Quijote declara que la paz . .es el mayor bien que los hombres pueden desear en esta vida” (Cervantes, 345). Con respeto a la divinidad de la virtud, don Quijote coloca la virtud de las letras divinas por encima de letras y de armas porque, segun el, el fin de ayudar a las almas a merecer el Cielo no puede ser superado (345). A pesar de su evaluacion de la paz como el mejor bien que el hombre puede desear en lugar de la felicidad o el Cielo, su posicion se armoniza con las de Aristoteles y Aquino. Es decir: don Quijote sostiene que la paz es el mayor bien, porque la paz fue “.. .las primeras buenas nueva que tuvo el mundo y tuvieron los hombres...” (345). Despues de esta afirmacion defiende el caracter virtuoso de los soldados al decir que, a pesar de que ellos no recibieron los salarios o los honores que merecen, continuan luchando por el bien comun. Ademas, don Quijote entiende el principio de que la mera comprension de la virtud no es suficiente para que un hombre sea considerado virtuoso. De esta manera, el integra la idea de Aristoteles de la necesidad de practicar la virtud en su propia vida. Como la vida de las letras es solo una vida de comprension y una vida de armas es una vida de comprension y de practica, don Quijote sale de su casa para buscar aventuras y, a su vez, la vida mas virtuosa posible. Ricard Castells da validez al anterior enunciado: “...las armas representan no solo un trabajo del cuerpo, sino que—igual que las letras—tambien se deben considerar un trabajo del entendimiento” (44). Desde la perspectiva de don Quijote, mientras que el simplemente esta leyendo novelas de caballeria, no esta practicando la virtud que seria capaz de demostrar y de ejercer. Su objetivo inmediato es reintroducir el orden y la virtud en el mundo y lo hace por medio de la orden de caballeria andante: “.. .el decia que la cosa de mas necesidad tenia el mundo era de Caballeros andantes, y de que en el se resucitase la caballeria


16
andatesca” (Cervantes, 64). Don Quijote considera que la epoca en la que vive es de hierro y anhela renovar su propia epoca a una edad de oro donde la virtud sea natural y omnipresente. Este deseo conformar con el objetivo del cristianismo de solidaridad entre la humanidad: depender unos de otros para garantizar la justicia social (McGrath, 369). Para alcanzar este objetivo, don Quijote busca aventuras en las que puede demostrar su virtud con el fin de darles un ejemplo a aquellos con quienes entra en contacto.
Los fracasos de don Quijote y de Sancho Panza
A1 convertirse en un caballero andante, don Quijote intenta practicar y desarrollar la virtud y se adhiere tanto a la filosofia de Aristoteles como a la teologia de Aquino con respeto al Bien. En el primer libro de la Etica, Aristoteles afirma que la felicidad es el resultado de practicar la virtud (1.9.1099b 15) y, por su parte, Aquino enfatiza la necesidad de habituar la virtud para cultivar la bondad (ATI-II.55.1-3). En su articulo “Don Quijote and Moral Theology: What a Knight and His Squire Can Teach Us About Christian Living,” Michael McGrath resume lo que define una buena accion segun la doctrina catolica:
According to traditional Catholic teaching, the three criteria by which an act is judged morally good are object, end, and circumstances. The object of an act is what a person chooses to do. The end is the motive of the act, or, in other words, why a person does the act. The circumstances refer to the external conditions of the act; for example, when, where or how a person acts. In order for a human act to be considered good, its object, end, and circumstances must prove to be good. (364)
McGrath impone una condicion a la bondad de las acciones de don Quijote: el libre albedrio es necesario para tomar decisiones y tomar decisiones por la razon correcta. Sin embargo, el libre


17
albedrio puede verse afectado por variables externas que impiden que una persona use la razon correcta. McGrath sugiere que la bondad de cada una de las acciones de don Quijote se evalue caso por caso porque cada objeto, cada fin y cada circunstancia son diferentes. Tambien deja claro que el resultado de sus acciones es irrelevante en el analisis de la virtud de don Quijote. Por ejemplo, en la primera salida de don Quijote a la aventura, el se encuentra con un labrador (Juan Haldudo) golpeando a su sirviente (Andres). Don Quijote percibe la golpiza de Andres como injustificada y decide intervenir. Mas tarde, don Quijote se entera (1.31) de que su participacion en la disputa llevo a que Juan Haldudo a golpeara a Andres con mas fuerza. En el momento de la accion, sin embargo, el objeto, el fin y la circunstancia de don Quijote son buenos y actua de acuerdo con la razon correcta. Por lo tanto, este acto particular es considerado moralmente bueno. No obstante, debido a que frecuentemente le falta la razon, a veces don Quijote no puede cumplir con las condiciones para un acto moralmente bueno y una forma de vida virtuosa. Ralph Hayward Keniston sintetiza esta interpretacion: “His [don Quijote] deeds are those of a madman; his ideals are those of as true and noble a gentlemen as ever lived” (106). Es decir que la locura de don Quijote es lo que le impide vivir una vida que corresponda a la virtud aristotelica o tomista.
En su discusion del Bien humano, Aristoteles diferencia la felicidad de la riqueza, del honor, y del placer, que son tipos de la felicidad incompleta. En relacion con la riqueza, argumenta que esta no puede ser la felicidad debido al hecho de que la riqueza siempre se desea por el bien de otra cosa (I.5.1096a5-7). Los que confunden el placer con la felicidad viven vidas que pueden compararse con las de las bestias (1.5.1095b 17-20). El honor, segun la filosofia de
Aristoteles, es una forma de felicidad incompleta porque no es autosuficiente puesto que requiere


18
la presencia de otro. Debido a que el honor depende del reconocimiento del merito por parte de otros, puede ser quitado y, por el contrario, la verdadera felicidad no puede ser quitada (1.5 . 1095b23-30). Aquino tambien comenta sobre este tema y sostiene que es imposible que la felicidad consista en el placer, en el honor o en la riqueza. El placer se deriva de la felicidad entonces, la felicidad del hombre no puede consistir en el placer. Es decir, el hombre solo puede experimentar deleite si, de alguna manera, ha experimentado un bien apropiado (ST I-II.2.5), La felicidad no puede consistir en la riqueza, porque la riqueza no se busca por si misma (AT I-II.
2.1). Aquino argumenta que un hombre es considerado honorable solo cuando hay en el una excelencia discernible y reconocible. Por lo tanto, es posible que el honor sea el resultado de la felicidad, pero sigue siendo imposible que la felicidad se componga unicamente de honores. Ahora bien, es logico que el honor sea mal interpretado como felicidad porque “.. .honor is given to a man on account of some excellence in him” (ST I-II.2.2).
En lo que respecta al Quijote, la discusion sobre el honor como una forma de felicidad incompleta reviste la mayor importancia. Aristoteles explica que “.. .people of superior refinement and of active disposition identify happiness with honor..(1.5.1095b23-24) y que “.. .men seem to pursue honor in order that they may be assured of their merit” (1.5.1095b27-28). A pesar de su busqueda de la verdadera felicidad, don Quijote identifica erroneamente el honor con la felicidad. Admira a los Caballeros andantes de las novelas de caballeria por el honor que merecen y lo desea para si mismo—tanto honor como admiracion. Aunque don Quijote anhela el Cielo, no lo desea por si mismo, sino por el honor que el cree que vendra con el logro del Cielo. Sin embargo, si reconoce una diferencia entre su objetivo y en las metas de los Caballeros


19
andantes en las novelas de caballeria. Despues de citar a varios Caballeros famosos y sus grandes hazanas, declara:
Todas estas y otras grandes y diferentes hazanas son, fueron y seran obras de la fama que los mortales desean como premios y parte de la inmortalidad que sus famosos hechos merecen, puesto que los cristianos, catolicos y andantes Caballeros mas habemos de atender a la gloria de los siglos venideros, que es eterna en las regiones etereas y celestes, que la vanidad de la fama que en este presente y acabable siglo se alcanza—la cual fama, por mucho que dure, en fin se ha de acabar con el mesmo mundo, que tiene su fin senalado. (Cervantes, 530)
En lugar de desear el Cielo en cuanto union con Dios, don Quijote anhela que su propia excelencia en la virtud sea reconocida por Dios. A pesar de sus mejores esfuerzos y, no obstante, no se preocupa por la fama o por los honores temporales, don Quijote falla al conformarse con el ideal de perfecta felicidad de Aristoteles. Ademas, debido a que combina honor y felicidad y que desea la virtud debido al honor, don Quijote no merece la felicidad de Aquino {ST 1-112 A). En cada una de las acciones de don Quijote, incluso las mas ridiculas, el esta intentando ejercer la virtud y, a su vez, merecer la felicidad y ganar la salvacion. El hace todo lo posible, incluso arriesgando su propia vida (al menos, desde su perspectiva), para asegurar una vida eterna.
Sergio H. Bocaz compara al protagonista en The OldMan and the Sea (1952) de Ernest Hemingway (1899-1961) con don Quijote y ve en comun que “They take life in a most male fashion; they give meaning to their lives and existence by a strenuous human approach, by showing their stamina in fighting life, thus earning their immortality” (49). Aun cuando don
Quijote no es necesariamente interesado en la misma fama o los mismos honores que recibieron


20
los caballeros andantes como Amadls de Gaula o Orlando Furioso, el ve la caballerla como su camino apropiado hacia el Cielo: . .pero no todos podemos ser frailes, y muchos son los caminos por donde lleva Dios a los suyos al Cielo. Religion es la caballeria, caballeros santos hay en la gloria” (532). La caballeria le da a la vida de don Quijote un significado en el sentido de que le proporciona un medio para lograr su objetivo, pero, dado que don Quijote busca el honor en lugar de la felicidad y no busca el Cielo por el bien del Cielo, finalmente no tiene exito.
J.M. Sobre defiende la fascinante idea de don Quijote como un “heroe al reves” o, en otras palabras “...la antitesis del heroe epico” (128)6. Para su argumento, Sobre utiliza el ideal tradicional de un heroe: “.. .an important character in an epic incarnating values in an extreme degree” (128). Es precisamente en el analisis de don Quijote como un heroe donde es mas evidente su fracaso para alcanzar la perfection de la virtud. Es decir, si el papel de un heroe es encarnar los valores en un grado extremo, don Quijote falla al ser el heroe de su propia historia porque no logra encarnar la virtud. A lo que muchos criticos se refieren y discuten como una yuxtaposicion de la lucidez de don Quijote y de su locura, o de la realidad y la fantasia, es realmente una demostracion de que don Quijote se fracasa al actuar virtuosamente. El sentido en que Sobre utiliza la palabra “extremo” es pertinente en esta discusion. Los heroes para don Quijote, los caballeros andantes de las novelas de caballeria, ofrecen ejemplos extremos (quizas incluso poco realistas) de como comportarse virtuosamente. Aristoteles afirma que la mimesis (imitation) es una tendencia humana natural; la humanidad desea crear arte que refleje la realidad para asi comprender mejor la realidad (Shields). Don Quijote esta imitando a los heroes de las novelas de caballeria e imponiendo el mundo de la caballeria andante y de la
6 Mi traduction


21
caballerosidad en su realidad, en lugar de ver las novelas caballerescas como reflejos de la realidad. Incluso los detalles aparentemente irrelevantes son imitados sin ninguna duda. Por ejemplo, don Quijote no lleva dinero con el, porque . .el nunca habia leido en las historias de los caballeros andantes que ninguno los hubiese traido” (Cervantes, 36). De este modo, al mezclar la realidad con la ficcion, don Quijote se convence de que es un proveedor de virtudes. El no se ve a si mismo como alguien que esta imitando un genero literario, sino mas bien como a alguien que se debe imitar. Se compara con los caballeros andantes que tanto admira y, porque admira y modela su propio comportamiento al de ellos, cree que el resto de los que viven en el “Edad del Hierro” seguiran el ejemplo de el y sus companeros caballeros andantes.
Aunque don Quijote aparentemente carece de razon, tiene momentos de intensa lucidez a lo largo de sus aventuras. Cada uno de estos momentos ocurre cuando don Quijote habia de la virtud asociada con vivir una vida de caballeria. En la primera parte de la obra, pronuncia un discurso a los pastores en el que explica los aspectos negativos de la edad en la que viven y recuerda la “Edad de Oro” del pasado (Cervantes, 87-90). Este discurso evidencia la motivacion y la inspiracion detras de la busqueda de la virtud de don Quijote. Ralph Hayward Keniston explora la idea de Cervantes en relacion con la Edad de Oro para ciertos griegos, observando que “Cervantes belonged in spirit to the golden, heroic days; he saw that one thing these knights possessed was true: their enthusiastic devotion to their ideal!” (106). Cervantes inculca estos mismos ideales en su protagonista; de la misma manera como los caballeros andantes de la antigiiedad, don Quijote esta comprometido verdadera y sinceramente con sus ideales. Mas adelante en la primera parte, pronuncia su famoso discurso sobre las armas y las letras en el que evalua las ventajas y las desventajas de vivir una vida de armas frente a una vida de letras. El


22
compara las dos vidas en terminos de tiempo, de inteligencia, de coraje y de peligro para la salud humana y concluye que el estilo de vida de las armas requiere mas virtud (Cervantes, 345-8). En esta instancia, don Quijote habla con franqueza sobre el papel que asume como caballero andante y enumera las formas en que una vida de armas es mas peligrosa y mas capaz de ocasionar una virtud mas alta que una vida de letras. Su justificacion de esta afirmacion es esencialmente que una persona de letras simplemente entiende la filosofia de la virtud, mientras que una persona de armaspractica la virtud. Don Quijote regresa a este tema al comienzo de la segunda parte cuando intenta justificar su deseo de ser un caballero andante: “Mas agora ya triunfa la pereza de la diligencia, la ociosidad del trabajo, el vicio de la virtud, la arrogancia de la valentia y la teorica de la practica de las armas, que solo vivieron y resplandecieron en las edades del oro y en los andantes Caballeros” (Cervantes, 488).
Durante la Reforma Protestante, los medios para la justificacion fueron un tema altamente polemico. Aunque unos primeros teologos habian propuesto la idea de la justificacion solo dependia de la fe (sola fide), no fue hasta la insistencia de Martin Lutero con respecto a la ensenanza que gano fuerza y se convirtio en un tema de debate entre los cristianos (Hurst, 125). En su A Treatise on Christian Liberty (1520), Lutero sostiene que, debido a la justificacion divina, los cristianos no tienen necesidad de hacer obras de caridad con el fin de demostrar que son dignos del Cielo (Magill, 339). En respuesta, el Concilio de Trento (1545-1563) declare como dogma que la justificacion es provocada por la fe del hombre, por la contricion de los pecados, por el bautismo, por el Sacramento de la penitencia, por las buenas obras (la caridad) y tambien por muchas otras condiciones y tambien que es un acto que solo Dios mismo puede
realizar (Pohle). En pocas palabras, la diferencia entre la idea reformista sobre la justificacion y


23
la idea contrarreformista sobre la justification se puede explicar como la fe sola frente a la fe y las obras. Como respuesta a las afirmaciones protestantes de que la Iglesia ensenaria unicamente la justification por las obras, la doctrina de la Iglesia contra-argumenta que ser justificado solamente ocurre cuando las obras se dirigen al Bien que tienen valor moral; la persona que realiza las obras debe estar dispuesta y tener la intencion de trabajar hacia el Bien en sus acciones (Pohle). McGrath declara que “While Don Quijote’s and Sancho Panza’s actions may not be viewed as moral in every instance, if morality is judged by the physical order, i.e. the result of the action, both the knight and his squire seek to grow closer to God through their actions” (368). Al convertirse en un caballero andante, don Quijote se ajusta a la ensenanza catolica de que tanto la fe como las obras son necesarias para merecer la salvacion. Sancho Panza tambien comparte este viaje, porque ayuda a don Quijote en sus aventuras y, al hacerlo, participa activamente en su propia peregrinacion hacia la felicidad y el Cielo.
El deseo de felicidad y del Cielo no pertenece exclusivamente a don Quijote, sino tambien a su escudero, Sancho Panza. En muchos sentidos, Sancho Panza crea una complemento al deseo de don Quijote en que cuando don Quijote cae en el vicio del exceso, Sancho cae en el vicio del defecto y viceversa. De la misma manera como don Quijote confunde el honor con la felicidad, Sancho confunde la riqueza y el placer con la felicidad. Se caracteriza por su deseo de comer y su repetido interrogatorio a don Quijote sobre la insula que este le habia prometido. Sin embargo, cuando Sancho finalmente recibe su insula, la gobierna con gran virtud y justicia. El ejemplifica la vida cristiana: “The guiding principles with which Sancho resolves the disagreements between the peasant and the tailor, the two old men, and the woman and the rich
cattleman are based on the squire’s belief in God and respect for the dignity of others” (McGrath,


24
370). La referencia hecha a la esperanza de vida eterna de Sancho al final de su cargo de gobernador recuerda la afirmacion de don Quijote al Cielo al comienzo de la segunda parte de la novela (Cervantes, 530). En sus propias busquedas de virtud, don Quijote y Sancho Panza fracasan de diferentes maneras y, aunque ni don Quijote ni Sancho Panza alcanzan la virtud a traves de las aventuras, ambos personajes crecen en virtud. En otras palabras, ambos aprenden que la felicidad no puede equipararse con el honor ni con la riqueza.


25
CAPITULO III LA VIRTUD MORAL La implementation de la virtud moral
La manera en que don Quijote intenta implementar la practica de la virtud moral en su vida cotidiana es, quizas, la parte mas importante de esta discusion. Es decir, su aplicacion de la virtud moral no solo afecta la manera en que el vive su propia vida, sino que las acciones de don Quijote tienen consecuencias, tanto beneficiosas como perjudiciales, para quienes se encuentran en sus muchas aventuras. La complementariedad de Sancho Panza y don Quijote es mas evidente en el ejercicio de la virtud moral. Sancho muestra su defecto de las virtudes morales, mientras que don Quijote impone las virtudes morales hasta el punto de exceso. Especialmente en relacion con las virtudes de la valentia y de la templanza, don Quijote y Sancho confirman su incapacidad para actuar de acuerdo con la virtud perfecta. Pero, al mismo tiempo, tambien exhiben su deseo de conformarse con la virtud para que puedan alcanzar la felicidad y el Cielo. A pesar de que la motivacion tanto de don Quijote como de Sancho no siempre es el Bien, se demuestra que son dos hombres que se esfuerzan por alcanzar la virtud.
En la Etica, Aristoteles explica la virtud moral en tres capitulos. En el primero, define la virtud moral y explora lo que la virtud moral implica implica en la vida de una persona. Afirma que la virtud se adquiere por costumbre, por la repeticion de los actos correspondientes (II.
1.1103a24-26) y explica que aprende la virtud a traves de la participacion en actos virtuosos. Es decir, el hombre no esta naturalmente dotado con la perfeccion de la virtud moral, sino que debe entrenarse para actuar de acuerdo con la razon, adquiriendo asi un habito de la virtud. La
perfeccion de la virtud completa la naturaleza del hombre. Aristoteles tambien explica que la


26
virtud reside en un espectro y que la verdadera virtud esta en el medio entre el vicio de defecto y el vicio de exceso: “By the intermediate in the object I mean that which is equidistant from each of the extremes, which is one and the same for all; by the intermediate relatively to us that which is neither too much nor too little—and this is not one, nor the same for all” (II.6.1106a29-33). Ambos vicios estan situados en contradiccion al medio y, para que el hombre alcance el intermediario (es decir, la virtud), debe decidir conscientemente actuar contra su inclinacion hacia el exceso o defecto. Un hombre sabra cuando ha alcanzado un estado de virtuosidad porque le complacent realizar y participar en actos virtuosos (II.3.1104b4). La definicion de Aristoteles de un acto virtuoso consta de tres condiciones: (1) el conocimiento, (2) la eleccion de las acciones por su propio bien, y (3) la eleccion debe derivar del estado de caracter del hombre (II.
4.1105a30-34). Estado de caracter quiere decir lo que hace bueno al hombre; la virtud moral de una persona esta determinada por su estado de caracter. Con respecto al tema de la eleccion, Aristoteles discute el acto de deliberacion y dice que la eleccion es, “deliberate desire of things in our own power” (in.3.1113al0). Segun Aristoteles, el hombre usa su capacidad de deliberar para elegir entre la virtud y el vicio y esta naturalmente inclinado hacia lo bueno.
De acuerdo con Aristoteles, Aquino afirma que la virtud es resultado del habito (ST I-II. 55.1). Sin embargo, hay ciertas virtudes (las virtudes teologicas, la fe, la esperanza y la caridad), cuya causa principal es Dios y el hombre consiente en recibir estas virtudes por medio de la infusion de Dios (ATI-II.55.4). En una discusion similar a la de Aristoteles, Aquino sostiene que la formacion de un habito de virtud depende de la capacidad de uno para decidir actuar de acuerdo con la inclinacion hacia el bien y, en su comentario sobre la Etica, dice: “Moral virtue
operates by inclining in a determined way to one thing as nature does. Indeed custom becomes


27
nature” (106). Aquino sostiene que el hombre esta naturalmente inclinado hacia el bien y hacia la razon; por lo tanto, la virtud consiste en que el hombre actue de acuerdo con el bien y con la razon correcta. Ademas, el tambien sostiene que el vicio es en contra a la virtud en que “the vice of a thing seems to consist in its not being disposed in a way befitting its nature” (ST I-II.71.1) mientras que la virtud es la perfeccion de la naturaleza humana. Aquino cita a Aristoteles en su propia discusion acerca de si las virtudes morales observan el medio y agrega que la virtud debe estar en el medio porque el mal consiste en oponerse a la razon ya sea por sobrepasar la medida de la razon o por no alcanzarla (AT I-II.64.1). La virtud moral se relaciona con la facultad apetitiva del hombre. Es decir, la virtud moral de un hombre esta determinada por la capacidad del hombre para actuar habitualmente en oposicion a su tendencia hacia el mal (la concupiscencia) y, para perfeccionar estas virtudes, el hombre debe cultivar y practicar la virtud.
En su busqueda de la virtud perfecta y el bien mayor, don Quijote intenta vivir su vida segun las ideas de virtud de Aristoteles y Aquino. Tanto don Quijote como Sancho Panza entienden el concepto de la virtud que reside en la media entre defecto y exceso. A1 comienzo de la segunda parte de la novela, Sancho le dice a Sanson Carrasco, “Y mas, que yo he oido decir, y creo que a mi senor mismo, si mal no me acuerdo, que en los estremos de cobarde y de temerario esta el medio de la valentia...” (506). Aunque su objetivo es alcanzar la maxima virtud, don Quijote, por lo general, cae en el vicio de exceso (sin embargo, hay ciertos casos en que exhibe el vicio de defecto). A pesar del fracaso final de don Quijote para lograr la virtud de la que hablan tanto Aristoteles como Aquino, su integridad y dignidad son evidentes en su intento de alcanzar la virtud. Hay mucha discusion sobre el heroismo, o falta de ella, de don Quijote: 6Es un heroe o
un tonto? Aquellos que creen que el es un heroe estan dispuestos a mirar mas alia de sus acciones


28
que son aparentemente imprudentes: “Critics who insist on the great values incarnated in the knight must consider his madness under a positive light: Don Quixote is a complete fool; his folly, however, is the most sublime of virtues in this rotten world; therefore, Don Quixote is saintly, a sublime hero..(Sobre, 219). A diferencia de los Caballeros andantes de as novelas de caballerias, para don Quijote no hay ni batallas reales para luchar ni villanos para derrotar. Mas bien, la batalla contra la que debe pelear don Quijote es interna y debe derrotar a dos villanos: el vicio del defecto y el vicio del exceso.
V alentia/Fortaleza
Para Aristoteles, el valor es el medio de dos variables: la intrepidez y la confianza. Es decir, un hombre que cae en cualquiera de los vicios podria demostrar un exceso o un deficit de valentia o de confianza. El hombre que exhibe un exceso de intrepidez no tiene nombre pero seria considerado un loco y el hombre que exhibe un exceso de confianza se llamaria temerario. El hombre cobarde es el hombre que teme todo y carece de confianza; se caracteriza por su desesperacion (III.7.1115b24-l 116a5). El hombre que teme las cosas apropiadas por las razones apropiadas en las circunstancias apropiadas es el hombre valiente (in.7.1115bl6-20). Reconoce que hay algunas cosas que son correcto de temer, por ejemplo, males como la desgracia, la falta de amistad, la pobreza, la enfermedad y la muerte; la muerte es la mas temible (III.7.1115al0-14, 26-28). La muerte es tambien el peligro mas noble de la guerra y el hombre valiente no teme ni siquiera la muerte en la batalla. Aristoteles identifica cinco disposiciones diferentes que, a menudo, se malinterpretan como valentia: (1) el valor aparente del soldado ciudadano, (2) el conocimiento, (3) la pasion, (4) la sanguinidad y (5) la ignorancia. En la discusion sobre la virtud
de don Quijote, la evaluation de Aristoteles del soldado ciudadano y de la pasion seran las mas


29
importantes. Del soldado ciudadano, dice que los ciudadanos corren del peligro para evitar las sanciones y que su valor es el mas parecido al valor autentico porque, “it is due to virtue; for it is due to shame and to desire of a noble object (i.e. honor) and avoidance of disgrace” (III.
8.1116a26-28). Respecto a la pasion, Aristoteles dice que la pasion se compara frecuentemente con la valentia porque el hombre valiente es apasionado y que la pasion ayuda a los hombres a ser capaces de actuar noblemente (III.8.1116b24-l 117a5). Cuanta mas virtud posee unhombre, esta mas dispuesto de elegir acciones nobles incluso a costa de perder sus bienes o su vida.
La idea que tiene Aquino de la valentia, que el identifica como fortaleza, es similar a la de Aristoteles, pero incluye una distincion teologica. Esa distincion es que la fortaleza es necesaria para alcanzar el Cielo y que implica la defensa de todas las demas virtudes. La fortaleza es una virtud porque se ajusta a la razon humana, ya que para superar los obstaculos que pueden impedir que el hombre actue de acuerdo con la razon, la fortaleza es necesaria (ST II-II. 123.2). Respecto a la objecion de que el fin de la fortaleza no es bueno en si mismo, Aquino sostiene, “...we must conclude that the brave man intends as his proximate end to reproduce in action a likeness of his habit, for he intends to act in accordance with his habit: but his remote end is happiness in God” (ATII-II. 123.7). De acuerdo con la division de Aristoteles de las cinco disposiciones que se pueden confundir con el verdadera valentia o la fortaleza, Aquino dice que es posible que un hombre realice un acto valiente sin tener la virtud de la fortaleza. Tambien discute la importancia de la fortaleza en la batalla al afirmar que los peligros que el hombre encuentra en la guerra son para la proteccion del bien comun y que el fin de la guerra es la paz. En su comentario sobre la Etica, Aquino senala que la fortaleza permite al hombre virtuoso huir del deshonor o al soportar las penalidades por el bien del honor y de lo bueno (183). Agrega, en


30
la Summa, que la ira es util para el hombre valiente siempre que este controlada por la razon correcta y tambien se opone a la idea de que el hombre no debe usar la ira como ayuda en la accion porque es “something weaker and more imperfect” (ST 11-11,123,10), Finalmente, Aquino clasifica la fortaleza entre las virtudes mayores porque protege la justicia y porque el miedo a la muerte tiene el poder de hacer que el hombre actue en contra de la razon.
Don Quijote no es la unica persona en la novela que esta familiarizada con los libros de caballerias: “The novels of chivalry serve as the framework, the common ground, which all the characters share” (Vital Sirias, 19). Edwin Williamson propone dos niveles de locura en Don Quijote. El primer nivel consiste en el hecho de que don Quijote cree que las novelas de caballerias son verdaderas y el segundo en la creencia que el mismo puede convertirse en un caballero andante. Su locura real se manifiesta en el segundo nivel porque don Quijote no es el unico personaje que cree en las novelas de caballeria y los Caballeros andantes. El ventero de la “venta magica”, Juan Palomeque, tambien cree que las historias que se cuentan en las novelas de caballerias son ciertas y autenticas. Acerca de Juan Palomeque, Cardenio le susurra a Dorotea,
“... segun da indicio, el tiene por cierto que todo lo que estos libros cuentan paso ni mas ni menos que lo escriben, y no le haran creer otra cosa frailes descalzos” (Cervantes, 287). Cuando el cura intenta decide a Juan Palomeque que las novelas son ficticias, Juan responde, “jNo piense vuestra merced darme papilla, porque, por Dios que no soy nada bianco! jBueno es que quiera darme vuestra merced a entender que todo aquello que estos buenos libros dicen sea disparates y mentiras, estando impreso con licencia de los senores del Consejo Real...” (287). La caballeria es la manera en la que don Quijote practica la virtud en su vida cotidiana en lugar de simplemente leer la teoria de la vidud en las novelas. El cree que los Caballeros andantes


31
defienden y preservan la mayor forma de virtud. Por eso, don Quijote imita las novelas de caballerias y los Caballeros: .. Amadls fue el norte, el lucero, el sol de los valientes y enamorados Caballeros, a quien debemos de imitar... el caballero andantes que mas le imitare, estara mas cerca de alcanzar la perfection de la caballeria” (210). A lo largo de la novela, don Quijote cita varias razones para elegir la caballeria como su camino hacia la virtud y la felicidad. Por ejemplo, en el discurso de don Quijote en la venta magica expone sus opiniones con respecto a vivir una vida de letras frente a una vida de armas. Profundiza en las virtudes y disposiciones necesarias tanto del soldado como del alumno y compara las dos vidas en terminos de la valentia, del tiempo, de la inteligencia y de la salud. Don Quijote revela su creencia de que una vida de armas es la mejor manera de alcanzar la virtud y el Cielo. El justifica esta afirmacion al asegurar que el fin de la guerra y de la vida de las armas es la paz y que la paz es lo que Cristo alento y les enseno a sus discipulos, por lo tanto, debe ser el camino mas directo al Cielo. Como se evidencia en este discurso, las acciones de don Quijote estan dirigidas hacia el final del Cielo: “... siendo buen cristiano en la caballeria se gana tambien el cielo” (Alonso, 335). De acuerdo con las ideas de Aristoteles y de Aquino sobre la virtud de la valentia, especificamente la valentia que el soldado requiere durante la guerra, en su discurso, don Quijote argumenta, “Y lo que mas es de admirar, que apenas uno ha caido donde no se podra levantar hasta la fin del mundo, cuando otro ocupa su mesmo lugar... otro y otro le sucede, sin dar tiempo al tiempo de sus muertes: valentia y atrevimiento el mayor que se puede hallar en todos los trances de la guerra” (Cervantes, 349).
Sin embargo, don Quijote nunca encuentra una guerra real en sus aventuras: “Don Quijote’s first adventure is precisely the fact that he has no adventures” (Sobre, 127). Como resultado de la
falta de una guerra verdadera, don Quijote inventa aventuras y situaciones como sustitutos de las


32
guerras que los verdaderos soldados y los Caballeros de las novelas encuentran. En la infame aventura con los molinos de viento, don Quijote lucha contra lo que el percibe como gigantes y lo hace para brindar . .gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra” (Cervantes, 67). El discurso sobre las armas y las letras prueba que el objetivo principal de don Quijote es alcanzar la felicidad y alcanzar el Cielo y pretende hacerlo al convertirse en un caballero andante y presentarse como un hombre virtuoso y un buen cristiano.
Despues de que don Quijote y Sancho Panza salen de su tierra por la segunda vez, se encuentran con un carro con leones y, despues de una conversation, don Quijote convence al carretero que libere al leon. Todos los presentes, excepto el carretero, se apartan del camino del leon por tern or razonable. Al liberarse el leon, don Quijote espera el ataque en una position de batalla. Sin embargo, el leon nunca lo ataca. Mas bien, el leon simplemente se da vuelta y regresa al carro, mostrandole su parte trasera a don Quijote. Aunque algunos afirman que esto no es una prueba verdadera de la valentia que tiene don Quijote porque el leon no presento un peligro real, eso es irrelevante en la evaluation de su virtud. El no sabe cual sera la action del leon y cree sinceramente que esta arriesgando su vida para demostrar su valentia. Edith Rogers compara varias opiniones del episodio con los leones con el papel de "leones pacificos" en la literatura clasica y llega a la conclusion de que el simbolismo del leon que no ataca a don Quijote se pierde en las audiencias modernas. Ella sostiene que el episodio pretende ser simplemente una extension de la parodia de las novelas de caballerias. Aunque, por supuesto, las caracteristicas parodicas del episodio son importantes, tambien sirve como ejemplo del intento de don Quijote de practicar la virtud. El objetivo de don Quijote es poner a prueba y demostrar su valentia y
fortaleza y, como demuestran las palabras del carretero en su intento de apaciguar al caballero,


33
tiene exito: “Vuesa merced, senor caballero, se contente con lo hecho, que es todo lo que puede decirse en genero de valentia.. .La grandeza del corazon de vuela merced ya esta bien declarada” (Cervantes, 587). El carretero aplaca efectivamente a don Quijote y al mismo tiempo le convence de que ha demostrado un valor autentico. Despues de su encuentro con los leones, don Quijote cambia su nombre de Caballero de la Triste Figura al Caballero de los Leones para revelar mejor su valentia y, al hacerlo, anunciar al mundo que su virtud es digna de ser reconocida. La valentia de don Quijote, sin embargo, no corresponde a las ideas ni de Aristoteles ni de Aquino. El carretero sirve como la voz de razon al decir, “Senor caballero, los Caballeros andantes han de acometer las aventuras que prometen esperanza de salir bien dellas, y no aquellas que de en todo la quitan. Porque la valentia que se entra en la juridicion de la temeridad, mas tiene de locura que de fortaleza” (584). El carretero dice esto en respuesta a Sancho cuando esta defiendo a don Quijote y dice que su amo esta atrevido, no loco y, tal como lo advierte el carretero, don Quijote demuestra el vicio del exceso. Aristoteles asocia la virtud de la valentia con la audacia y con la confianza y, en este caso, don Quijote supera tanto la audacia como la confianza. Por lo tanto, segun Aristoteles, seria considerado un loco temerario. El carretero incluso reconoce la falta de virtud de don Quijote y su opinion de don Quijote es evidente en sus declaraciones aparentemente contradictorias. El fin inmediata de la lucha de don Quijote contra el leon es demostrarse valeroso. Aquino hace la distincion de que la fortaleza le permite a un hombre soportar dificultades por el hecho de lo bueno. En este caso, sin embargo, don Quijote se enfrenta a la dificultad (es decir, luchar contra un leon) sobre si mismo. El no protege a los demas del peligro, sino que, al persuadir al carretero para que libere al leon de su jaula, introduce
el peligro en una situation que, de otra manera, es segura.


34
El ejemplo quizas mas humoristico y extremo de la tendencia de don Quijote hacia el exceso esta en la aventura con los batanes. En sus andanzas, el y Sancho Panza se encuentran inseguros de lo que les espera; esta oscuro afuera y todo lo que oyen es un gran ruido que viene de mas alia en su camino. Don Quijote decide hacer alarde de su valentia y, en lugar de esperar hasta la manana para descubrir que esta causando el ruido, decide arriesgar su vida para descubrir el misterio de inmediato. Sancho lo desaconseja, dando a conocer su miedo. No obstante, don Quijote procede con su plan original:
.. .la escuridad, el ruido del agua con el susurro de las hojas, todo causaba horror y espanto.. Pero don Quijote, acompanado de su intrepido corazon, salto sobre Rocinante, y embarcando su rodela, tercio su lanzon, y dijo: ‘Sancho amigo, has de saber que yo naci por querer del cielo en esta nuestra edad de hierra, para resucitar en ella la de oro... Yo soy aquel para quien estan guardados los peligros, las grandes hazanas, los valerosos hechos.. .Pues todo esto que yo te pinto, son incentivos y despertadores de mi animo, que ya hace que el corazon me reviente en el pecho, con el deseo que tiene de acometer esta aventura... (157)
Contrariamente a lo que don Quijote califica de la valentia, el exhibe lo que Aristoteles define como temeridad. El hombre temerario es el que “exceeds in confidence about what really is fearful..(III.8.1115b29). Ademas, Aristoteles explica la temeridad que lo caracteriza como un exceso de intrepidez y el deseo de parecer valiente al imitar las acciones de los hombres verdaderamente valientes. A pesar de la manifestacion de don Quijote del vicio del exceso en esta virtud particular, actua por la pasion que Aristoteles admite que puede compararse al valor:
“Passion also is sometimes reckoned as courage; those who act from passion, like wild beasts


35
rushing at those who have wounded them, are thought to be brave, because brave men are also passionate; for passion above all things is eager to rush on danger” (III.8.1116b24-27). La pasion de don Quijote deriva de su aspiracion de llevar una vida de virtud. Debido al hecho de que sus ideales provienen de las novelas de caballerias, imita la valientes acciones de los Caballeros andantes con la esperanza de que lo lleven al cumplimiento de la virtud. Lo hace tambien con la esperanza de alcanzar la salvacion. El entiende que la fortaleza es necesaria para alcanzar el Cielo y que implica la defensa de todas las demas virtudes. Sancho Panza, en contraste directo con don Quijote, demuestra el vicio de defecto en esta instancia. Cervantes aprovecha la oportunidad de usar el “humor del bano” para establecer el grado de la cobardia de Sancho. En reaccion al sonido de los mazos de batan y a la posibilidad de una muerte inminente, se orina. En lugar de veneer el miedo a la muerte o las lesiones, como lo hace don Quijote, sucumbe a su miedo y pierde su capacidad para controlar las funciones corporales. La aventura de los mazos de batan crea la situacion perfecta en la que el lector puede colocar tanto a don Quijote como a Sancho Panza en el espectro de virtud de Aristoteles. Esta aventura es representativa de las virtudes y de los vicios de ambos protagonistas y del hecho de que se oponen uno al otro. Es decir, donde don Quinto se encuentra en exceso, Sancho se encuentre en defecto.
En contraste directo con la disposicion y la temeridad de don Quijote para arriesgar su vida por el bien comun o en nombre de la caballeria, esta Sancho Panza y su cobardia. Durante el tiempo que don Quijote y Sancho pasan con los duques, participan en una partida de caza. Aunque es simplemente una pista ideada por el duque y la duquesa para enganar tanto a don Quijote como a Sancho para desencantar a Dulcinea, la fiesta encuentra un jabali. Sancho tiene una reaccion muy diferente a la vista del jabali que el resto de la partida de caza:


36
Solo Sancho, en viendo al valiente animal, desamparo al rucio y dio a correr cuanto pudo. Y procurando subirse sobre una alta encina, no fue posible. Antes, estando ya a la mitad del, asido de una rama, pugnando subir a la cima, fue tan corto de ventura y tan desgraciado, que se desgajo la rama, y al venir al suelo, se quedo en el aire, asido de un gancho de la encina, sin poder llegar al suelo, y viendose asi, y que el sayo verde se le rasgaba, y pareciendole que si aquel fiero animal alii allegaba le podia alcanzar, comenzo a dar tantos gritos y a pedir socorro con tanto ahinco, que todos los que le oian y no le veian creyeron que estaba entre los dientes de alguna fiera. (Cervantes, 708)
Una vez que Sancho esta liberado del arbol por su amo, el explica que no entiende la necesidad de cazar a un animal que tiene la capacidad de tomar la vida. El avanza su argumento diciendo que la caza no es necesaria y que no se debe disfrutar de una actividad que involucra matar a un animal inocente. La refutacion del duque es, . .el ejercicio de la caza de monte es el mas conveniente y necesario para los reyes y principes que otro alguno. La caza es una imagen de la guerra. Hay en ella estratagemas, astucias, insidias para veneer a su salvo al enemigo” (709). Luego pasa a enumerar las dificultades que deben soportar los cazadores, la mayoria de las cuales coinciden con la descripcion de la vida de un soldado de don Quijote. Por lo tanto, la partida de caza, aunque es una aventura artificial inventada por el duque y la duquesa, actua como otra sustitucion de la guerra por don Quijote. Por un lado, Sancho Panza demuestra, una vez mas, el vicio del defecto, la cobardia, en lo que respecta a la valentia. Por otro lado, don Quijote, en su intento de demostrar su virtud, actua como uno espera que actue durante una
partida de caza al perseguir al jabali.


37
Templanza
Segun Aristoteles, la templanza es una virtud relacionada con los mismos placeres corporales—esperiflcamente el deleite en los placeres asociados con los sentidos del tacto y del gusto—que los animates comparten en comun con los hombres (III. 10.1118a23-26). Se caracteriza por el control de los apetitos, algunos de los cuales son naturales, como el deseo de comer y beber. Aristoteles afirma que, “To delight in such things, then, and to love them above all others is brutish” (III. 10.1118b3-4). En los apetitos naturales, solo es posible superar el deseo y los que anhelan un exceso de comida y bebida se llaman “belly-gods” porque se llenan con mas de lo necesario (III. 11.1118b 15-20). En relacion con la templanza, el vicio del exceso es la intemperancia y el hombre destemplado es guiado por sus apetitos. El vicio del defecto es la insensibilidad; un vicio que rara vez se encuentra. Aristoteles tambien distingue entre un exceso de placeres y un exceso de dolor y afirma que un exceso de placer constituye auto-indulgencia y culpabilidad, mientras que el hombre que evita un exceso de dolor es auto-indulgente. El hombre templado acepta voluntariamente la ausencia de placeres. En contraste, el hombre destemplado anhela los placeres corporales y se preocupa cuando carece de lo que anhela (III.
1118b32-l 119a5). Ademas, Aristoteles distingue entre el hombre que excede en su deseo de placer natural y el hombre que excede en su deseo de placeres particulares y enumera tres maneras en que el hombre auto indulgente puede tener un deseo excesivo: (1) complacerse en la manera incorrecta (2) disfrutar de algo de lo que no se debe obtener placer, y (3) deleitarse con algo mas que la mayoria de las personas (III. Ill 8b23-28). La templanza es una indicacion de que
un hombre ha ordenado su vida de acuerdo con la razon.


38
La templanza, para Aquino, es una virtud asociada con la razon correcta y sirve para evitar que el hombre actue solamente de acuerdo con sus pasiones y apetitos (AT II-II. 141.3). A1 igual que Aristoteles, Aquino sostiene que la templanza, o moderacion, tiene que ver con los placeres corporales. Es, en su esencia, la virtud que controla los impulsos del hombre hacia aquello que es placentero. La manifestation de la verdadera templanza es armoniosa con la naturaleza humana en el sentido de que se ajusta a la razon correcta. De la misma manera que la fortaleza tiene que ver con el miedo y la audacia, la templanza tiene que ver con el deseo y el placer: “.. .temperance, which denotes a kind of moderation, is chiefly concerned with those passions that tend towards sensible goods.. .and consequently with the sorrows that arise from the absence of those pleasures” (AT II-II. 141.3). Aquino tambien identifica la insensibilidad y la intemperancia como vicios o pecados, relacionados con la templanza y discute la intemperancia como un "pecado infantil" (II-II. 142.2). En el comentario de Brian Davies sobre la Summa, enfatiza la conexion de Aquino entre la moderacion y la templanza y resume la templanza como la moderacion del placer fisico (275). La templanza, por lo tanto, es necesaria en la practica de toda virtud para que el hombre tenga la capacidad de moderar entre el exceso y el defecto y apunte al medio.
Desde el comienzo de la novela, la naturaleza destemplada de don Quijote es evidente. La razon misma de sus aventuras es el resultado de la cantidad excesiva del placer que siente al leer las novelas de caballerias. Ignora sus deberes y, en su lugar, dedica su tiempo a la lectura:
Es, pues, de saber que este sobredicho hidalgo, los ratos que estaba ocioso... se daba a leer libros de caballerias, con tanta aficion y gusto, que olvido casi de todo punto el
ejercicio de la caza, y aun la administration de su hacienda; y llego a tanto su curiosidad


39
y desatino en esto, que vendio muchas hanegas de tierra de sembrada para comprar libros de caballeria en que leer, y as! llevo a su casa todos cuantos pudo haber dellos... (Cervantes, 22)
Carl Good sostiene que todas las aventuras de don Quijote estan motivadas por su adhesion a la "ley de la literatura”. Es decir, que el caballero esta tan dedicado a los libros de caballerias que modela su vida en las de los heroes y les permite guiar todas sus acciones (53). Sin embargo, pierde la marca porque don Quijote no cumple con la “ley de la literatura”; no esta solamente imitando ciegamente las acciones de los Caballeros ni esta intentando seguir el mismo arco narrativo que las novelas de caballeria sino que el reconoce la virtud y la bondad de los caballeros e imita la moralidad que exhiben. El argumento de Good fracasa cuando el afirma que, . .the hidalgo’s imitation f the law of literature is not only choosy about what is imitated by also excessive: an imitation of what was not strictly there in the original. In his faithfulness to the law of literature, don Quijote literally goes beyond this law” (57). Lo que Good percibe como "excesivo" es evidencia de que don Quijote se inspiro en los caballeros de los que lee; no es, como argumenta Good, evidencia de que don Quijote haya fracasado en su intento de seguir la “ley de la literatura”. Seria imposible para el imitar las novelas accion por accion porque el no vive en el momento en que fueron ambientadas. En cambio, se ve obligado a crear sus propias aventuras e imaginar a sus propios encantadores, lo que lleva a compensar en exceso su falta de verdadera aventura. Good reconoce, sin embargo, es una naturaleza de exceso en don Quijote. El excesivo deleite de don Quijote por los libros de caballerias hace que se vuelva loco y crea que
puede imitar la virtud de los caballeros en su propia epoca.


40
A1 seguir la filosofia de Aristoteles, don Quijote se muestra auto-indulgente porque el placer que obtiene de los libros de caballerias es mas de lo que obtienen los demas. Mas que simplemente complacerse con las novelas, don Quijote cree que su deber es recrear historias en su propio mundo: “En efecto, rematado ya su juicio, vino a dar en el mas estrano pensamiento que jamas dio loco en el mundo, y fue que le parecio convenible y necesario, asi para el aumento de su honra como para el servicio de su republica, hacerse caballero andante, y irse por todo el mundo con sus armas y caballo a buscar las aventuras..(Cervantes, 25). Es destemplado porque se deja consumir por aquello de lo que disfruta, es decir, las novelas de caballerias. En lugar de permitir que la razon correcta guie sus acciones, don Quijote es victima de sus pasiones y muestra el vicio del exceso con respecto a la virtud de la templanza. Nuevamente, es util comparar a don Quijote con Juan Palomeque. El posadero tambien disfruta de las novelas caballerescas, pero no con el mismo exceso que don Quijote. Juan Palomeque defiende su placer en las novelas al decir, “.. .no sere tan loco que me haga caballero andante, que bien veo que ahora no se usa lo que se usaba en aquel tiempo, cuando se dice que andaban por el mundo estos famosos Caballeros” (289). El deleite de Juan Palomeque, a diferencia de don Quijote, esta guiado por la razon correcta. Aquino pone mucho enfasis en el papel de la moderacion en la practica de la temperancia, un rasgo que don Quijote no tiene en lo que respecta a las novelas de caballerias. Debido a que el hombre destemplado no ha cultivado la habilidad de moderar el placer para encontrar el medio, la incapacidad de don Quijote para moderar su deseo de los libros de caballeria es, en ultima instancia, la base de su fracaso en las otras virtudes.
La templanza es otra virtud en la que el contraste entre don Quijote y Sancho Panza es evidente. Don Quijote no se fija en los placeres corporales. Sancho Panza, por el contrario, se


41
deleita en el placer corporal, especialmente en la comida y la bebida. En su encuentro con los pastores, tanto don Quijote como Sancho aceptan la comida que se les ofrece, pero Sancho continua tomando incluso despues de haber satisfecho su sed: “Sancho, asimesmo, callaba y comia bellotas, y visitaba muy a menudo el segundo zaque, que, porque se enfriase el vino, le tenian colgado de un alcornoque” (Cervantes, 90). En las bodas de Camacho, Sancho esta enamorado del festin de los alimentos y la libacion:
Todo lo miraba Sancho Panza, y todo lo contemplaba, y de todo se aficionaba. Primero le cautivaron y rindieron el deseo las ollas, de quien el tomara de bonisima gana un mediano puchero. Luego le aficionaron la voluntad los zaques y ultimamente las frutas de sarten... Y asi, sin poderlo sufrir ni ser en su mano hacer otra cosa, se llego a uno de los solicitos cocineros, y con corteses y hambrientas razones le rogo le dejase mojar un mendrugo de pan en una de aquellas ollas. (609)
Sancho, de nuevo, llena su plato con mas de lo necesario, demostrando asi el vicio del exceso en relacion con la templanza. Don Quijote, por el contrario, come solo lo necesario. Amado Alonso se refiere al apetito de don Quijote como una muestra de moderacion y templanza, “.. .don Quijote comia con admirable moderacion y templanza.. .Ninguna de esas citas que comiera sin moderacion o con sensualidad.. .No hay por que dudar que alguna vez tuviera don Quijote complacencia en comer, ya que era hombre; pero su complacencia no era de caracter goloso” (343). En el caso de la comida, Sancho es el que cae en el vicio, mientras que don Quijote, inspirado por los Caballeros en sus libros, es capaz de encontrar el medio entre la
intemperancia y la insensibilidad y practicar la virtud de la templanza.


42
CAPITULO IV LA JUSTICIA
Los diferentes tipos de la justicia
Estrechamente relacionada con el tema de la virtud es el de la justicia. A traves de la novela, se hace evidente la importancia de tanto la idea que tiene don Quijote de la justicia como el impacto que tiene la idea catolica de que la piedad pesa mas que la justicia. En los discursos de don Quijote—especificamente sobre la edad de oro y el debate entre las armas y las letras—el explica el objetivo de la caballeria, su opinion sobre la manera de llevar una vida virtuosa y su motivation para convertirse en un caballero andante. Don Quijote hace saber que, debido a que es un caballero andante, es su deber cumplir la ley natural, incluso si eso significa que debe ignorar la ley gubernamental. Los criticos han examinado el Quijote tiendo en cuenta el sentido de justicia que sostiene el protagonista. Algunos han llegado a la conclusion de que don Quijote se adhiere a una idea obsoleta de la justicia7 y otros discuten su sentido de la justicia como algo eterno y, por lo tanto, no estan sujetos a las reglas del hombre8. Don Quijote no descuida por completo las leyes gubernamentales de su tiempo, sino que intenta imponer una ley que promueve la imparcialidad y permite a los hombres actuar de acuerdo con la Bondad.
La justicia, segun Aristoteles, es el ejercicio completo de la plenitud de la virtud porque va mas alia del ejercicio de la virtud en relation con uno mismo y requiere el ejercicio de la virtud con los demas (V.I.1129b26-33). Los actos justos siempre son actos virtuosos: “...all men mean by justice that kind of state of character which makes people disposed to do what is just
7 Roberto Gonzalez Echevarria “The Knight as Fugitive from Justice: Closure in Part One of Don Quijote” 2006; Miguel Garcia-Posada “El episodio quijotesco de los galeotes: Ambigiiedad linguistica y significacion" 1981.
8 Fidel Fajardo-Acosta “Don Quijote y las maquinas infemales: vanidad del ejercicio de las armas'’ 1989


43
and makes them act justly and wish for what is just...” (V.1.1129a7-9). Todos los actos injustos tambien se relacionan con otro vicio que no sea la injusticia. Por ejemplo, el acto de adulterio puede estar relacionado con la injusticia o con la auto-indulgencia dependiendo de las circunstancias y de la disposicion del individuo (V.2.1130a23 -35). Con respecto al medio entre los dos vicios, la justicia difiere de las otras virtudes. Es un medio entre dos vicios en el sentido de que siempre se relaciona con otra virtud, pero la justicia en si misma no tiene un vicio de exceso. El vicio del defecto en relacion con la justicia es la injusticia. Aristoteles tambien distingue entre el tipo de justicia relacionado con la virtud en conjunto y lo que solo concierne a una parte de la virtud (la justicia particular). El diferencia entre lo ilegal y lo injusto. Para explicar esta distincion, utiliza la analogia de la relacion entre una parte y un todo. En otras palabras, al igual que toda una parte pertenece a la totalidad pero no toda la totalidad pertenece a la parte, tambien lo que es injusto es tambien ilegal pero no todo lo que es ilegal es injusto (V.
21130b8-13). La justicia a la que se refiere la legalidad generalmente se relaciona con la justicia en su conjunto porque el proposito de la ley es promover el bien comun y asegurar que los ciudadanos vivan de acuerdo con todas las virtudes (tambien se llama justicia legal). La justicia particular esta relacionada especificamente con la justicia distributiva en el sentido de que se refiere a la asignacion de honor, riqueza y cualquier otra cosa que pueda dividirse (V.
2.1130b 1-3). Dentro de su definicion de la justicia particular, Aristoteles distingue nuevamente entre dos tipos: distributivo y punitivo. Luego divide la justicia punitiva, o la justicia de la rectificacion, en voluntaria e involuntaria, citando transacciones como ventas, prestamos y compras como voluntarias porque su origen es voluntario. Las transacciones involuntarias se
etiquetan de este modo porque son clandestinas o implican fuerza. Transacciones como el robo,


44
el asalto, el encarcelamiento, el asesinato y el insulto se consideran, para la vlctima, involuntarias (V.2.1130b30-1131a9). En resumen, por un lado, la justicia legal se refiere a la virtud en su conjunto; es decir, se incumben al bien comun. Por otro lado, la justicia particular, se refiere a bienes que son divisibles. Esta division es importante, porque Aristoteles identifica el bien comun como algo que puede ser compartido por todos sin ser disminuido.
Aquino esta de acuerdo con la justicia aristotelica en que Aquino tambien afirma que la justicia es una virtud en relacion con otras personas porque implica la igualdad y el hecho de que los actos justos son siempre actos virtuosos. Argumenta que la justicia regula las operaciones humanas pero de una manera diferente a la virtud de la templanza en que la justicia se refiere a las operaciones en lugar de las pasiones. El dice que la definicion correcta de justicia es, “.. .a habit whereby a man renders to each one his due by a constant and perpetual will” (ATII-II.
58.1). Aquino tambien distingue entre justicia legal y justicia particular. Sostiene que la justicia legal esta dirigida hacia el bien comun y que la justicia particular esta dirigida hacia las relaciones del hombre con los demas. Mientras que la justicia legal tiene que ver con el bien de la comunidad, la justicia particular tiene que ver con el bien de la persona (5TII-II.8.7). Debido a que la justicia es la practica de la virtud en relacion con los demas, solo se refiere a objetos y acciones externas (ATII-II.58.8). En su comentario sobre la Etica, Aquino hace referenda a la justicia y el medio entre el vicio del exceso y el vicio del defecto y explica que, segun Aristoteles, “... it [la justicia] can be called a mean by reason of its effect inasmuch as it constitutes a mean, since its act is a just operation which is a mean between doing what is unjust and bearing the unjust” (316-7). Tambien discute el significado de la justicia en la Summa, y
declara que la justicia es el verdadero medio en el sentido de que es el intermedio entre mayor y


45
menor, es decir, la igualdad. El coloca la justicia legal como la mayor virtud porque lo que esta destinado al bien comun es tambien superior al que esta destinado solamente al bien del individuo. En el caso de la justicia particular, tambien trasciende las otras virtudes por dos razones. Primero, porque la justicia esta en el apetito racional, en lugar del apetito sensible, que es la parte mas excelente del alma. Segundo, porque se preocupa por el bien de otro mas que por el bien propio (ST II-II. 58.12). En la discusion de la justicia, tambien es importante identificar la injusticia, su contrario y su vicio. La injusticia que es contraria a la justicia legal condena el bien comun. Por lo tanto, todos los vicios estan relacionados y tienen el caracter de la injusticia porque rechazan el bien de la comunidad (II-II.59.1). Aquino nota que, “To suffer an injustice and to do an injustice are contraries” (II-II.59.2) y que es mejor sufrir o aguantar una injusticia que hacer una injusticia a otro.
Don Quijote, Sancho y la justicia
Don Quijote cree que el objetivo y el proposito de la caballeria es garantizar la justicia y la paz en el mundo. Es la tarea de los soldados y de los Caballeros andantes ser ejemplos de la virtud, administrar justicia y hacer la voluntad de Dios:
Quiero decir que los religiosos, con todo paz y sosiego, piden al cielo el bien de la tierra, Pero los soldados y Caballeros ponemos en ejecucion lo que ellos piden, defendiendola con el valor de nuestros brazos y filos de nuestros espadas, no debajo de cubierta, sino al cielo abierto, puestos por bianco de los insufribles rayos del sol en el verano y de los erizados yelos del invierno. Asi, que somos ministros de Dios en la tierra, y brazos por
quien se ejecuta en ella Su justicia. (101)


46
A lo largo de la novela, muchas veces en conversation con Sancho, don Quijote explica su idea de la justicia y el papel que desempena la caballeria en la ejecucion de la justicia en el mundo. El dice que los Caballeros andantes deben entender la justicia en todas sus formas, tanto particular como legal . .para dar a cada uno lo que es suyo y lo que le conviene” y que deberian entender la teologia . .para saber dar razon de la cristiana ley que profesa, clara y distintamente, adondequiera que le fuere pedido” (593). Las opiniones de don Quijote con respecto a la caballeria hablan en un nivel mayor de su mision como un todo. La funcion de la caballeria es doble, como lo es la tarea de don Quijote: restablecer la virtud en el mundo y tener como fin la felicidad final y el Cielo. El elige la caballeria debido a esta misma similitud; escoge la vocacion que tiene la misma meta que el. Don Quijote tambien tiene un deseo idealista de regresar a un pasado en que la ley era armoniosa con la virtud y con la ley natural.
De nuevo, es relevante hacer referenda al discurso de don Quijote sobre las armas y las letras. Describe el fin de las letras como la regulacion de la justicia distributiva (345). Esto esta en armonia con las definiciones de la justicia legal de Aristoteles y de Aquino. Don Quijote, sin embargo, cree que las armas son superiores a las letras porque “.. .they struggle for peace outside of the guarantees of law, while letters bring about merely a form of distributive justice within legal institutions” (Good, 62). Don Quijote, en su discusion sobre las armas y las letras, expresa su preocupacion y su falta de confianza en la ley gubernamental, la justicia legal. Es decir, el no cree que las letras (o sea, la justicia distributiva) son un medio suficiente para garantizar la justicia. Mas bien, el cree que es necesario incluir tambien la practica de las armas para proporcionar la justicia y la paz porque los hombres de armas tienen la capacidad de ejecutar la ley natural junto con la ley gubernamental. En el discurso de la Edad de Oro, don Quijote


47
implica un desacuerdo con la ley moderna y la manera en que se aplica. Opina que en su edad se aplica la justicia legal sin restricciones y por capricho del individuo en lugar de una base en virtud (90). Aristoteles y Aquino argumentan que el proposito de la justicia legal es garantizar la promotion del bien comun y que los ciudadanos vivan de acuerdo con la virtud. Don Quijote, en este discurso, sugiere que la ley de su edad ya no se respeta eso y que es su proprio deber restablecer el sentido apropiado de la justicia en el mundo. Por lo tanto, la idea de justicia de don Quijote a veces no tiene en cuenta la ley gubernamental, especificamente la Santa Hermandad. Roberto Gonzalez Echevarria llega a declara, “Don Quixote is the first hero in the Western tradition to be a fugitive from justice, and whose life is defined by flight from the from the authorities of an organized state” (123). Gonzalez Echevarria reconoce un elemento crucial en la mision de don Quijote: que don Quijote no se considera un defensor de la justicia legal ni se considera leal a ningun tipo de autoridad legal. La lealtad de don Quijote es a su propia meta, a vivir una vida de virtud e intentar encontrar la felicidad y alcanzar el Cielo.
Don Quijote cree que responde a una ley mas alta que la de la Santa Hermandad. En su busqueda de aventuras, don Quijote comete varios delitos, entre ellos: robar la bacia del barbero, negarse a pagar su estadia en la venta de Juan Palomeque, asaltar al hombre vasco y liberar a los galeotes. La intention de don Quijote en estos crimenes, sin embargo, no es actuar en contra de la justicia legal, sino cumplir con su propia idea de la justicia. Roba la bacia del barbero solamente porque cree que es el Yelmo de Mambrino; el realmente cree que esta exento de pagarle a Juan Palomeque porque ninguna de las novelas de caballerias menciona que los caballeros paguen su alojamiento; ataca al vasco para proteger a las doncellas y a si mismo; y
libera a los galeotes porque cree que su encarcelamiento es injusto. A pesar de desafiar la justicia


48
legal de la epoca, don Quijote todavla actua de acuerdo con la justicia aristotelica y tomista. Don Quijote no hace cumplir la ley moderna; eleva la ley a un proposito superior. Segun don Quijote, el proposito de la ley gubernamental es garantizar, no solo que cada hombre reciba lo que se le debe, sino que tambien es garantizar que las comunidades puedan vivir en paz. En otras palabras, la ley gubernamental debe tener como la base tanto el bien del individuo como el bien de la comunidad. Solo de esta manera, la justicia legal puede corresponder a la ley natural y lograr que todos los ciudadanos busquen la virtud como el fundamento de la comunidad. Aunque don Quijote comete delitos contra la justicia legal, lo hace para unir la justicia legal y la ley natural.
El sentido de la justicia que tiene don Quijote esta casi siempre dirigido al beneficio de las personas con las que se encuentra. Aunque espera recibir honores por sus actos, tambien actua de acuerdo con el bien del otro, la persona a quien esta tratando de ayudar. La primera vez que abandona su hogar, conoce a Andres, un joven que esta siendo golpeado por su amo. Busca rectificar lo que cree que es un castigo injusto. En esta situacion, don Quijote no tiene nada que ganar, pero hace lo que cree ser justo. Se enorgullece de su capacidad para ser un “buen juez” y deja a Andres y su amo “... con gran satisfaccion de si mismo... ” y “... desta manera deshizo el agravio el valeroso don Quijote, el cual, contentisimo de lo sucedido, pareciendole que habia dado felicisimo y alto principio a sus caballerias...” (Cervantes, 45). De la misma manera en que Aristoteles sostiene que el hombre desleal tambien es injusto, don Quijote percibe al amo de Andres como un hombre desleal y su castigo como desleal y, por lo tanto, tambien declara al amo injusto. En su intento de corregir el mal, don Quijote ejemplifica la virtud de la justicia. Sin embargo, el hecho de que don Quijote no ejerza la virtud perfecta en este caso radica en su
incapacidad para prever las consecuencias de sus acciones. No puede anticipar la consecuencia


49
de que, debido a su intervention, Andres sera castigado mas severamente. Por consiguiente, don Quijote no muestra un vicio con respeto a la virtud de la justicia, sino mas bien con respeto a la sabiduria practica. Un elemento de la sabiduria practica es lo ingenioso9, una facultad que Aristoteles describe como una habilidad . .to be able to do the things that tend toward the mark we have set before ourselves, and to hit it” (VI. 12.1114a24-26). Don Quijote es incapaz de lograr su objetivo de liberar a Andres del castigo y, por esa razon, falla en la implementation de la facultad de la ingenuidad. Sin embargo, don Quijote encuentra el medio de justicia en el sentido de que no permite que persista un acto injusto.
El sentido aristotelico de justicia que tiene don Quijote es evidente en la aventura con los galeotes. Cuando el y Sancho se encuentran con los galeotes encadenados, el percibe el forzamiento de estos hombres “a servir al rey en la galeras” (Cervantes, 180) como un castigo en contra de su derecho inherente al libre albedrio. A don Quijote le molesta la palabra ‘forzar’. El se enfoca en la idea de la fuerza y la implication de que los galeotes no estan sirviendo al rey por su propio deseo o su propio voluntad, sino por obligation. Segun Aquino, el libre albedrio es la capacidad del hombre de elegir lo que quiere con el fin de cumplir con su deseo (AT 1.83.3). Tambien explica que el hombre debe obedecer la ley humana (AT 1.97.3). Entonces, debido a que los galeotes han violado voluntariamente la ley, se ven obligados a obtener una restitution por una injusticia pasada. Don Quijote le pregunta a cada uno de los galeotes la razon de su castigo y cada uno le da una description creativa y romantica del crimen. Por ejemplo, el primer hombre dice que esta siendo castigado por estar enamorado cuando en realidad es un ladron: “No son los am ores como los que vuestra merced piensa.. .los mios fueron que quise tanto a una canasta de
9 Lo ingenioso en si tiene una moralidad ambigua.


50
colar atestada de ropa blanca, que la abrace conmigo tan fuertemente, que, a no quitarmela la justicia por fuerza, aun hasta agora no la hubiera dejado de mi voluntad” (181). A pesar de que el galeote admite su mal y no expresa arrepentimiento, don Quijote cree que fue injustamente retenido y denegado su autonomia. En la explicacion de Aristoteles de las transacciones involuntarias, el incluye el encarcelamiento como un tipo de rectificacion. Es decir, es un tipo de transaccion entre hombres que modifica una accion injusta previa en proporcion a esa accion injusta (V.2.113 lal-9). En este caso, es Sancho quien intenta explicar este principio a don Quijote: “No digo eso... sino que es gente que por sus delitos va condenada a servir al rey en las galeras, de por fuerza” (180). Sancho entiende que los criminales son obligados involuntariamente a completar su castigo como resultado de un acto voluntario injusto que cometieron en el pasado. Don Quijote, sin embargo, cree que es contra la ley natural que alguien se vea obligado a hacer algo contra su voluntad. Por lo tanto, libera a los esclavos de la galera diciendo: “.. .quiero rogar a estos senores guardianes y comisario sean servidos de desataros y dejaros ir en paz, que no faltaran otros que sirvan al rey en mejores ocasiones, porque me parece duro caso hacer esclavos a los que Dios y naturaleza hizo libres” (188). Al hacerlo, reafirma su creencia de que el ha sido enviado por Dios para convertirse en un caballero andante y restaurar la paz en el mundo. Sin embargo, esto no implica que don Quijote no este de acuerdo con la designacion de Aristoteles de la justicia punitiva, sino que don Quijote exagera el aspecto del libre albedrio y, por lo tanto, disminuye la necesidad de que los galeotes rectifiquen sus acciones injustas.
Aunque ni Aristoteles ni Aquino identifican un exceso de justicia, hay un tema prevaleciente en la doctrina cristiana de que la misericordia de Dios supera su justicia. Esta idea


51
proviene principalmente del Nuevo Testamento: “Pues los que no han tenido compasion de otros, sin compasion seran tambien juzgados, pero los que han tenido compasion saldran victoriosos en la hora del juicio” (Version Popular Catolico, Santiago 2:13). El hombre debe imitar a Dios y su naturaleza misericordiosa para que recibir misericordia despues de la muerte y entre en el Cielo. Aquino discute la relacion entre misericordia y justicia en el Summa. Explica: . .justice must exist in all God’s works. Now the work of divine justice always presupposes the work of mercy... so in every work of God, viewed at its primary source, there appears mercy” (ST 1.21.4). Es decir, en relacion con la humanidad, Dios es tanto misericordioso como justo; los dos conceptos no se oponen uno al otro. Mas bien, los dos se complementan y son signos del amor de Dios por la humanidad: “... although mercy exceeds the demand for justice, surpassing it, justice is not undercut, but rather fulfilled” (Echeverria, Eduardo). En cuanto a don Quijote, por ser catolico, el trata de actuar de acuerdo con la idea de que la piedad tiene mas peso que la justicia. Don Quijote, al imitar la misericordia de Dios, libera a los galeotes. De la misma manera en que Dios perdona los pecados de la humanidad, don Quijote perdona los crimenes de los galeotes. Debido al hecho de que no existe un vicio de exceso en lo que respecta a la justicia, don Quijote ve la liberacion de los galeotes como la perfeccion de la justicia. Les esta permitiendo que sean libres porque ve la libertad como su derecho humano inherente, de acuerdo con la ley natural.
Debido a que don Quijote rechaza la justicia legal y aparentemente contradice su propia meta, es decir, restablecer la justicia en un mundo corrupto, hay una gran cantidad de criticas que han analizado la aventura de los galeotes. Anthony Close analiza el episodio en el contexto de que es una parodia del genero picaresco. Compara a Gines de Pasamonte con Guzman de Alfarache y argumenta que, “All this is intended as a mocking antithesis of Don Quixote’s


52
idealistic altruism..(18) y que los varios intentos de don Quijote por la misericordia o por la justicia son simplemente una imposition de otros generos de literatura sobre su realidad. Este episodio hace mas que eso; tambien muestra el intento de don Quijote por alcanzar la virtud. Aunque lo hace incorrectamente, la intencion de don Quijote de liberar a los hombres de las galeras no es devolver a los hombres peligrosos y criminales a la comunidad, sino que es entregar a cada hombre lo que le corresponde, lo que, segun Aquino, es la defmicion de justicia (ATII-II.58.1). Las acciones de don Quijote, sin embargo, parecen estar separadas de sus palabras en el sentido de que sus acciones no siempre tienen una consecuencia positiva o justa: “Desgraciadamente, la sabiduria de don Quijote no se extiende a tanto que le permita darse cuenta de la contradiccion entre sus palabras y sus actos.. .El mal no puede ser combatido con el mal pues de hacerlo asi se incurre una contradiccion” (Fajardo-Acosta, 18-9). Aunque don Quijote pretende ejercer la justicia, sus acciones no siempre llevan al cabo su meta. En la discusion de la virtud y de la bondad de las acciones de don Quijote, McGrath introduce el principio del doble efecto. El principio del doble efecto propone que un acto puede ser bueno a pesar de los efectos negativos o malos. Para que este principio sea aplicable a una accion, se deben cumplir cuatro criterios: “.. .the act must be good, or at least morally neutral; the evil consequence must not be the motivating factor of the act; the good consequence must not be the result of the evil consequence; and the intended good consequence must equal or outweigh the evil consequence” (McGrath, 372). Don Quijote esta actuando de acuerdo con lo que el cree que es la verdadera justicia. Asi el principio del doble efecto, entonces, se aplica a la liberacion de los galeotes (AT II-11.64.7). A pesar de que algunas de sus acciones tienen resultados indeseables,
don Quijote nunca crea intencionalmente una situacion injusta, lo que demuestra su incapacidad


53
para actuar de acuerdo con la virtud perfecta. El solo mira hacia el fin de sus acciones en lugar de evaluar las consecuencias inmediatas. Aunque don Quijote esta tratando de alcanzar la felicidad y la virtud por su propio bien, esta intentando hacerlo mediante la realization de actos virtuosos por el bien de los demas. En resumen, don Quijote busca la virtud y el logro del Cielo a traves de actos de caridad y justicia hacia los demas.
Cuando el duque designa a Sancho como gobernador de una insula, una vez mas entra en juego el debate entre armas y letras. El duque le dice a Sancho, “Vos, Sancho, ireis vestido parte de letrado, y parte de capitan, porque en la insula que os doy tanto son menester las armas como las letras y las letras como las armas” (Cervantes, 751). En otras palabras: Sancho tendra que exhibir tanto la justicia particular como la justicia legal. Sancho entiende la importancia de su nuevo cargo, no solo para aquellos a quienes gobernara, sino tambien para su vida eterna: “Que yo pugnare por ser tal gobernador, que a pesar de bellacos, me vaya al cielo” (751). Este momento en el que Sancho es promovido de escudero a gobernador es fundamental en el crecimiento del caracter de Sancho. Define su independencia y le permite al lector conocer a Sancho sin la supervision de don Quijote. Sancho se convierte en un personaje activo porque influye en el desarrollo de la trama y cultiva su propia virtud en lugar de actuar como una comparacion a don Quijote. Antes de partir a Barataria, Sancho recibe consejos de don Quijote sobre como gobernar adecuadamente. Donald W. Bleznick sostiene que los consejos que don Quijote le da a Sancho actuan como evidencia de la familiaridad de Cervantes con la teoria politica y con la literatura de su tiempo: “The political concepts uttered by Don Quijote constitute, in essence, a realistic, miniature version of the literature de regimine principum which
had its roots in the Middle Ages.. .the author’s vital awareness and utilization of contemporary


54
Spanish political literature will be underscored” (62). Sin embargo, los consejos de don Quijote tambien estan llenos de recomendaciones morales sobre como vivir una vida virtuosa y justa de acuerdo con la etica aristotelica y tomista, y como alentar a las personas que gobierna con el ejemplo. El enfatiza la importancia de la justicia y de la misericordia para gobernar y ganarse el respeto de los ciudadanos: . .aunque los atributos de Dios todos son iguales, mas resplandece y campea, a nuestro ver, el de la misericordia que el de la justicia” (Cervantes, 754). Aquino identifica la misericordia como una virtud, pero solo mientras se cumpla la justicia. Es decir, aquellos que merecen un castigo deben recibir un castigo, pero aquellos que piden perdon deben recibir misericordia (AT II-II.30.3). Don Quijote muestra su comprension de la justicia y de la misericordia en su consejo a Sancho y, a su vez, Sancho Panza demuestra su comprension y la practica de los conceptos en su gobernacion de Barataria. En sus primeros actos como gobernador, Sancho debe escuchar las quejas de los ciudadanos de Barataria yjuzgar en disputas civiles. En cada caso presentado ante Sancho, el es sorprendentemente sabio y justo. Aunque el sentido de justicia de don Quijote y Sancho provienen de fuentes diferentes, en cuanto a la gobernacion de Sancho, ambos demuestran su capacidad para actuar con justicia y su deseo de recrear un mundo de justicia y caridad.
En su totalidad, como articula John A. Crow, el Quijote “.. .is a treatment of human character, truth, and justice” (196). A traves de sus aventuras, don Quijote y Sancho Panza tratan de implementar la justicia aristotelica y tomista. Si bien el objetivo de ambos protagonistas es garantizar tanto el bien del individuo como el bien de la comunidad, hay casos en que don
Quijote y Sancho fallan en cumplir perfectamente con las ideas de la justicia de Aristoteles y de


55
Aquino. Don Quijote, en particular, entiende la necesidad de unir la justicia legal y la ley natural pero, debido a su tendencia hacia el exceso, es incapaz de unificar apropiadamente las dos ideas.


56
CAPITULO V LA AMISTAD
El mejor tipo de la amistad
La relation entre don Quijote y su escudero, Sancho Panza, es uno de los aspectos mas fundamentals en el analisis del Ouijote. La influencia reclproca que ambos tiene desarrollan ha sido el foco de muchas interpretaciones crlticas de la novela. Don Quijote y Sancho han sido un tema de criticos que etiquetan a don Quijote como el educador o el maestro de su escudero,10 y quien transmite su locura a Sancho. Tambien hay criticos que evaluan la amistad entre los personajes y como esta amistad afecta la trama de la novela11. Su relation, que se convierte en una amistad, es evidencia del intento de Sancho y don Quijote de alcanzar la virtud. Las conversaciones entre ellos revelan sus motivaciones y sus deseos de alcanzar la verdadera felicidad y el Cielo, y el desarrollo de su amistad refleja su desarrollo individual de la virtud.
Aristoteles considera que la amistad es uno de los componentes mas importantes de la vida de un hombre. Comienza su discusion sobre la amistad diciendo: “For without friends no one would choose to live, though he had all other goods...” (VIII. 1.1155a5-6). Continua describiendo las formas en que la amistad ayuda a los hombres de todos los niveles sociales y edades. La amistad esta conectada a la justicia ya que la armonia entre los estados politicos es similar a la amistad y tambien en que la justicia debe existir entre los amigos (VIII.
1.1155a23-29). La justicia entre amigos se mantiene aun estandar mas alto que la justicia entre asociados, porque “.. .injustice increases by being exhibited towards those who are friends in a
10 Fernando Sainz “Don Quijote educador de Sancho” 1951
11 Idoya Puig “The Portrayal of Friendship in Don Quijote 2000; Mariugenia Aguilera Gallardo “Don Quijote y Sancho enaltecen la amistad” 2011; Pedro Lain Entralgo “La convivencia entre Don Quijote y Sancho” 1986


57
fuller sense..(VIII.9.1160a3-4). Aristoteles identifica la amistad como algo noble, y por eso la incluye como una virtud y como un elemento de la felicidad. La base del amor es el deseo y el objeto del deseo determina el tipo de amistad. La amistad existe cuando hay un deseo mutuo por la buena voluntad del otro. Aristoteles caracteriza tres tipos de amistad: utilitaria, agradable y perfecta. La amistad util esta marcada por su propension al cambio y se produce entre dos personas que pueden proporcionarse bienes entre si. Debido a que existe por el bien del individuo, cuando el individuo alcanza ese bien, la amistad utilitaria se disuelve (VIII. 3.1156a21-23). La amistad agradable se produce entre dos personas que se complacen mutuamente. Al igual que la amistad util, se disuelve facilmente porque el placer puede cambiar rapidamente. Tambien existe por el bien del individuo (VIII.3.1156a37-l 156b2). La amistad perfecta se caracteriza por la bondad y por la virtud de las personas involucradas (VIII.
3.1156b 13-14). Este tipo de amistad tambien se considera util y agradable. Es la forma mas elevada de amor y de amistad y dura con tal de que sea buena. Es decir, con tal que la amistad sea virtuosa. La amistad perfecta es superior a los otros dos tipos porque incluso las personas malas (no virtuosas) pueden mantener una amistad utilitaria o agradable, pero la amistad perfecta se basa en la bondad (VIII.4.1157b 1-4). La amistad, al igual que las virtudes morales, es un estado de caracter, ya que requiere amor mutuo y requiere una eleccion deliberada. El amor que un hombre tiene para si mismo es igual al amor que tiene para su amigo (VIII.5.1157b34-36). En las amistades entre desiguales, el amor compartido debe ser proporcional (VIII. 14.1163a24-30). La esencia de la amistad es mas el acto de dar amor que el acto de recibir amor.
Segun Aquino, la amistad es la combinacion de amor y de benevolencia y esta directamente conectada a la virtud de la caridad. La caridad es una virtud que se asocia con el


58
amor que el hombre tiene por Dios. En su esencia, la caridad es el deseo del hombre de amar a Dios sobre todo. Tambien refiere al amor supernatural que el hombre tiene para la humanidad. La caridad le permite al hombre, por el amor a Dios y por el deseo de unirse con Dios en el Cielo, amar a su projimo (Sollier). De acuerdo con Aristoteles, Aquino define la amistad como el deseo mutuo de buena voluntad entre dos hombres. Tambien relaciona la amistad con la justicia en que es una . .moral virtue about works done in respect of another person” (ST II-II.23.3), A diferencia de la justicia, que tiene que ver con el deber legal, la amistad y la caridad tienen que ver con el deber moral. Aquino no identifica la amistad como una virtud en si misma, sino como una consecuencia de vivir una vida virtuosa (5TII-II.23.3). Aquino incluye el amor a los enemigos en su discusion sobre la caridad y la amistad. El amor que uno tiene por un amigo debe extenderse tambien a aquellos a quienes el amigo ama. Incluso si esas personas son odiosas o hirientes, es un deber del hombre amarlas por caridad. Debido a que el fin ultimo de la virtud es el logro del Cielo, todas las obras de caridad se dirigen, en ultima instancia, hacia Dios. Por lo tanto, el hombre ama a sus enemigos por caridad y en relacion con Dios (ATII-11.23.1). La mayor manera en que los cristianos pueden comprobar su amor por Dios es expresar su amor por los demas hombres y por la humanidad en su totalidad. Amandose unos a otros, el hombre participa en el amor de Dios. Segun la Biblia, la caridad es la mayor de las virtudes: “Tres cosas hay que son permanentes: la fe, la esperanza y el amor [caridad]; pero la mas importante de las tres es el amor [caridad]” (Version Popular Catolica, 1 corintios 13:13). Aquino explica que la razon por la cual la caridad es la mayor de las virtudes es porque la caridad busca la unidad con Dios, mientras que la fe y la esperanza buscan la verdad y la bondad de Dios (ATII-II.23.6). Es decir,
la fe y la esperanza buscan obtener algo de Dios, mientras que la caridad busca estar con Dios.


59
La ideas de Aquino estan de acuerdo con la division y caracterizacion de Aristoteles de los tres tipos de amistad: utilitaria, agradable y perfecta. Ademas, Aquino tambien identifica la afabilidad como un tipo especial de virtud. La afabilidad consiste principalmente en obras o en hechos externos y, tal vez, puede entenderse mejor como amabilidad. Esta virtud existe debido al amor natural del hombre hacia todas las personas, pero no tiene los mismos requisitos que la amistad (ATII-II. 114.1). De nuevo, este tipo de amistad se relaciona con la justicia porque es una virtud ejercida en relacion con los demas.
La evolucion de la relacion entre don Quijote y Sancho Panza
Al comienzo de la novela, la relacion entre don Quijote y Sancho Panza es lo que Aristoteles define como una amistad utilitaria. Don Quijote necesita un escudero que lo ayuda en su viaje. Sancho, a su turno, quiere una compensacion monetaria y la insula que le prometio don Quijote; ambos personajes buscan algo del otro. Despues de armarse caballero andante, don Quijote decide regresar a su aldea para seguir los consejos del ventero y recopilar todo lo necesario para ser un verdadero caballero andante, incluyendo a un escudero. Yaha pensado en persuadir a su vecino, Sancho Panza, para que lo acompane en sus aventuras y le promete una insula a cambio de su servicio. Sancho es convencido por las promesas de don Quijote y cuida de recordarle a su amo, “Mire, vuestra merced, senor caballero andante, que no se le olvide lo que de la insula me tiene prometido, que yo la sabre gobemar por grande que sea” (66). En este punto de la novela, ni Sancho Panza ni don Quijote estan preocupados en la relacion entre ellos, sino en sus propios bienes. En su discusion sobre la amistad de la utilidad, Aristoteles senala que, a
menudo, hay quejas entre los amigos, porque cada uno desea su propio bien mas que el bien del


60
otro (VIII. 13.1116b 17-18). Esto es caracteristico de la relation initial entre Sancho y don Quijote:
Yo sail de mi tierra y deje hijos y mujer por venir a servir a vuestra merced, creyendo valer mas y no menos. Pero como ‘la codicia rompe el saco’, a mi me ha rasgado mis esperanzas, pues cuando mas vivas las tenia que alcanzar aquella negra y malhadada insula que tantas veces vuestra merced me ha prometido, veo que, en pago y trueco della, me quiere ahora dejar en un lugar tan apartado del tratado humano. jPor un solo Dios, senor mio, que non se me haga tal desaguisado! (158)
La declaration de Sancho tambien demuestra que la relation entre don Quijote y Sancho Panza es entre desiguales. Don Quijote y Sancho difieren socialmente, culturalmente, fisicamente e intelectualmente (Duran, 216). Sancho es el escudero de don Quijote, por lo que, para que su amor sea proportional, segun Aristoteles, deberia amar a don Quijote mas de cuanto don Quijote lo ama. En su articulo “La convivencia entre don Quijote y Sancho”, Pedro Lain Entralgo presenta la pregunta “<^Son don Quijote y Sancho Panza amigos?” y responde a la pregunta desde la perspectiva de la etica aristotelica: “Aristoteles lo habria negado, porque para el no puede haber amistad sin cierta igualdad entre los amigos.. .igualdad en condition social, en formation, en gustos. No era este el caso de Don Quijote, hidalgo culto, y Sancho, rudo labrador” (32). En los capitulos iniciales de la primera parte, su amistad si sigue la filosofia de Aristoteles con respecto a la amistad entre desiguales. Sancho muestra gran cuidado y preocupacion por su amo. En la aventura de los molinos de viento, Sancho corre hacia don Quijote para asegurarse de que su amo no este gravemente herido (68). En contraste, don Quijote deja a Sancho en la venta
despues de retener el pago al ventero y deja que Sancho soporte el castigo (139). Don Quijote no


61
lo hace por una naturaleza maliciosa, sino porque se reconoce a si mismo como el superior de Sancho y actua en consecuencia. Sin embargo, a medida que la novela avance, y a medida que Sancho y don Quijote pasen mas tiempo conociendose, encuentran un punto en comun en el que basan su amistad: las aventuras.
Aunque su relacion comienza como puramente utilitaria, tambien se vuelve agradable.
Comienzan a disfrutar de las conversaciones que tienen mientras buscan aventuras. En la
aventura de los mazos de batan, en la madrugada cuando don Quijote y Sancho se dan cuenta de
que el ruido que tanto temian era simplemente el sonido de los mazos de batan, ambos
personajes comienzan a reir. Es un momento concreto de crecimiento en su amistad, que ya no
solo se acompanan para alcanzar un fin, sino tambien porque se complacen mutuamente. Edwin
Williamson, en su articulo “The Power-Struggle between Don Quixote and Sancho: Four Crises
in the Development of the Narrative”, identifica el episodio de los batanes como un momento
crucial en la relacion entre Sancho y don Quijote asi que presenta la primera situacion en que se
pone en cuestion la dinamica entre los dos personajes. Williamson observa que los dos solo se
rien juntos hasta el momento en que Sancho, burlandose de don Quijote, imita su retorica
caballeresca. Luego, don Quijote restablece su autoridad porque, como anota Williamson, siente
que, burlandose de su vocacion como caballero andante, Sancho amenaza la autoridad de don
Quijote. Sin embargo, por tern or, Sancho retoma rapidamente su papel de inferior de don
Quijote: “And so long as Sancho is in fear of Don Quixote he will never lose his habit of
deference and never challenge his master’s authority” (843)12. Esta lucha de poder que
Williamson reconoce no es una lucha para ejercer la autoridad, sino una lucha para practicar la
12 Quizas un tema importante para explorar aun mas seria si Sancho teme ofender a don Quijote por respeto a la autoridad y superioridad de don Quijote o por temor a perder su insula.


62
virtud. Es decir, la creciente amistad entre don Quijote y Sancho Panza, segun Aristoteles, debe ser proporcional porque, por lo tanto, son desiguales entonces, lo que parece una lucha de poder, es una representation de su intencion de llevar a cabo una amistad apropiada. La risa y la alegria que comparten ante lo absurdo de sentirse asustados por los mazos de batan demuestran el deleite que estan comenzando a obtener de la compania de cada uno. La reprimenda que don Quijote le da a Sancho y, a su vez, la disposicion de Sancho para regresar a su papel de escudero de don Quijote ilustra su reconocimiento del cambio de su amistad y su incapacidad para cumplir con los estandares de un nuevo tipo de amistad.
El tema de la amistad prevalece a traves de la novela y en muchas de las aventuras. Una de las bromas que hacen los duques a don Quijote y a Sancho es el desencanto de Dulcinea. Sancho ya le mintio a don Quijote diciendole que Dulcinea habia sido encantada (II. 10) y sera la duquesa quien le convence a Sancho de que Dulcinea realmente haya sido encantada. Los duques crean una situacion en que Sancho y su amo se encuentran con personajes famosos de las novelas de caballerias. En este episodio, Merlin le dice a don Quijote que, para desencantar a Dulcinea, Sancho debe azotarse 3.300 veces. Cuando Sancho se niega a auto-flagelarse, don Quijote recurre a su autoridad como amo de Sancho. Edwin Williamson (“Avellaneda y la crisis de autoridad en la segunda parte del Quijote”) senala la importancia y la complejidad de este episodio en el desarrollo de la relacion entre Sancho y don Quijote:
Este extraordinario episodio ha recibido muy poca atencion de los criticos. De hecho, no conozco ninguna interpretacion del Quijote que tome en consideracion esta escandalosa
pelea de los dos personajes, quizas porque supone una violacion de una idea muy


63
arraigada en el cervantismo—la creciente fraternidad que supuestamente caracteriza la relacion entre don Quijote y Sancho. (126-7).
Don Quijote llama a Sancho traidor, porque se niega a ayudar a su amo, pero Williamson propone la idea de que don Quijote es el traidor, ya que obliga a Sancho a hacer algo en contra de su voluntad: .. en su desesperado intento de liberar a Dulcinea, don Quijote decide darle el mismo los azotes a Sancho, es decir, abusa de su autoridad para conseguir unicamente sus propios intereses, traicionando, por ello, el pacto reciproco en que se fundaba la relacion” (127). Williamson continua explicando que esta escena en particular introduce una lucha de poder entre el escudero y el amo. Dentro del contexto de la amistad y la virtud aristotelica y tomista, don Quijote, en este episodio, no desea el bien de Sancho, sino que utiliza a Sancho como medio para un fin propiamente egoista. A1 hacerlo, don Quijote destruye la amistad que los dos habian estado cultivando. El demuestra su propio egoismo y, al caer victima de sus pasiones, don Quijote provoca la reversion de la amistad entre los dos en una amistad de utilidad. Aristoteles explica que este cambio en la relacion ocurre cuando las dos personas no son “.. .friends in the spirit in which they think they are” (IX.3.1165b6-7). Obviamente, Sancho esta sorprendido por la insistencia de don Quijote en desear herir a su escudero para liberar a Dulcinea: “Ni quito rey, ni pongo rey... sino ayudame a mi, que soy mi senor. Vuesa merced me prom eta que se estara quedo y no tratara de azotarme por agora. Que yo le dejare libre y desembarazado. donde no, aqui moriras, traidor, enemigo de dona Sancha” (864). Aunque Williamson sostiene que este episodio representa la lucha de poder que existe entre don Quijote y Sancho, este episodio muestra una vez mas el esfuerzo que ambos personajes experimentan en su intento de lograr una amistad
virtuosa. Sancho, en este caso, intenta establecer la igualdad entre el y su amo. Cuando Sancho


64
se defiende, lo hace “a brazo partido”, demostrando asi la igualdad que existe entre el y don Quijote. Don Quijote actua contra esa igualdad al exigir que Sancho se haga dano a si mismo. Esto garantiza que don Quijote logre su propio fin personal e interrumpa la evolucion de la amistad.
Gil Osle explora el papel de la amistad en el Quijote, especificamente en el cuento interpolado “El curioso impertinente” El no considera que la relacion entre don Quijote y Sancho Panza sea una representacion ideal de la amistad y demuestra las formas en que su relacion difiere de las de la literatura clasica: . .the utilitarian aspects of the relationship between Sancho and don Quijote [are expressed] in such a way that the idealistic portrait of the heroes is ruined.
In fact, the publication of Cervantes’s masterpiece constituted a significant break with the narrative tradition in which fictions of friendship were characterized by idealized, heroic pairs of male friends” (101-2). Debido a la tendencia de don Quijote hacia el vicio de exceso y la tendencia de Sancho Panza hacia el vicio de defecto, los personajes no sirven como modelos ni de la amistad perfecta ni de la virtud individual. Sin embargo, ambos personajes si representan la lucha del hombre para lograr la amistad y la virtud perfecta. A diferencia de Lotario y Anselmo en el cuento “El curioso impertinente”, don Quijote y Sancho nunca se traicionan ni intencionalmente ni maliciosamente. Mientras que la amistad entre Anselmo y Lotario termina como resultado de la traicion y del egoismo, la amistad entre don Quijote y Sancho se reanima por su genuino amor mutuo. Sancho le admite a la duquesa que el cree que don Quijote esta loco, pero continua acompanandolo en el viaje, no porque desee una insula o compensacion monetaria, sino porque se ha desarrollado una afinidad entre los dos. Esta claro, incluso al final de la
primera parte, cuando Sancho se da cuenta del truco de que el cura y el barbero estan jugando


65
con don Quijote, que su lealtad no reside en don Quijote como su maestro, sino como su amigo. Informa a don Quijote:
Senor, para descargo de mi conciencia le quiero decir lo que pasa cerca de su encantamento, y es que apuestos dos que vienen aqui cubiertos los rostros son el cura de nuestro lugar y el barbero, y imagino han dado esta traza de llevalle desta manera, de pura envidia que tienen como vuestra merced se les adelanta en hacer famosos hechos. Presupuesta, pues, esta verdad, siguese que no va encantado, sino embaido y tonto. (433) En este caso, Sancho no tiene motivo ulterior; no cree que heredara una insula si le dice a don Quijote que lo enganan. Mas bien, lo hace por amor y por amistad. Aristoteles sostiene que los amigos son mas necesarios en los malos tiempos porque los que enfrentan la adversidad necesitan ayuda (IX.11.1171a21-24) y Sancho, en su caridad, ayuda a don Quijote. Sin embargo, quizas porque al regresar a su aldea don Quijote y Sancho pierden el terreno comun en el que se basan sus amistades (la busqueda de aventuras), al comienzo de la segunda parte, su amistad vuelve nuevamente a ser una amistad utilitaria. Esta vez, la regresion es el resultado de los motivos de Sancho. Se niega a acompanar a don Quijote en su busqueda de aventuras hasta que don Quijote le promete un salario justo y una insula. Nuevamente, a medida que la novela avance y los dos se embarquen en mas aventuras, su amistad se convierte en mas que una relacion de simple utilidad. En la discusion sobre la evolucion de su amistad, Idoya Puig cita la confianza y la conversation sincera entre don Quijote y Sancho como evidencia de que la relacion entre los dos esta madurando hacia una amistad perfecta: “There is a deep trust between them and Don Quijote asks Sancho to tell him the whole truth about the opinion people have of his
adventures.. .The degree of friendship is much deeper because there is evidence that the interest


66
that originated the friendship in the first place now has a secondary position. Sancho still wants an insula but, above all, he wants to be loyal to his master” (370). Durante el viaje de regreso a su aldea al final de la segunda parte, despues de la derrota de don Quijote por el Caballero de la Blanca Luna, se produce una conversacion franca que solidifica su amistad como virtuosa. Don Quijote acepta su derrota y se coloca en el mismo estatus social que Sancho: “Cuando era caballero andante, atrevido y valiente, con mis obras y con mis manos acreditaba mis hechos, y agora, cuando soy escudero pedestre, acreditare mis palabras, cumpliendo la que di de mi promesa” (902). Don Quijote le da una leccion de humildad a si mismo y, al hacerlo, permite que su amistad con Sancho exista entre hombres iguales y que se convierta, de esta manera, en una verdadera amistad virtuosa. Al final de la novela, don Quijote y Sancho se han vuelto a ser leales entre si y cultivar una amistad virtuosa. Idoya Puig nota los cambios dialogicos en la conversacion entre los dos personajes que senalan el desarrollo de su relacion: “.. .by the time we get to the final chapters of Part I, the characters are very dependent on each other. The expression ‘ Sancho, amigo’ acquires a more confidential tone and seems to appear at the start of more private and personal conversations.. .Don Quijote states that he wants to be grateful and especially to friends, thus admitting that Sancho has become a friend” (369). Aristoteles sostiene que la mejor manera de asegurar que una amistad perfecta perdure y permanezca virtuosa es que los amigos vivan juntos. Cuando los amigos viven juntos, pueden ser mas intimos y compartir sus intereses comunes de una manera mas consistente (IX. 12.1171b29-l 172). Desde el momento en que don Quijote es un caballero andante y Sancho es su escudero, los dos viven juntos. Comparten todas sus comidas, experiencias y, en su mayor parte, no tienen ningun otro companero para el viaje. Es natural, entonces, que su amistad crezca para ser mas que meramente


67
utilitaria. El dialogo es evidente tanto en el uso incrementado de “Sancho, amigo” como en el uso disminuido de “senor, caballero andante”. Sancho comienza a llamar a don Quijote solo ‘senor’. El declive en el uso de “caballero andante” es un indicio de una mayor intimidad entre los protagonistas. Es decir, Sancho ya no ve a don Quijote como un hombre de una clase social mas alta, sino como alguien con quien tiene una relacion cercana: “It [the dialogue] shows us the warm and loving relationship between Don Quixote and Sancho, which is also ironic, sad, critical, angry, and conciliatory. It introduces the reader to the complex nature of friendship and the very human preoccupation with life’s contradictions and yearnings” (Duran, 253). Un ejemplo del dialogo del que habla Duran es la conversacion entre don Quijote y Sancho antes de que Sancho parta hacia Barataria. Despues de darle un consejo, don Quijote le dice a Sancho, “Si estos preceptos y estas reglas sigues, Sancho, seran luengos tus dias, tu fama sera eterna, tus premios colmados, tu felicidad indecible...” (754). Don Quijote expresa la buena voluntad que desea para Sancho y la esperanza que tiene para la salvacion eterna de Sancho. Por lo tanto, el consejo de don Quijote a Sancho demuestra no solo su comprension de la justicia, sino tambien su amistad virtuosa. Don Quijote renuncia voluntariamente a su papel de amo de Sancho y permite que su escudero, segun lo que ha prometido, gobierne la insula de Barataria. Sancho tambien demuestra el respeto que tiene para don Quijote al aceptar sus consejos. A pesar de no vivir juntos durante la gobernacion de Sancho, su relacion continua desarrollandose. Los dos se escriben cartas compartiendo, a distancia, las noticias de sus aventuras individuales. Estas cartas concuerdan con el argumento de Aristoteles de que, para que las amistades de larga distancia prosperen, la comunicacion debe existir, para que no sea que las dos comiencen a olvidarse una de la otra (VIII.5.1157M0-15). Su esfuerzo hacia la virtud se intenta de lado a lado, como


68
amigos, y su amistad ayuda tanto a don Quijote como a Sancho que ambos consigan sus objetivos.
A pesar de que su amistad fluctua entre utilitario, agradable y virtuoso/perfecto, es evidente que don Quijote y Sancho son dos hombres que se esfuerzan para alcanzar la virtud. Hay muchos cambios entre los tres tipos de amistad a lo largo de las novelas. A medida que don Quijote y Sancho aprenden a convivir y como mantener una amistad perfecta, experimentan muchos contratiempos y circunstancias que les impiden lograr una amistad perfecta. En estos casos, no obstante, el objetivo principal nunca es que don Quijote o Sancho inflijan dolor el uno al otro y nunca hay un momento en el que no quieran el bien del otro. Mas bien, ellos intentan tratar uno al otro con caridad y con amor fraternal. La amistad entre Sancho Panza y don Quijote encarna la idea de amistad de Aristoteles y la idea de caridad de Aquino.


69
CAPITULO VI LA FELICIDAD
<;Que es la felicidad?
La conversion de don Quijote y la muerte subsiguiente son la inevitable culminacion de sus aventuras como caballero andante. Por medio de su conversion, el restaura su capacidad de razonamiento y, de ese modo, tambien restaura su capacidad para conformar con el ideal aristotelico de vivir una vida virtuosa y con el ideal cristiano de morir como un “buen cristiano”. El hecho de que el admite su locura en su lecho de muerte manifiesta su deseo final: el cielo. J.A. Monroy, en su capitulo sobre la muerte de don Quijote, reconoce el significado de la muerte de don Quijote: “A lo largo de la novela Don Quijote tiene frecuentes reacciones anticlericales. Pero actua como un hombre creyente en la realidad y en la transcendencia de Dios.. .Llega ahora el momento de pensar en la salvation del alma. Es el rumbo hacia el ideal absoluto” (208). La vida de don Quijote culmina en un momento de lucidez en que el rechaza sus aventuras como caballero andante y llega a la comprension de que la virtud no se encuentra unicamente por medio de la caballeria. Su vida como un caballero andante y su rechazo de esa vida no son totalmente opuestos. Mas bien, ambos estan orientados hacia el mismo fin, que es la felicidad perfecta y la unidad eterna con Dios en el Cielo. Se da cuenta de que, en lugar de presentarlo como virtuoso, sus aventuras como un caballero andante le caracterizan como un loco: “Yotengo juicio ya, libre y claro, sin las sombras caliginosas de la ignorancia, que sobre el me pusieron mi amarga y continua leyenda de los detestable libros de las caballerias... Yo me siento, sobrina, a punto de muerte. Querria hacerla de tal modo que diese a entender que no habia sido mi vida tan
mala que dejase renombre de loco” (Cervantes, 939). A1 fin de su vida, don Quijote muere un


70
hombre virtuoso de acuerdo tanto con la filosofia de Aristoteles como con la teologia de Aquino. Experimenta la verdadera felicidad con su familia y amigos alrededor de su cama y asegura su paso al cielo confesando sus pecados al sacerdote y recibiendo los ultimos ritos. Debido a que don Quijote muere y se recuerda como “Alonso Quijano el Bueno”, es importante evaluar su virtud, lo que lo hace bueno, hasta el momento de su muerte.
En el ultimo capitulo de la Etica, Aristoteles regresa a la discusion del placer y de la felicidad. Refuta el argumento de que el placer es el Bien, asi como el argumento de que el placer es totalmente malo (X.I.l 117a27-30). Se refiere a Platon en su refutation y resume que Platon demuestra que el placer y el bien no son lo mismo porque “.. .the pleasant life is more desirable with wisdom than without, and.. .if the mixture is better, pleasure is not the good; for the good cannot become more desirable by the addition of anything to it” (X.2.1173b29-32). Afirma que la razon es necesaria para discutir adecuadamente la felicidad, porque es el fin de todos los asuntos humanos (X.6.1176a30-33). Aristoteles luego resume lo que ya se ha dicho sobre la felicidad: es una actividad que se desea por si misma, no es la mera diversion y la vida feliz es la vida que es virtuosa (X.6.1176bl-l 177al0). Debido a que la felicidad se logra a traves de la virtud, se deduce que la virtud mas alta producira la mayor felicidad. En otras palabras, la virtud perfecta producira la felicidad perfecta. La forma mas segura de vivir una vida de virtud perfecta y alcanzar la felicidad perfecta, segun Aristoteles, es a traves de una vida de contemplation (X.7.1177al2-18). Este tipo de vida permite al hombre contemplar continuamente la verdad y, dado que la participation en la sabiduria filosofica se considera la mas placentera de las actividades virtuosas, la vida contemplativa permite al hombre tambien experimentar placer
(X.7.1177a20-26). Habla de la vida contemplativa como superior a otros estilos de vida diciendo:


71
“If reason is divine, then, in comparison with man, the life according to it is divine in comparison with human life. But we must follow those who advise us, being men, to think of human things, and, being mortal, of mortal things, but must, so far as we can, make ourselves immortal, and strain every nerve to live in accordance with the best thing in us” (X.7.1177b30-34). El hombre debe desear lo mejor de el y para el y, al hacerlo, seria capaz de vivir una vida de gran virtud y lograr el fin ultimo de la felicidad perfecta.
De acuerdo con Aristoteles, Aquino describe la felicidad como el fin ultimo del hombre (ATI-II.3.1) y como . .man’s supreme perfection” (ATI-II.3.2). La felicidad se logra por actuar de acuerdo con la virtud y con la ley eterna que es la Sabiduria Divina (ST I-II.93.1), La felicidad tambien concuerda perfectamente con la ley eterna que esta impresa en el corazon del hombre, ya que el reconocimiento de cualquier verdad por parte del hombre es tambien su reconocimiento de la ley eterna. Segun Aquino, la felicidad no es un acto de la voluntad, sino el logro del ultimo fin del hombre: el Cielo. La felicidad perfecta no puede existir mientras el hombre todavia anhele o busque algo. Es decir, la felicidad es el cumplimiento de los deseos del hombre (ATI-II.3.8). Debido a que todos los hombres desean que se satisfaga su voluntad, todos los hombres buscan la felicidad perfecta que es la union con Dios (ST I-II.5.8), Aquino, de acuerdo con Aristoteles, describe el objetivo de la vida contemplativa como la contemplacion de la verdad y agrega la consideracion teologica de que la contemplacion consiste en amar a Dios (A / 11-11.180,1), En la discusion de la vida activa contra la vida contemplativa, Aquino cita las razones de Aristoteles para que la vida contemplativa sea superior a la vida activa. Nuevamente, incluye distinciones teologicas a la filosofia de Aristoteles. Por ejemplo, usa ejemplos de la Sagrada Escritura como evidencia de que la vida contemplativa es mayor que la vida activa (STII-II. 182.1). Aquino


72
distingue entre la vida activa y la vida contemplativa explicando, . .the contemplative life is loved more for its own sake, while the active life is directed to something else” (AT II-II. 182.1). Ademas, esta de acuerdo con Aristoteles en que el hombre que participa en la vida contemplativa todavia experimenta placer. La participacion en la vida activa no excluye la participacion en la vida contemplativa. De hecho, la vida activa puede ayudar al hombre en su contemplacion porque es a traves de la participacion en la accion externa que el hombre dirige las pasiones que de otra manera dificultarian la contemplacion (ST 11-11.182,3), Es importante senalar que, si bien Aristoteles y Aquino sostienen que la vida contemplativa es la forma mas segura de alcanzar la felicidad, ambos tambien sostienen que el hombre que vive una vida activa, siempre que sea virtuoso, tambien puede lograr una felicidad perfecta.
La meta de don Quijote
Desde el principio de la novela, el lector es muy consciente de la meta de don Quijote de convertirse en un caballero andante. En su intento de descubrir el origen de la historia, el narrador se refiere a don Quijote como “.. .luz y espejo de la caballeria manchega, y el primero que en nuestra edad y en estos tan calamitosos tiempos se puso al trabajo y ejercicio de las andantes armas, y al de deshacer agravios, socorrer al viudas, amparar doncellas de aquellas que andaban con sus azotes y palafrenes...” (76). En sus aventuras, don Quijote intenta representar la virtud cristiana y la virtud aristotelica. El elige convertirse en un caballero andante porque, como afirma en su famoso discurso, cree que la vida de las armas es mas virtuosa que la vida de las letras. Don Quijote elige la vida activa de las armas para poder ayudar a aquellos que el percibe que necesitan ayuda, tal como las Escrituras ordenan a los cristianos: “jHagan justicia al debil y
al huerfano! jHagan justicia al pobre y al necesitado! (Version Popular Catolico, Salmos 82:3).


73
Don Quijote adopta la caballeria porque cree que la vida de un caballero le permitira implementar la justicia y proteger a aquellos que necesitan proteccion. A1 final, es incapaz de cumplir con su meta de practicar la virtud perfecta. Como senala Sobre, el fracaso de don Quijote es inevitable: “The only possible end for Don Quixote, or rather, the only happy ending for the hidalgo is for him to abandon his idee fixe, to cease ‘being a knight errant’. For this ‘hero’ the only ending is precisely to abandon his heroic dreams, to revert back to being only one among many” (135). La inevitabilidad de su fracaso, sin embargo, es el resultado de la incapacidad de don Quijote para implementar la razon correcta en sus aventuras. Debido a que le falta la correcta razon, la mayoria del tiempo demuestra el vicio del exceso en relacion con la virtud en lugar de encontrar el medio y la practica de la virtud perfecta. Sancho Panza, a diferencia de don Quijote, no eligio voluntariamente la caballeria. Es decir, decidio ser el escudero de don Quijote con el fin de recibir un salario y una insula. Pero, a medida que la novela avanza, Sancho comienza a aprender de don Quijote y, en algunos casos, imita su discurso y sus acciones. A1 hacerlo, Sancho comienza su propio viaje hacia la virtud. En muchas de las aventuras en las que don Quijote no usa la razon correcta, Sancho actua como la voz de la razon (en el episodio de los molinos de viento, por ejemplo).
A pesar de su fracaso como caballero andante y su regreso forzado a casa, don Quijote no rechaza sus aventuras ni admite su locura hasta el momento en que esta en el lecho de muerte.
De hecho, en el camino de regreso a su aldea al final de la primera parte de la novela, don Quijote defiende su mision diciendole al canonigo: “De mi se decir que, despues que soy caballero andante, soy valiente, comedido, liberal, bien criado, generoso, cortes, atrevido, blando, paciente, sufridor de trabajos, de prisiones, de encantos...” (443-44). Don Quijote


74
justifica su participation en la vida activa de las armas al enumerar las virtudes que ha alcanzado en sus aventuras. Estas virtudes de don Quijote son evidencia de que el, en este punto de la novela, se considera un caballero andante exitoso. Por eso, abandona su aldea al principio de la segunda parte para continuar sus aventuras y seguir buscando la virtud. El, nuevamente, le pide a Sancho Panza, con la promesa de un salario y una insula, que lo ayude en sus aventuras. Don Quijote reconoce la creciente amistad entre los dos y comprende los posibles beneficios de una amistad al enfrentar las dificultades en el camino hacia la virtud. Don Quijote mantiene su esperanza de que eventualmente alcanzara la felicidad perfecta y el Cielo a traves de la practica de la caballeria. Keniston argumenta que el deseo de don Quijote por el Cielo es lo que le impulsa a continuar en sus aventuras: “In the presence of the eternal, the hopes and the craven fears of the world seem small; it is his soul’s salvation that concerns him” (106). Don Quijote se enfrenta a lo que el percibe como el verdadero peligro (los mazos de batan y el leon, por ejemplo) para comprobar su naturaleza virtuosa y para merecer la eternidad con Dios. De la misma manera que el tiene esperanza y fe en Dios, don Quijote tiene esperanza y fe en que alcanzara el Cielo por medio de la caballeria. Segun Aquino, esta esperanza esta correctamente ordenada porque la esperanza siempre debe tener como objetivo la felicidad eterna (AT II-II.
17.2). Don Quijote es un buen cristiano porque elige un estilo de vida que realmente cree que lo llevara al Cielo. Al final del Quijote, la motivation del protagonista sigue siendo la misma: alcanzar la verdadera felicidad y el Cielo. Cuando se le reprende por sus acciones y se le presenta la idea de que los demas creen que esta loco, don Quijote se defiende a si mismo y a sus acciones
otra vez:


75
Pero de que me tengan por sandio los estudiantes, que nunca entraron ni pisaron las sendas de la caballerla, no se me da un ardite. Caballero soy y caballero he de morir si place al Altisimo. Unos van por el ancho campo de la ambicion soberbia, otros por el de la adulacion servil y baja, otros por el de la hipocresia enganosa y algunos por el de la verdadera religion. Pero yo, inclinado de mi estrella, voy por la angosta senda de la caballeria andante, por cuyo ejercicio desprecio la hacienda, pero no la honra. Yo he satisfecho agravios, enderezado tuertos, castigado insolencias, vencido gigantes y atropellado vestiglos.. .Mis intenciones siempre las enderezo a buenos fines, que son de hacer bien a todos y mal a ninguno. (690-91)
Don Quijote esta tan convencido de que su estilo de vida es la mejor manera de alcanzar la felicidad y el Cielo que el tiene la capacidad de reconocer y de aceptar que los demas piensan que esta loco. Tambien se adhiere a la etica aristotelica en el sentido de que sus intenciones siempre estan dirigidas al bien comun y Aristoteles sostiene que la felicidad se logra a traves de la participacion del hombre en las acciones que contribuyen al bien de la comunidad (I. 2.1094b6-10).
Despues de su derrota por el Caballero de la Blanca Luna, don Quijote sugiere a Sancho que se conviertan en pastores. Los dos discuten como cambiarian sus nombres, y los de Dulcinea y Teresa, para imitar las novelas pastorales. Don Quijote considera los beneficios que aporta la vida pastoral: “... aliento el aire claro y puro, luz la luna y las estrellas, a pesar de la escuridad de la noche, gusto el canto, alegria el lloro, Apolo versos, el amor conceptos, con que podremos hacernos eternos y famosos, no solo en los presentes, sino en los venideros siglos” (907). Don
Quijote reemplaza la caballeria con la vida pastoril porque ya no ve la caballeria como el medio


76
adecuado para alcanzar la felicidad y el Cielo. Reconoce que, a pesar de todas sus aventuras y de todas las personas con las que se ha encontrado, no ha alcanzado la perfeccion de la virtud. En cambio, el Caballero de la Blanca Luna lo derrota en la batalla y le obliga a don Quijote regresar a su aldea por un ano. Don Quijote propone la idea de que el y Sancho pasaren el ano como pastores para seguir buscando la virtud en una vocacion diferente. En esto deseo, don Quijote revela su crecimiento en la virtud. A1 buscar la vida pastoril, don Quijote demuestra que desea lo mejor para el: . .tenia pensado de hacerse aquel ano pastor y entretenerse en la soledad de los campos, donde a rienda suelta podia dar vado a sus amorosos pensamientos, ejercitandose en el pastoral y virtuoso ejercicio..(936). Don Quijote se siente atraido por la vida pastoril porque cree que le permitira seguir la vida contemplativa. Aun al final de la novela, cuando le da cuenta de que don Quijote quiere ser virtuoso, Sancho acepta la invitacion de ser pastores y vivir en los campos. La sugerencia de Don Quijote de vivir como pastores es su primer paso para aceptar que la caballeria no es la unica manera de alcanzar la virtud y merecer el Cielo.
El rechazo de la caballeria
La novela concluye con don Quijote en su lecho de muerte mientras renuncia su aventuras como caballero andante. Esta renuncia a la caballeria no niega el hecho de que don Quijote paso una considerable cantidad de tiempo basando su vida en hombres virtuosos— aunque ficticios—de las novelas de caballerias. En su articulo “Vida y muerte de Alonso Quijano,” Jorge Guillen ahondo en la muerte tanto de don Quijote come de Alonso Quijano. El sostiene que, para que Alonso Quijano muera de buena muerte cristiana, don Quijote debe morir primero. Alonso Quijano muere poco despues de don Quijote pero, segun Guillen, a lo largo de la historia, es Alonso Quijano quien es virtuoso, no don Quijote: “.. .bajo la locura de don


77
Quijote se siente un fondo de gran estabilidad intelectual, moral, estetica. Alonso Quijano tiene que ser un alma pura, noble, Integra” (106). Es imposible separar a don Quijote de Alonso Quijano; los dos son uno y lo mismo. Porque Alonso Quijano es virtuoso, tambien lo es don Quijote. La unica distincion entre Alonso Quijano y don Quijote es que don Quijote es un Alonso Quijote en la forma de un caballero andante. En su lecho de muerte, Alonso Quijano abandona su alter ego, don Quijote, solamente puesto que esta rechazando la caballeria en su totalidad.
Guillen tambien insinua que don Quijote no solo abandona su esperanza de alcanzar su meta, sino que el lector tambien pierde la esperanza en el protagonista. Sin embargo, lo que parece ser una renuncia o un reconocimiento del fracaso es realmente un retorno a la realidad o, como explica Edwin Williamson, un retorno a la ortodoxia (“Why is Don Quijote the First Modern Novel? Some Reflections on a Classic”). Es decir, la conversion de don Quijote es un retorno a la vida tradicional de un hombre de su epoca. No muere un caballero andante, sino un hidalgo honorable rodeado de sus amigos y familiares. Rachel Schmidt sostiene que, al igual que el resto de sus aventuras, la muerte de don Quijote es simplemente un espectaculo ridiculo en el que Alonso Quijano intenta alcanzar la fama. Acerca de su confesion, Schmidt dice: “He must, however, complete this confession through a change in behavior. According to the dying protagonist, this ‘desengano’ has arrived too late for him to make some recompense by reading books that would be beneficial for his soul. Nonetheless, another recompense remains to him: the performance of an edifying spectacle of Christian death” (105). Su muerte no es una actuacion; en cambio, es un reconocimiento genuino de que la caballeria no es el unico camino hacia la felicidad y la redencion. Schmidt sigue a argumentar que don Quijote siente la necesidad de
llevar a cabo esta muerte cristiana para que los demas lo recuerden no como un loco sino como


78
un hombre virtuoso (105). Aunque hay algo de verdad en eso, don Quijote confiesa sus pecados y renuncia a sus aventuras porque su objetivo final es merecer la felicidad y el Cielo, ninguno de los cuales se ha encontrado con la caballeria.
El rechazo total de su tiempo como caballero andante de don Quijote— convertido de nuevo en Alonso Quijano—es, quizas, temerario y extremo (incluso en este rechazo cae en el vicio del exceso). A diferencia de lo anterior en la novela, el no reconoce sus exitos y sus triunfos. Aunque no encontro el medio entre los vicios del exceso y del defecto en muchas de sus aventuras, su virtud reside en el intento. Segun Aristoteles y Aquino, el hombre solo puede alcanzar la virtud perfecta a traves de repetidos intentos de practicar la virtud. La perfeccion de la virtud se logra mediante la habituacion de las acciones que dirigen hacia el Bien. Es solo debido a su derrota por el Caballero de la Blanca Luna, don Quijote cese esta practica de la virtud. Su derrota tambien le permite reconocer su costumbre del vicio del exceso e identificar el verdadero medio de la virtud. Tragicamente, el muere antes de que pueda habituar el medio. Aunque don Quijote nunca puede habituar la virtud perfecta, su practica lo define como un hombre virtuoso y un buen cristiano. De acuerdo con esto, Amado Alonso insiste en la bondad de don Quijote a lo largo de sus aventuras:
Don Quijote siguio siendo durante su locura un cristiano cabal, con cristianismo tan sencillo como firme. Era, fuera de duda, un caballero, no un asceta, y el libro uno de entretenimiento, no de devocion; por eso ni era propio del heroe secular ni de esta clase de libros estar poniendo constantemente en primer termino la significacion cristiana de
cada cosa; pero es cierto que el sentido cristiano aparece en los momentos oportunos, que


79
no son pocos, y que ni en las palabras de don Quijote ni en sus actos hay nunca oposicion
del ideal cristiano... (356-57)
Don Quijote, a lo largo de sus aventuras, intenta corregir los males del mundo en el que vive para ser redimido en la proxima vida. A pesar de que no cumple su objetivo, sus acciones y sus intenciones son la razon por la se considera digno de morir como “Alonso Quijano, el Bueno” en lugar de “Alonso Quijano, el Loco”. No es hasta el momento de la muerte de don Quijote que Sancho entiende el verdadero proposito de todas sus aventuras. Sancho se entristece al pensar que su maestro muere, especialmente al pensar que don Quijote no muere como un caballero andante: jAy!’ respondio Sancho llorando, ‘no se muera vuesa merced, senor mio, sino tome mi consejo, y viva muchos anos, porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir, sin mas ni mas, sin que nadie le mate, ni otras manos le acaben que las de la melancolia...el que es vencido hoy, ser vencedor manana” (942). Sancho se da cuenta de que su amo tenia un proposito mucho mas grande al convertirse en un caballero andante: no estaba simplemente loco, sino que era un hombre que intentaba encontrar la virtud. Al final, entendiendo el deseo del hombre de alcanzar la virtud, Sancho desea que don Quijote regrese a la vocacion de caballero.
Conclusion
Al analizar el Quijote dentro del marco de la etica aristotelica y tomista, la novela se convierte en la historia de la busqueda de la virtud y de la santidad de un hombre. Don Quijote imita las novelas de caballerias con el fin de lograr la misma virtud de los heroes de las novelas. En las aventuras, Sancho Panza desempena el papel de escudero, y eventualmente amigo, de don
Quijote. Tambien es el complemento de don Quijote en el sentido de que cuando don Quijote


80
demuestra el vicio del exceso, Sancho Panza demuestra el vicio del defecto con respecto a la virtud. Ademas, Sancho, a menudo, actua como la voz de la razon en las aventuras y es a traves del dialogo entre los dos protagonistas que el lector llega a entender la meta de don Quijote. Su rechazo a la caballerla es sinonimo de su rechazo al vicio, particularmente al vicio del exceso. Aunque don Quijote nunca alcanza la virtud perfecta, merece el Cielo no solo por confesar sus pecados y recibir los ultimos ritos, sino tambien a traves de sus obras. La muerte de don Quijote representa la ensenanza catolica de que tanto la fe como las obras son necesarias para que el hombre merezca el Cielo. Al final de su vida, don Quijote es capaz de reconocer el medio de la virtud y, por eso, muere un hombre virtuoso.


81
OBRAS CITADAS
Adamson, Peter. Philosophy in the Hellenistic and Roman Worlds. Oxford University Press, 2015.
Alonso, Amado. “Don Quijote no asceta, pero ejemplar caballero y cristiano.” Nueva Revista de Filologia Hispanica. ano 2, num. 4, 1948. pp. 333-59.
Aquinas, Thomas. Commentary on Aristotle's Nicomachean Ethics. Translated by C. I., Dumb Ox, 2009.
--------, Thomas. The Summa Theologiae of St. Thomas Aquinas. Translated by Fathers of the
English Dominican Province. 2nd Ed. 1920. Online Ed. Copyright Kevin Knight, 2017. http ://www. newadvent. org / summa/
Aristotle. The Nicomachean Ethics. Edited by Lesley Brown. Translated by David Ross. Oxford University Press, 2009.
Bernaschina Schurumann, Vicente. “El ultimo llanto de Sancho: Lucha de poderes y la
interiorizacion de la moral de don Quijote.” Revista Chilena de la Literatura. num. 78, 2011. pp. 205-22.
Bleznick, Donald W. “Don Quijote’s Advice to Governor Sancho Panza.” Hispania. vol. 40, num. 1, 1957. pp. 62-65.
Bocaz, Sergio H. ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha and The Old Man and the Sea\ A Study of the Symbolic Essence of Man in Cervantes and Hemingway.” The Bulletin of the Rocky Mountain Modern Language Association, vol. 25, no. 2, 1971. pp.
49-54


82
Castells, Ricardo. “La modernidad y el arte de la guerra en el discurso de las armas y las letras en Don QuijoteCervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America, vol. 28, no. 2, 2008. pp. 41-55.
Cervantes Saavedra, Miguel de. El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Edited by Thomas Lathrop. LinguaTexts, Ltd, 2013.
Close, Anthony. “The Liberation of the Galley Slaves and the Ethos of Don Quijote Part I.”
Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America, vol. 27, no. 1, 2008. pp. 7-30.
Cranz, F. Edward. “The Publishing History of the Aristotle Commentaries of Thomas Aquinas.” Traditio. vol. 34, 1978. pp. 157-92
Crow, John A. Spain: the Root and the Flower: An Interpretation of Spain and the Spanish People. Univ. of California Press, 2005.
Del Rio, Angel. Historia de la literatura espahola: Desde los origenes hasta 1700. Holt,
Rinehart and Winston, 1961.
Duran, Manuel, and Fay R. Rogg. Fighting Windmills: Encounters with Don Quixote. Yale University Press, 2006.
Echeverria, Eduardo. “Understanding God’s Love: A Primer on Mercy and Justice.” Crisis Magazine, 13 June 2014, www.crisismagazine.com/2014/understanding-gods-love-primer-mercy-justice.
Elders, Leo. “The Aristotelian Commentaries of St. Thomas Aquinas.” The Review of Metaphysics, vol. 63, no. 1, 2009. pp. 29-53.
Elliott, John Huxtable. Imperial Spain: 1469-1716. Penguin Books, 2002.


83
Fajardo-Acosta, Fidel. “Don Quijote y las maquinas infernales: Vanidad del ejercicio de las armas.” Hispanic Journal, vol. 10, num. 2, 1989. pp. 15-24.
Garcia-Posada, Miguel. “El episodio de los galeotes: Ambiguedad linguisticay signification.” Hispanic Review, vol. 49, no. 2, 1981. pp. 197-208.
Gil-Osle, Juan Pablo. “Early Modern Illusions of Perfect Male Friendship: The Case of
Cervantes’s ‘El curioso impertinente.’” Cervantes: The Bulletin of the Cervantes Society of America, vol. 29, no. 1, 2009. pp. 85-115.
Giletti, Ann. “Aristotle in Medieval Spain: Writers of the Christian Kingdoms Confronting the Eternity of the World ” Journal of the Warburg and Courtauld Institutes. vol. 67, 2004. pp. 23-48.
Gonzalez Echevarria, Roberto. “The Knight as a Fugitive from Justice: Closure in Part One of Don Quijote.” Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America, vol. 25, no. 2, 2006. pp. 119-36.
Good, Carl. “Don Quijote and the Law of Literature.” Diacritics, vol. 29, no. 2, 1999. pp. 43-67.
Guillen, Jorge. “La vida y la muerte de Alonso Quijano.” Romanische Forschungen. vol. 64, 1952. pp. 102-13.
Hurst, John Fletcher. History of the Christian Church: Volume II. Eaton & Mains Press, 1900.
Keniston, Ralph Hayward. “The Significance of Cervantes.” The Art World, vol. 1, no. 2, 1916. pp. 104-107.
Lain Entralgo, Pedro. “La convivencia entre Don Quijote y Sancho.” Alicante: Biblioteca Virtual
Miguel de Cervantes, num. 430, 1986. pp. 27-35.


84
Magill, Frank N., editor. Masterpieces of Christian Literature in Summary Form. Harper & Row Publishers, 1963.
Massing, Michael. Fatal Discord: Erasmus, Luther, and the Fight for the Western Mind. HarperCollins Publishers, 2018.
McGrath, Michael J. “Don Quixote and Moral Theology: What a Knight and His Squire Can Teach Us About Christian Living.” EHumanista. vol. 27, mayo 2014. pp. 363-75.
McGuire, Martin R.P. “Mediaeval Humanism.” The Catholic Historical Review. vol. 34, no. 4, 1953. pp. 397-409.
Monroy, Juan A. Biblia Quijote. Editorial CL IE, 2005
Pagden, A. R. D. “The Diffusion of Aristotle’s Moral Philosophy in Spain, ca. 1400 - ca. 1600.” Traditio, vol. 31, 1975. pp. 287-313.
Pasnau, Robert. “The Latin Aristotle.” The Oxford Handbook of Aristotle. Edited by Christopher Shields. Oxford University Press, 2012.
Pohle, Joseph. “Justification.” The Catholic Encyclopedia, vol. 8, 1910. http:// www. newadvent. org / cathen/08573a. htm
Puig, Idoya. “The Portrayal of Friendship in Don Quijote.” Bulletin of Spanish Studies, vol. 77, no. 3, 2000. pp. 359-73.
Rogers, Edith. “The Peaceable Lion.” Hispania. vol. 68, num. 1, 1985. pp. 9-14.
Sanchez Escribano, Federico. “Cervantes’ Literary Achievement.” Revista Hispanica Moderna. ano 34, num. 1/2, 1968. pp. 424-35.


85
Schmidt, Rachel. “The Performance and Hermeneutics of Death in the Last Chapter of Don QuijoteCervantes: The Bulletin of the Cervantes Society of America, vol. 20, no. 2,
2000. pp. 101-26.
Shields, Christopher. “Aristotle.” The Stanford Encyclopedia of Philosophy. Edited by Edward N. Zalta. Stanford University Press, 2016.
Sobre, J.M. “Don Quijote, the Hero Upside Down.” Hispanic Review. vol. 44, no. 2, 1976. pp. 127-41
Sollier, Joseph. “Love (Theological Virtue).” The Catholic Encyclopedia, vol. 9, 1910.
Version Popular Catolica: Sagrada Biblia. Saint Jerome Press, 1996.
Vital Sirias, Silvio. “The Quest for Meaning in Don Quijote de la Mancha” The University of Arizona, PhD dissertation, 1993
Williamson, Edwin. “Avellaneda y la crisis de autoridad en la segunda parte del Quijote.” El
segundo Quijote (1615): Nuevas interpretaciones cuatro siglos despues (2015). Editado por Conxita Domenech y Andres Lema-Hincapie. Biblioteca Aurea Hispanica, 2018. pp. 113-33.
--------, Edwin. “The Power-Struggle between Don Quixote and Sancho: Four Crises in the
Development of the Narrative.” Bulletin of Spanish Studies, vol. 84, no. 7, 2007. pp. 837-58
--------, Edwin. “Why is Don Quijote the First Modern Novel? Some Reflections on a
Classic.” University of Colorado, Denver. 18 septiembre 2018. Conferencia.


Full Text

PAGE 1

EL CABALLERO DE LA VIRTUOSA FIGURA: ARIST"TELES, AQUINO Y EL QUIJOTE by DAKOTA MARÍA SÁNCHEZ LEONARD B.A., Franciscan University of Steubenville, 2016 A thesis submitted to the Faculty of the Graduate School of the University of Colorado in partial fulfillment of the requirements for the degree of Master of Arts Spanish Program 2019

PAGE 2

ii © 2019 DAKOTA MARÍA SÁNCHEZ LEONARD ALL RIGHTS RESERVED

PAGE 3

iii This thesis for the Master of Arts degree by Dakota María Sánchez Leonard has been approved for the Spanish Program by Kathleen Bollard, Chair Andrés Lema Hincapié Gabriel Zamosc Date: May 18, 2019

PAGE 4

iv Leonard, Dakota María Sánchez (M.A., Spanish Program) El Caballero de la Virtuosa Figura: Aristóteles , Aquino y el Quijote Thesis directed by Associate Professor Kathleen Bollard ABSTRACT Esta tesina se trata de un análisis de la novela El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha en que se evalúa la novela dentro del contexto de un hermenéutico aristotélico y tomista. Las acciones de don Qui jote y su escudero, Sancho Panza, se interpretan teniendo en cuenta la filosofía de la virtud moral que propone Aristóteles en su Ética y Tomás de Aquino en su Summa Theologiae. Todas las acciones tanto de don Quijote como de Sancho Panza son dirigidas a l a realización de una meta que es la práctica de la virtud y el logro del Cielo. La discusión tiene como base las aventuras de los personajes, particularmente aquellas en cuales don Quijote muestra un exceso o un defecto de la virtud aristotélica. The form and content of this abstract are approved. I recommend its publication. Approved: Kathleen Bollard

PAGE 5

v This thesis is dedicated to my grandparents. To Eloy and Frances Sanchez: It is through them that I discovered the joy and the beauty of the Spanish language. It is the memory of them that makes my academic pursuits personal and greatly meaningful. To Tom and Irma Leonard: It is through their incredible generosity, love, and support that any of this is possible. Their enco uragement and unwavering pride are what get me through the day to day challenges of academia.

PAGE 6

vi ÍNDICE DE CONTENIDOS CAPÍTULO I. INTRODUCCI"N ................................ ................................ ................................ ..................... 1 En contexto: Cervantes y los movimientos filosofico teológicos de su época ......................... 1 La Ética y la Summa en el Quijote ................................ ................................ .......................... 8 II. EL BIEN Y EL LOGRO DE LA FELICIDAD ................................ ................................ ....... 13 La felicidad y sus contrarios ................................ ................................ ................................ ... 13 Los fracasos de don Quijote y de Sancho Panza ................................ ................................ .... 16 III. LA VIRTUD MORAL ................................ ................................ ................................ ............. 25 La implementación de la virtud moral ................................ ................................ .................... 25 Valentía/Fortaleza ................................ ................................ ................................ ................... 28 Templanza ................................ ................................ ................................ .............................. 37 IV. LA JUSTICIA ................................ ................................ ................................ .......................... 42 Los diferentes tipos de la justicias ................................ ................................ .......................... 42 Don Quijote, Sancho Panza y la justicia ................................ ................................ ................. 45 V. LA AMISTAD ................................ ................................ ................................ ................................ .... 56 ................................ ................................ ................................ .. 56 La evolución de la relación entre don Quijote y Sancho Panza ................................ ............. 59 VI. LA FELICIDAD ................................ ................................ ................................ ...................... 69 ¿Qué es la felicidad? ................................ ................................ ................................ ................ 69 La meta de don Quijote ................................ ................................ ................................ .......... 72 El rechazo de la caballería ................................ ................................ ................................ ...... 76

PAGE 7

vii ................................ ................................ ................................ ......................... 79 OBRAS CITADAS ................................ ................................ ................................ ................................ .. 81

PAGE 8

1 CAPÍTULO I INTRODUCCI"N En contexto: Cervantes y los movimientos filosofico teológicos de su época El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha , obra maestra de Miguel de Cervantes, ha sido analizado por innumerables críticos. Estos críticos han examinado una lista aparentemente exhaustiva de temas, a saber: el heroísmo, la moralidad, la locura, la motivación y el intelecto de don Quijote; comparaciones con otras novelas de la época y con novelas modernas; y varias interpretaciones de los personajes y sus papeles es pecífico en la economía narrativa del Quijote ; los cuentos interpolados; la novela como una parodia de las novelas de caballería, picarescas, y pastoriles. Lo que falta en la crítica del Quijote , sin embargo, es una evaluación de esos temas dentro un conte xto más fundamental, según el cual de que don Quijote obedece intencionalmente a un sistema filosófico o un credo teológico. Eso no quiere decir que tales críticas no existen, sino que las que sí existen fracasan al interpretar adecuadamente la intencional idad de don Quijote y que, por lo general, su intencionalidad está ampliamente ignorada y subenfatizada. En esta tesina, propongo estudiar el Quijote de acuerdo con la moralidad y con la virtud de los dos personajes principales, don Quijote y Sancho Panza y comprenderlos dentro de una hermenéutica de la ética aristotélica y de la teología moral católica, específicamente en relación con la Summa Theologiae de Aquino 1 . Aunque es imposible asegurar que no existe que discute la teo ría de la virtud en el Quijote o que los críticos no citen ni a Aristóteles ni a Aquino en sus análisis de Cervantes, hay, sin duda, un vacío en la erudición cervantista sobre el Quijote en cuanto al código ético o religioso o filosófico que predetermina l as acciones de los protagonistas. 1 Citada como Summa desde este punto en adelante.

PAGE 9

2 En el Quijote el protagonista Alonso Quijano intenta crear una nueva vida para sí mismo. Él se da el nombre de don Quijote y auto proclama caballero andante. En esta nueva vida, don Quijote persigue lo que él considera una vida de virtud. Aristóteles examina la virtud j unto con la justicia, con la amistad y con la felicidad en The Nicomachean Ethics 2 . Cuando se analiza dentro del contexto de la ética aristotélica, don Quijote es un ejemplo de un hombre que está buscando la virtud, pero que aún no la ha alcanzado. Se puede decir que don Quijote (y, a su vez, Cervantes) está familiarizado con la filosofía de Aristóteles y que, en sus aventuras, está tratando de obtener la virtud y la felicidad expuestas por Aristóteles. Don Quijote no es l a única persona en la novela que demuestra esta virtud (o la falta de ella). Sancho Panza, el escudero de don Quijote, sirve como un complemento al protagonista. Es decir, cuando don Quijote demuestra un concepto aristotélico, Sancho Panza demuestra lo con trario dentro de la misma filosofía. Además, junto con la filosofía de Aristóteles, es importante analizar la novela en el contexto de la teología moral católica que derive muchos precepto de la ética aristotélica. Los ideales de don Quijote se forman desd e la perspectiva de una cosmovisión cristiana, específicamente católica; por lo tanto, es necesario tener eso en cuenta al evaluar su motivación y objetivo para convertirse en un caballero andante. Antes de examinar la novela según la filosofía de Aristóte les y la teología de Aquino, es importante contexualizar el conocimiento de Cervantes sobre ambas figuras y sus ideas. No es probable que Cervantes leyó la Ética de Aristóteles en la Griega original ni que leyó una traducción directa. Sin embargo, se puede afirmar con confianza que estaba familiarizado con la obra y que llegó a conocerlo a través de los comentarios de Aquino y otras figuras históricas 2 Citada como Ética desde este punto en adelante.

PAGE 10

3 importante s. Aparte de los comentarios de Aquino, también existían comentarios sobre la Ética desde el siglo II (Adamson, 117). En los siglos I y II la discusión de la Ética fue, en su mayor parte, entre estoicos y aristotélicos. Figuras importantes como Cicerón, Sé neca y Aspasio participaron en discusiones filosóficas y sus ideas, así como algunos de sus comentarios, se mantuvieron en la conciencia erudita hasta el surgimiento del escolasticismo y del humanismo en el siglo XVI (Adamson, 179). A pesar de estos primer os comentarios, el reconocimiento generalizado del trabajo de Aristóteles en España data antes de su circulación en otros países europeos. Debido a la influencia morisca en la Península Ibérica, Aristóteles fue estudiado en España ya en 873, a través de fi lósofos como al Maimonides (Giletti, 23). Cuando los musulmanes conquistaron Egipto, Siria, Damasco y Mesopotamia, también obtuvieron la ciencia y la filosofía que los cristianos habían estudiado en esos lugares. Lo s filósofos árabes estudiaron las obras de Aristóteles e integraron las ideas aristotélicas en sus propias obras y filosofías. Las traducciones de las obras de Aristóteles y varios comentarios sobre esas obras (incluso los de filósofos occidentales y de fi lósofos árabes) también se propagaron ampliamente a lo largo de la Edad Media y hasta el siglo XVI. Estas obras, especialmente las relacionadas con la moralidad, fueron de la mayor importancia en la cultura y en el mundo académico europeo. A.R.D. Pagden de talla la promulgación de la filosofía attaining a hitherto unpreced afirma que, en España, Aristóteles fue el filósofo más conocido. Una de las diferencias principales entre la difusión del trabajo en España y en otros países europeos fue el idioma en

PAGE 11

4 que se conocía. En lugar de depender de traducciones griegas o latinas de la literatura clásica y de la filosofía, los españoles tendían hacia las traducciones vernáculas, de ese modo haciéndolas a disposición tanto del círculo intelectual como del popular (Pagden, 298). El hecho de que la gente de España supiera de esta filosofía en su idioma nativo permitió una integración sencilla y sin complicaciones de la filosofía en la cultura española. y la El siglo XV provocó una nueva oleada de ari stotelismo en el nivel universitario. Una gran parte del plan de estudios en ese momento consistía en el canon de Aristóteles, que estaba fifteenth century an indepen the universities, although most of the teaching of moral philosophy was still done as part of the Summa aristotelismo trajo consigo una discusión sobre la implementación apropiada de la filosofía moral de Aristóteles. Por un lado, Aristóteles era considerado un autor cuyo trabajo tenía mérito, pero el valor retórico del trabajo superaba su valor filosófico. Por otro lado, se sostenía que Aristóteles era un defensor de la virtud natural; esta sería acaso la opinión más comúnmente sostenida por los españoles (305 6). En España, la filosofía moral de Aristóteles se implementó como un medio de enseñanza de la mor alidad cristiana y, a fines del siglo XV, se publicaron muy pocas traducciones nuevas de las obras de Aristóteles y la cultura avanzaba hacia textos teológicos, incluida la Summa de Aquino y su comentario sobre la Ética . Fue Juan Ferrer quien posibilitó la conexión entre las traducciones humanistas de la Ética y los comentarios de Aquino. Al usar la traducción de Bruni junto con los comentarios de

PAGE 12

5 o sobre las obras de Aristóteles, escritos originalmente en el siglo XIII, circularon ampliamente en Italia, en Francia y en España en los siglos XV y XVI. Cuando se publicó la primera parte del Quijote en 1605, al menos ocho de los comentarios de Aquino s obre la Ética habían sido promulgados por el Concilio de Trento (Cranz, 163). Fue como resultado de este Concilio que se estableció el estatus y la reputación de Aquino como teólogo de importancia significativa. Leo Elders explora la precisión de los comen tarios de Aquino en relación con la filosofía presentada por Aristóteles. Con respecto a la Ética , Elders afirma que Aquino es preciso en un sentido literal pero que él incluye algunas consideraciones teológicas (49 50). Los comentarios proponen la idea de que la filosofía de Aristóteles y la fe cristiana, específicamente católica, son armoniosas entre sí. Martin R. P. McGuire, reconociendo la importancia de la convergencia de Aquino y Aristóteles afirma: It is the great achievement of St. Albertus Magnus a nd, especially, of St. Thomas Aquinas to perceive the tremendous worth and potentialities of the new Aristotle, to interpret him more accurately and critically through the use of new translations made directly from the Greek, and on the basis of the knowle dge and vision thus acquired to create a magnificent synthesis of Christian thought in which theology itself was enriched and systematized, and philosophy proper was given its own place of honor and its own autonomy. In this elaboration of philosophy, natu ral theology, the science of God based on reason distinct from Revelation, has a central place and gives ultimate meaning to man and his role in the universe. (409)

PAGE 13

6 Con respeto al Quijote , la novela es una síntesis de la cultura de la época. Es decir que dentro de la historia y a través de las aventuras de los protagonistas, Cervantes evalúa las tendencias 3 en la que enumera seis etapas diferentes (669) y afirma que la totalidad de la obra de Aristóteles estaba disponible en Paris (1200 1255) al mismo tiempo en el que Aquino comenzó su propia escritura en Paris (~1245). Pasnau tam bién señala la importancia de Aquino por avanzar de la segunda etapa a la tercera. Para entender completamente el contexto desde el cual Cervantes escribió el Quijote , es imperativo exponer los conceptos filosóficos y teológicos que dieron forma a su visió n del mundo. La obra de Aquino, especialmente la Summa , integró la teología católica con la filosofía clásica, creando así una cohesión entre el mundo pagano y el mundo cristiano. Mientras la Iglesia Católica prosperó en España, Cervantes (1547 1616) nació en un tiempo de turbulencia en el interior de la Iglesia Católica en su totalidad. La Iglesia estaba combatiendo las herejías que surgieron durante la Reforma protestante y, para combatir estas herejías, se convocó un concilio ecuménico. El Concilio de Tr ento se reunió periódicamente entre los años 1545 y 1563. El propósito del Concilio era doble: reafirmar la doctrina de la Iglesia en respuesta a las herejías de la Reforma y modificar la vida litúrgica y clerical de la Iglesia. Algunos asuntos doctrinales cubiertos por el Concilio fueron la justificación, los sacramentos, el pecado original, la veneración de santos y de reliquias, los días de fiesta y del ayuno y las indulgencias (Pohle). La Iglesia en España no 3 1. estudio de las obras lógicas sólo (500 1200); 2. expansión del canon (1200 1255); 3. articulación clásica (1255 1308); 4. innovación y experimentación (1308 1637); y 6. eclipse por la fi losofía corpuscular (1637 1700). Según esa línea de tiempo, la publicación de el Quijote se divide en dos períodos: innovación y experimentación (1308 presente) y erudición humanística (1497 1637).

PAGE 14

7 enfrentó tantos problemas en cuanto a varias herejías como en otras partes de Europa, pero la Contrarreforma cuestionó la relación entre la fe católica y el humanismo del Renacimiento un problema especialmente relevante para los movimientos filosóficos en España. La relevancia de la Iglesia Ca tólica en España, relacionada con el Quijote , comienza realmente un siglo antes del Concilio de Trento con Fernando e Isabel, "los Reyes Católicos". La monarquía intentó unir la Iglesia y el Estado para restablecer el poder español en la Península Ibérica. La Inquisición se implementó en 1478 para garantizar que los conversos, los nuevos cristianos que se habían convertido del judaísmo o del islamismo, no volvieran a su fe original. La Inquisición hizo más que establecer la unidad religiosa en España: Compe nsating in some respects for the absence of a Spanish nationhood, a common line new dynas ty was raised to a new level of significance by a natural process of transmutation into a further victory for the faith. (Elliott, 109) La unificación de la Iglesia y el Estado provocó cambios radicales en la cultura española. Del Río encapsula la cultura lado presenta un gran cohesión nacional; por otro, se empeña en salvar, vivificándolas con la savia humanista, las concepciones morales y universalistas del medioevo. Extremo nacional ismo religión que podía practicarse abiertamente era el catolicismo y, eventualmente, los judíos y los moriscos fueron expulsados de España en 1492.

PAGE 15

8 Don Quijote es una síntesis de la cultura de la época. Es decir, Cervantes expresa brillantemente el énfasis humanista y renacentista en el individuo a través de la búsqueda de la felicidad individual de don Quijote al mismo tiempo que articula la filosof ía escolástica y el catolicismo ortodoxo a través del deseo de don Quijote de merecer la virtud y el cielo. La Ética y la Summa en el Quijote Como se dijo anteriormente, el propósito de esta tesina es evaluar la novela de Cervantes, Don Quijote , en el con texto de la filosofía moral de Aristóteles junto con la teología moral católica. Aunque es improbable que Cervantes leyera la Ética en el griego original, estaba familiarizado con las ideas presentadas por Aristóteles por medio de varias traducciones y de varios comentarios. El aristotelismo, tanto humanista como escolástico tomista, se arraigó en la cultura de la época. Era evidente en la literatura, la religión, la política y la educación de España. En el análisis de la novela sería una locura ignorar el hecho de que la intención de Cervantes era escribir una parodia de las novelas de caballerías. La aplicación de la ética aristotélica y tomista a la historia no disuade de la parodia de la novela, sino que realza las características de la farsa. Don Quijot e imita a los caballeros andantes de la ficción caballeresca con el fin de merecer los mismos honores que ellos recibieron y para alcanzar la felicidad y el Cielo. La parodia aquí radica en el hecho de que los caballeros de papel y de tinta que él lee no s on reales; ellos no enfrentan las mismas tentaciones ni experimentan las mismas desventajas que le presenta el mundo de don Quijote. Él lee sobre un mundo idealizado e intenta imponer una versión romántica del mundo en la España de finales del siglo XVI y principios del XVII. Es por esa razón que él identifica su propio tiempo como una "Edad de Hierro" y desea restaurarla con una "Edad de Oro". Al evaluar el Quijote dentro de la hermenéutica de la ética aristotélica y la

PAGE 16

9 teología moral católi ca, es posible definir el objetivo y las motivaciones de las acciones de don Quijote. En el prólogo a la parte I, Cervantes se distancia de su propia novela llamándose a sí prólogo, Cervantes relata la historia de la escritura del prólogo y la dificu ltad que experimentó para saber cómo escribir un prólogo apropiado para el Quijote y expresa sus dudas a su amigo: Porque ¿cómo queréis vos que no me tenga confuso el qué dirá el antiguo legislador que llaman vulgo, cuando vea que al cabo de tantos años como ha que duermo en el silencio del olvido, salgo ahora, con todos mis años a cuestas, con una leyenda seca como un esparto, ajena de invención, menguada de estilo, pobre de conceptos y falta de toda erudición y doctrina; sin acotaciones en las márg enes y sin anotaciones en el fin del libro, como veo que están otros libros, aunque sean fabulosos y profanos, tan llenos de sentencias de Aristóteles, de Platón y de toda la caterva de filósofos, que admiran a los leyentes, y tienen a sus autores por homb re leídos, eruditos y elocuentes? ¡Pues qué, cuando citan la Divina Escritura, no dirán sino que son unos Santos Tomases y otros Doctores de la Iglesia, guardando en esto un decoro tan ingenioso, que en un renglón han pintado un enamorado destraído, y en o tro hacen un sermoncico cristiano, que es un contento y un regalo oílle, o leelle! (Cervantes, 8) Cervantes también declara claramente que su propósito al escribir el Quijote es crear una parodia de los novelas de caballería. La capacidad de Cervantes para crear una parodia exitosa proviene de su habilidad para distinguir entre lo que es real y lo que se idealiza en las novelas de caballerías (Keniston, 106). Al integrar la virtud aristotélica y la moralidad católica, Cervantes

PAGE 17

10 crea en su pro tagonista una personificación de la cultura filosófica y teológica española. Dado que don Quijote imita a los caballeros andantes del pasado, su personaje es una yuxtaposición del código caballeresco de la Edad Media y la actitud individualista del Renacim iento. Aunque Cervantes solamente cita directamente a Aristóteles y a Aquino por nombre en el Quijote (es decir, menciona a ambos hombres pero nunca cita las ideas ni de Aristóteles ni de Aquino), la influencia que tiene los dos en la cosmovisión de Cervan tes es evidente a través del desarrollo de tanto don Quijote como Sancho Panza y en la búsqueda de la virtud, de la felicidad y del cielo de tal literary theory of Cervantes is based on Aristotle and Horace in accordance with how they were interpreted at that time. They were inevitable to all European writers of the sixteenth and seventeenth centuries. The Spanish novelist himself mentions Aris totle and Horace by name or quotes without quotations the two masters and guides of all la perspectiva escolástica, es evidente en todo el Quijote y, para interp retar adecuadamente la novela, es imperativo reconocer la influencia de Aristóteles en Cervantes. Desde el principio de la novela, el lector espera encontrar ejemplos de la virtud aristotélico/tomista tanto en don Quijote como en Sancho Panza. Cervantes ex no quiero encarecerte el servicio que te hago en darte a conocer tan noble y tan honrado caballero; pero quiero que me agradezcas el conocimiento que tendrás del famoso Sancho Panza, su escudero, en quien, a mi parecer, te doy cifradas todas las gracias escuderiles que en la caterva de Sancho Panza en la misión de don Quijote y para la novela en su totalidad. Sancho Panza

PAGE 18

11 a ctúa como el escudero y compañero de don Quijote en la peregrinación del amo hacia la felicidad y el Cielo. Sancho, sin embargo, tiene un papel mucho más importante que un simple escudero. También actúa como la voz de la razón en muchos casos, como una per sona dispuesta a contradecir a don Quijote y sus ideas a menudo absurdas, y como otro ejemplo de un hombre que busca la virtud, pero de una manera diferente a la de su maestro. Los dos personajes sirven eza humana: el polo ideal de la ilusión y el y la segunda parte del Quijote es la caracterización de Sancho Panza. Lo que algunos críticos llaman "la quijo tización de Sancho" realmente es el crecimiento de Sancho de un personaje pasivo a un personaje activo. En otras palabras, en la primera parte de la novela, Sancho acepta pasivamente las aventuras de don Quijote y no se defiende contra las consecuencias de las acciones. Por ejemplo en I.17, como resultado de que don Quijote abandonó la posada de Juan chaza la explicación de don Quijote de que los hombres que mantearon a Sancho estaban encantados y le anuncia a su amo: al cabo, nos han de traer a tantas desven a su aldea, Sancho es convencido por la retórica de don Quijote quien defiende la caballería y a los caballer os andantes. Sancho continúa acompañando a don Quijote. Sin embargo, en la segunda parte, Sancho no se convence tan fácilmente con la defensa de las aventuras de su maestro. Cuando don Quijote regresa de la cueva de Montesinos y le cuenta a Sancho sobre su encuentro

PAGE 19

12 señor mío, si le digo que de todo cuanto aquí ha dicho, lléveme Dios, que iba a decir el diablo, si 36). Además, Sancho obtiene la independencia cuando se le otorga la gobernación de la ínsula. El crecimiento de este personaje también será una parte decisiva del camino de Sancho hacia la virtud. A través de las aventuras de don Quijote y Sancho Panza, los dos ganan en virtud. Don Quijote sale de su hogar y de su pueblo en busca de aventuras y de experiencias que lo ayudarán en su viaje hacia la virtud y el logro del Cielo. Don Quijote imita las novelas de caballerías para realizar acciones virtuosas y crear un hábito de virtud. Al hacerlo, se conforma tanto con la idea de virtud de Aristóteles como con la de Aquino y la Iglesia Católica. El papel de Sancho Panza, como escudero y luego como amigo, es ayudar al don Quijote en la peregrinación hacia la virtud. Por medio de la relación entre don Quijote y Sancho, el escudero también empieza en su propio camino hacia la virtud. Durante su búsqueda, don Quijote nunca alcanza su último deseo: la virtud perfecta. Sin embargo, en su lecho de muerte, don Quijote vuelve a la realidad y muere una buena muerte cristiana. Es en sus momentos finales que don Quijote alcanza la virtud perfecta y alcanza el cielo. La virtud de don Quijote y Sancho Panza debe reconocerse en el marco de la ética aristotélica y la teología moral cató lica. El propósito de este análisis es, en resumen, que don Quijote ejemplifica a una persona que vive su vida en busca de la virtud y la verdadera felicidad.

PAGE 20

13 CAPÍTULO II EL BIEN Y EL LOGRO DE LA FELICIDAD La felicidad y sus contrarios A través del Quijote , tanto don Quijote como Sancho Panza trata de obtener la felicidad. A pesar de sus mejores esfuerzos, ninguno encuentra ni la felicidad ni la verdadera virtud en sus aventuras. Se puede atribuir, al menos un parte de su fracasas, a la in capacidad de los dos para reconocer la verdadera felicidad. Ambos personajes tienen como fin algún tipo de felicidad incompleta en lugar de la felicidad que se obtiene a través de la perfección de la virtud. Aristóteles evalúa numerosas virtudes dentro del contexto mayor de la virtud moral, la virtud intelectual, la justicia, el placer, la felicidad y la amistad, y asigna sus propias definiciones a cada concepto. Todos estos conceptos están dirigidos hacia el Bien que Aristóteles define como la felicidad. A clara que el bien humano es lo que el hombre desea para sí mismo y es el fin último de todas las acciones. Para Aristóteles, la felicidad consiste en la participación del hombre en acciones que contribuyen tanto al bien de una persona como al bien de la co munidad. En sus sent but comes as a result of virtue and some process of learning or training, to be among the most godlike things; for that which is the prize and end of virtue seems to be the best thing in the world, and something 18) 4 . Aristóteles reconoce que la virtud, o la vida virtuosa, es difícil de alcanzar, porque es algo divino en el sentido de que la virtud está más allá de la capacidad humana normal. Los humanos tienden a los placeres en lugar de la verdadera virtud entonces, el hombre que puede dirigir su vida a la virtud y alcanzar la felicidad se participa en 4 Todas las citas de Aristóteles, a menos que se indique lo contrario, son de la Ética a Nicomaquea (~siglo IV aC)

PAGE 21

14 algo divino. El bien humano supremo es la felicidad y toda la virtud está dirigida hacia ese fin excessive but which he can control through an exercise of the will. Humans are essentially rational beings able to improve themselves morally through education 65). Aristóteles sostiene que una persona no es virtuosa a menos que practique la virtud. En otras palabras, entender la teoría y la filosofía de la virtud no es suficiente; también es necesario actuar de acuerdo con la virtud en l a vida cotidiana.La felicidad no es la mera diversión, sino el fin de una vida totalmente virtuosa. Siguiendo a Aristóteles, en la Summa Theologiae ST I II.3.1.). Aquino, al añadir lo que Leo Elders 5 identifica como una consideración teológica, the Divine ST I II.3.8). Es decir, la felicidad es la Visión Beatífica, el logro del Cielo, la unidad con Dios. El fin último es el cumplimiento de todo el deseo temporal y la felicidad no puede alcanzarse mientras que el hombre sigue deseando o buscando a lgo ( ST I II.1.7, I II.3.8). El hombre debe orientar su deseo y sus acciones hacia el fin supremo. Según Aristóteles, el Bien que desea el hombre está, en última instancia, orientado hacia su fin. Ese fin del hombre es Dios, el cual es la primera causa de todo bien ( ST I.6.2). Al igual que la ética aristotélica, la teología moral católica enseña que la virtud es necesaria para alcanzar el fin último que, en la fe católica, es el Cielo. 5 sobre las obras de Aristóteles son fieles a la filosofía propuesta por Aristóteles. Llega a la conclusión de que sí, son fieles a la filosofía en una manera literal y que las únicas adiciones que Aq uino hace a la Ética son algunas consideraciones teológicas.

PAGE 22

15 La idea que tiene don Quijote del bien supremo difiere de las de Aristóteles y de Aquino, virtud, don Quijote coloca la virtud de las letras divinas por encima de letras y de armas porque, según él, el fin de ayudar a las almas a merecer el Cielo no pued e ser superado (345). A pesar de su evaluación de la paz como el mejor bien que el hombre puede desear en lugar de la felicidad o el Cielo, su posición se armoniza con las de Aristóteles y Aquino. Es decir: don Quijote sostiene que la paz es el mayor bien, soldados al decir que, a pesar de que ellos no recibieron los salarios o los honores que merece n, continúan luchando por el bien común. Además, don Quijote entiende el principio de que la mera comprensión de la virtud no es suficiente para que un hombre sea considerado virtuoso. De esta manera, él integra la idea de Aristóteles de la necesidad de pr acticar la virtud en su propia vida. Como la vida de las letras es sólo una vida de comprensión y una vida de armas es una vida de comprensión y de práctica, don Quijote sale de su casa para buscar aventuras y, a su vez, la vida más virtuosa posible. Ricar no sólo un trabajo del cuerpo, sino que igual que las letras también se deben considerar un simplemen te está leyendo novelas de caballería, no está practicando la virtud que sería capaz de demostrar y de ejercer. Su objetivo inmediato es reintroducir el orden y la virtud en el mundo y cosa de más necesidad tenía el mundo era de caballeros andantes, y de que en él se resucitase la caballería

PAGE 23

16 anhela renovar su propia época a una eda d de oro donde la virtud sea natural y omnipresente. Este deseo conformar con el objetivo del cristianismo de solidaridad entre la humanidad: depender unos de otros para garantizar la justicia social (McGrath, 369). Para alcanzar este objetivo, don Quijote busca aventuras en las que puede demostrar su virtud con el fin de darles un ejemplo a aquellos con quienes entra en contacto. Los fracasos de don Quijote y de Sancho Panza Al convertirse en un caballero andante, don Quijote intenta practicar y desarrollar la virtud y se adhiere tanto a la filosofía de Aristóteles como a la teología de Aquino con respeto al Bien. En el primer libro de la Ética , Aristóteles afirma que la felic idad es el resultado de practicar la virtud (I.9.1099b15) y, por su parte, Aquino enfatiza la necesidad de habituar la virtud para cultivar la bondad ( ST I II.55.1 Don Quijote and Moral Theology: What a Knight and His Squire Can Teach U lo que define una buena acción según la doctrina católica: According to traditional Catholic teaching, the three criteria by which an act is judged morally good are object, end, and circumstances. The object of an act is what a person chooses to do. The end is the motive of the act, or, in other words, why a person does the act. The circumstances refer to the external conditions of the act; for example, when, where or how a person act s. In order for a human act to be considered good, its object, end, and circumstances must prove to be good. (364) McGrath impone una condición a la bondad de las acciones de don Quijote: el libre albedrío es necesario para tomar decisiones y tomar decisio nes por la razón correcta. Sin embargo, el libre

PAGE 24

17 albedrío puede verse afectado por variables externas que impiden que una persona use la razón correcta. McGrath sugiere que la bondad de cada una de las acciones de don Quijote se evalúe caso por caso porque cada objeto, cada fin y cada circunstancia son diferentes. También deja claro que el resultado de sus acciones es irrelevante en el análisis de la virtud de don Quijote. Por ejemplo, en la primera salida de don Quijote a la aventura, él se encuentra con un labrador (Juan Haldudo) golpeando a su sirviente (Andrés). Don Quijote percibe la golpiza de Andrés como injustificada y decide intervenir. Más tarde, don Quijote se entera (I.31) de que su participación en la disputa llevó a que Juan Hald udo a golpeara a Andrés con más fuerza. En el momento de la acción, sin embargo, el objeto, el fin y la circunstancia de don Quijote son buenos y actúa de acuerdo con la razón correcta. Por lo tanto, este acto particular es considerado moralmente bueno. No obstante, debido a que frecuentemente le falta la razón, a veces don Quijote no puede cumplir con las condiciones para un acto moralmente bueno y una forma de vida virtuosa. Ralph e those of a madman; de don Quijote es lo que le impide vivir una vida que corresponda a la virtud aristotélica o tomista. En su discusión del Bien humano, A ristóteles diferencia la felicidad de la riqueza, del honor, y del placer, que son tipos de la felicidad incompleta. En relación con la riqueza, argumenta que esta no puede ser la felicidad debido al hecho de que la riqueza siempre se desea por el bien de otra cosa (I.5.1096a5 7). Los que confunden el placer con la felicidad viven vidas que pueden compararse con las de las bestias (I.5.1095b17 20). El honor, según la filosofía de Aristóteles, es una forma de felicidad incompleta porque no es autosuficiente puesto que requiere

PAGE 25

18 la presencia de otro. Debido a que el honor depende del reconocimiento del mérito por parte de otros, puede ser quitado y, por el contrario, la verdadera felicidad no puede ser quitada (I.5 . 1095b23 30). Aquino también c omenta sobre este tema y sostiene que es imposible que la felicidad consista en el placer, en el honor o en la riqueza. El placer se deriva de la felicidad entonces, la felicidad del hombre no puede consistir en el placer. Es decir, el hombre sólo puede ex perimentar deleite si, de alguna manera, ha experimentado un bien apropiado ( ST I II.2.5). La felicidad no puede consistir en la riqueza, porque la riqueza no se busca por sí misma ( ST I II. 2.1). Aquino argumenta que un hombre es considerado honorable sól o cuando hay en él una excelencia discernible y reconocible. Por lo tanto, es posible que el honor sea el resultado de la felicidad, pero sigue siendo imposible que la felicidad se componga únicamente de honores. Ahora bien, es lógico que el honor sea ST I II.2.2). En lo que respecta al Quijote , la discusión sobre el honor como una forma de felicidad incompleta reviste la mayor importancia. Aristótele 24) y que 28). A pesar de su búsqueda de la verda dera felicidad, don Quijote identifica erróneamente el honor con la felicidad. Admira a los caballeros andantes de las novelas de caballería por el honor que merecen y lo desea para sí mismo tanto honor como admiración. Aunque don Quijote anhela el Cielo, no lo desea por sí mismo, sino por el honor que él cree que vendrá con el logro del Cielo. Sin embargo, sí reconoce una diferencia entre su objetivo y en las metas de los caballeros

PAGE 26

19 andantes en las novelas de caballería. Después de citar a v arios caballeros famosos y sus grandes hazañas, declara: Todas estas y otras grandes y diferentes hazañas son, fueron y serán obras de la fama que los mortales desean como premios y parte de la inmortalidad que sus famosos hechos merecen, puesto que los cr istianos, católicos y andantes caballeros más habemos de atender a la gloria de los siglos venideros, que es eterna en las regiones etéreas y celestes, que la vanidad de la fama que en este presente y acabable siglo se alcanza la cual fama, por mucho que d ure, en fin se ha de acabar con el mesmo mundo, que tiene su fin señalado. (Cervantes, 530) En lugar de desear el Cielo en cuanto unión con Dios, don Quijote anhela que su propia excelencia en la virtud sea reconocida por Dios. A pesar de sus mejores esfue rzos y, no obstante, no se preocupa por la fama o por los honores temporales, don Quijote falla al conformarse con el ideal de perfecta felicidad de Aristóteles. Además, debido a que combina honor y felicidad y que desea la virtud debido al honor, don Quij ote no merece la felicidad de Aquino ( ST I II.2.4). En cada una de las acciones de don Quijote, incluso las más ridículas, él está intentando ejercer la virtud y, a su vez, merecer la felicidad y ganar la salvación. Él hace todo lo posible, incluso arriesg ando su propia vida (al menos, desde su perspectiva), para asegurar una vida eterna. Sergio H. Bocaz compara al protagonista en The Old Man and the Sea (1952) de Ernest Hemingway (1899 fashion; they give meaning to their lives and existence by a strenuous human approach, by Quijote no es necesariamente interesado en la misma fama o los mismos hon ores que recibieron

PAGE 27

20 los caballeros andantes como Amadís de Gaula o Orlando Furioso, él ve la caballería como su caminos por donde lleva Dios a los suyos a l Cielo. Religión es la caballería, caballeros santos de que le proporciona un medio para lograr su objetivo, pero, dado que don Quijote busca el honor en lu gar de la felicidad y no busca el Cielo por el bien del Cielo, finalmente no tiene éxito. 6 . Para su argumento, Sobré utiliza el ideal evidente su fracaso para alcanzar la perfección de la virtud. Es decir, si el papel de un héroe es encarnar los valores en un grado extremo, don Quijote falla al ser el héroe de su propia historia porque no logra encarnar la virtud. A lo que muchos críticos se refieren y discuten como una yuxtaposición de la lucidez de don Quijo te y de su locura, o de la realidad y la fantasía, es realmente una demostración de que don Quijote se fracasa al actuar virtuosamente. El sentido en Quijote, los c aballeros andantes de las novelas de caballería, ofrecen ejemplos extremos (quizás incluso poco realistas) de cómo comportarse virtuosamente. Aristóteles afirma que la mimêsis (imitación) es una tendencia humana natural; la humanidad desea crear arte que r efleje la realidad para así comprender mejor la realidad (Shields). Don Quijote está imitando a los héroes de las novelas de caballería e imponiendo el mundo de la caballería andante y de la 6 Mi traducción

PAGE 28

21 caballerosidad en su realidad, en lugar de ver las novelas caballerescas como reflejos de la realidad. Incluso los detalles aparentemente irrelevantes son imitados sin ninguna duda. Por eído en las historias de mezclar la realidad con la ficción, don Quijote se convence de que es un proveedor de virtudes. Él no se ve a sí mismo como alguien que está imitando un género literario, sino más bien como a alguien que se debe imitar. Se compara con los caballeros andantes que tanto admira y, porque admira y modela su propio comportamiento al de ellos, cree que el resto de los que viven en el Aunque don Quijote aparentemente carece de razón, tiene momentos de intensa lucidez a lo largo de sus aventuras. Cada uno de estos momentos ocurre cuando don Quijote habla de la virtud asoci ada con vivir una vida de caballería. En la primera parte de la obra, pronuncia un discurso a los pastores en el que explica los aspectos negativos de la edad en la que viven y 90). Este discurso evidenci a la motivación y la inspiración detrás de la búsqueda de la virtud de don Quijote. Ralph Hayward Keniston explora la idea de Cervantes en relación con la Edad de Oro para ciertos griegos, observando que days; he saw that one thing these knights mismos ideales en su protagonista; de la misma manera como los caballeros andantes de la antigüedad, don Quijote está comprometido verdadera y sinceramente con sus ideales. Más adelante en la primera parte, pronuncia su famoso discurso sobre las armas y las letras en el que evalúa las ventajas y las desventajas de vivir una vida de armas frente a una vida de letras. Él

PAGE 29

22 compara las dos vidas en términos de tiempo, de inteligencia, de coraje y de peligro para la salud humana y concluye que el estilo de vida de las armas requiere más virtud (Cervantes, 345 8). En esta instancia, don Quijote habla con franque za sobre el papel que asume como caballero andante y enumera las formas en que una vida de armas es más peligrosa y más capaz de ocasionar una virtud más alta que una vida de letras. Su justificación de esta afirmación es esencialmente que una persona de l etras simplemente entiende la filosofía de la virtud, mientras que una persona de armas practica la virtud. Don Quijote regresa a este tema al comienzo de la segunda parte a la pereza de la diligencia, la ociosidad del trabajo, el vicio de la virtud, la arrogancia de la valentía y la teórica de la practica de las armas, que sólo vivieron y resplandecieron en las edades del oro y en los Durante la Reforma Protestante, los medios para la justificación fueron un tema altamente polémico. Aunque unos primeros teólogos habían propuesto la idea de la justificación sólo dependía de la fe ( sola fide ), no fue hasta la insistencia de Martín Lutero con respecto a la enseñanza que ganó fuerza y se convirtió en un tema de debate entre los cristianos (Hurst, 125). En su A Treatise on Christian Liberty (1520), Lutero sostiene que, debido a la justificación divina, los cristianos no tienen necesidad de ha cer obras de caridad con el fin de demostrar que son dignos del Cielo (Magill, 339). En respuesta, el Concilio de Trento (1545 1563) declaró como dogma que la justificación es provocada por la fe del hombre, por la contrición de los pecados, por el bautism o, por el sacramento de la penitencia, por las buenas obras (la caridad) y también por muchas otras condiciones y también que es un acto que sólo Dios mismo puede realizar (Pohle). En pocas palabras, la diferencia entre la idea reformista sobre la justific ación y

PAGE 30

23 la idea contrarreformista sobre la justificación se puede explicar como la fe sola frente a la fe y las obras. Como respuesta a las afirmaciones protestantes de que la Iglesia enseñaría únicamente la justificación por las obras, la d octrina de la Iglesia contra argumenta que ser justificado solamente ocurre cuando las obras se dirigen al Bien que tienen valor moral; la persona que realiza las obras debe estar dispuesta y tener la intención de trabajar hacia el Bien en sus acciones (Po not be viewed as moral in every instance, if morality is judged by the physical order, i.e. the result of the action, both the knight and his squire seek to grow closer to God th rough their católica de que tanto la fe como las obras son necesarias para merecer la salvación. Sancho Panza también comparte este viaje, porque ayuda a don Quijo te en sus aventuras y, al hacerlo, participa activamente en su propia peregrinación hacia la felicidad y el Cielo. El deseo de felicidad y del Cielo no pertenece exclusivamente a don Quijote, sino también a su escudero, Sancho Panza. En muchos sentidos, Sancho Panza crea una complemento al deseo de don Quijote en que cuando don Quijote cae en el vicio del exceso, Sancho cae en el vicio del defecto y viceversa. De la misma manera como don Quijote confunde el honor con la felicidad, Sancho confund e la riqueza y el placer con la felicidad. Se caracteriza por su deseo de comer y su repetido interrogatorio a don Quijote sobre la ínsula que este le había prometido. Sin embargo, cuando Sancho finalmente recibe su ínsula, la gobierna con gran virtud y ju sticia. Él disagreements between the peasant and the tailor, the two old men, and the woman and the rich (McGrath,

PAGE 31

24 370). La referencia hecha a la esperanza de vida eterna de Sancho al final de su cargo de gobernador recuerda la afirmación de don Quijote al Cielo al comienzo de la segunda parte de la novela (Cervantes, 53 0). En sus propias búsquedas de virtud, don Quijote y Sancho Panza fracasan de diferentes maneras y, aunque ni don Quijote ni Sancho Panza alcanzan la virtud a través de las aventuras, ambos personajes crecen en virtud. En otras palabras, ambos aprenden qu e la felicidad no puede equipararse con el honor ni con la riqueza.

PAGE 32

25 CAPÍTULO III LA VIRTUD MORAL La implementación de la virtud moral La manera en que don Quijote intenta implementar la práctica de la virtud moral en su vida cotidiana es, q uizás, la parte más importante de esta discusión. Es decir, su aplicación de la virtud moral no sólo afecta la manera en que él vive su propia vida, sino que las acciones de don Quijote tienen consecuencias, tanto beneficiosas como perjudiciales, para quie nes se encuentran en sus muchas aventuras. La complementariedad de Sancho Panza y don Quijote es más evidente en el ejercicio de la virtud moral. Sancho muestra su defecto de las virtudes morales, mientras que don Quijote impone las virtudes morales hasta el punto de exceso. Especialmente en relación con las virtudes de la valentía y de la templanza, don Quijote y Sancho confirman su incapacidad para actuar de acuerdo con la virtud perfecta. Pero, al mismo tiempo, también exhiben su deseo de conformarse con la virtud para que puedan alcanzar la felicidad y el Cielo. A pesar de que la motivación tanto de don Quijote como de Sancho no siempre es el Bien, se demuestra que son dos hombres que se esfuerzan por alcanzar la virtud. En la Ética , Aristóteles explica la virtud moral en tres capítulos. En el primero, define la virtud moral y explora lo que la virtud moral implica implica en la vida de una persona. Afirma que la virtud se adquiere por costumbre, por la repetición de los actos correspondientes (II. 1.1103 a24 26) y explica que aprende la virtud a través de la participación en actos virtuosos. Es decir, el hombre no está naturalmente dotado con la perfección de la virtud moral, sino que debe entrenarse para actuar de acuerdo con la razón, adquiriendo así un hábito de la virtud. La perfección de la virtud completa la naturaleza del hombre. Aristóteles también explica que la

PAGE 33

26 virtud reside en un espectro y que la verdadera virtud está en el medio entre el vicio de defecto y el vicio de of the extremes, which is one and the same for all; by the intermediate relatively to us that which is neither too much nor too little and this is not one, nor the same f 33). Ambos vicios están situados en contradicción al medio y, para que el hombre alcance el intermediario (es decir, la virtud), debe decidir conscientemente actuar contra su inclinación hacia el exceso o defecto. Un hombre sabrá cuán do ha alcanzado un estado de virtuosidad porque le complacerá realizar y participar en actos virtuosos (II.3.1104b4). La definición de Aristóteles de un acto virtuoso consta de tres condiciones: (1) el conocimiento, (2) la elección de las acciones por su p ropio bien, y (3) la elección debe derivar del estado de carácter del hombre (II. 4.1105a30 34). Estado de carácter quiere decir lo que hace bueno al hombre; la virtud moral de una persona está determinada por su estado de carácter. Con respecto al tema de la elección, para elegir entre la virtud y el vicio y está na turalmente inclinado hacia lo bueno. De acuerdo con Aristóteles, Aquino afirma que la virtud es resultado del hábito ( ST I II. 55.1). Sin embargo, hay ciertas virtudes (las virtudes teológicas, la fe, la esperanza y la caridad), cuya causa principal es Dio s y el hombre consiente en recibir estas virtudes por medio de la infusión de Dios ( ST I II.55.4). En una discusión similar a la de Aristóteles, Aquino sostiene que la formación de un hábito de virtud depende de la capacidad de uno para decidir actuar de a cuerdo con la inclinación hacia el bien y, en su comentario sobre la Ética operates by inclining in a determined way to one thing as nature does. Indeed custom becomes

PAGE 34

27 turalmente inclinado hacia el bien y hacia la razón; por lo tanto, la virtud consiste en que el hombre actúe de acuerdo con el bien y con la of a thing seems ST I II.71.1) mientras que la virtud es la perfección de la naturaleza humana. Aquino cita a Aristóteles en su propia discusión acerca de si las virtudes morales observan el medio y agre ga que la virtud debe estar en el medio porque el mal consiste en oponerse a la razón ya sea por sobrepasar la medida de la razón o por no alcanzarla ( ST I II.64.1). La virtud moral se relaciona con la facultad apetitiva del hombre. Es decir, la virtud mor al de un hombre está determinada por la capacidad del hombre para actuar habitualmente en oposición a su tendencia hacia el mal (la concupiscencia) y, para perfeccionar estas virtudes, el hombre debe cultivar y practicar la virtud. En su búsqueda de la vir tud perfecta y el bien mayor, don Quijote intenta vivir su vida según las ideas de virtud de Aristóteles y Aquino. Tanto don Quijote como Sancho Panza entienden el concepto de la virtud que reside en la media entre defecto y exceso. Al comienzo de la segun creo que a mi señor mismo, si mal no me acuerdo, que en los estremos de cobarde y de temerario máxima virtud, don Quijote, por lo general, cae en el vicio de exceso (sin embargo, hay ciertos casos en que exhibe el vicio de defecto). A pesar del fracaso final de don Quijote para lograr la virtud de la que hablan tanto Aristóteles como Aquino, su inte gridad y dignidad son evidentes en su intento de alcanzar la virtud. Hay mucha discusión sobre el heroísmo, o falta de ella, de don Quijote: ¿Es un héroe o un tonto? Aquellos que creen que él es un héroe están dispuestos a mirar más allá de sus acciones

PAGE 35

28 knight must consider his madness under a positive light: Don Quixote is a complete fool; his folly, however, is the most sublime of virtues in this rotten world; therefore, Don Quixote is caballerías, para don Quijote no hay ni batallas reales para luchar ni villanos para derrotar. Más bien, la batalla co ntra la que debe pelear don Quijote es interna y debe derrotar a dos villanos: el vicio del defecto y el vicio del exceso. Valentía/Fortaleza Para Aristóteles, el valor es el medio de dos variables: la intrepidez y la confianza. Es decir, un hombre que cae en cualquiera de los vicios podría demostrar un exceso o un déficit de valentía o de confianza. El hombre que exhibe un exceso de intrepidez no tiene nombre pero sería considerado un loco y el hombre que exhibe un exceso de confianza se llamaría temera rio. El hombre cobarde es el hombre que teme todo y carece de confianza; se caracteriza por su desesperación (III.7.1115b24 1116a5). El hombre que teme las cosas apropiadas por las razones apropiadas en las circunstancias apropiadas es el hombre valiente ( III.7.1115b16 20). Reconoce que hay algunas cosas que son correcto de temer, por ejemplo, males como la desgracia, la falta de amistad, la pobreza, la enfermedad y la muerte; la muerte es la más temible (III.7.1115a10 14, 26 28). La muerte es también el pe ligro más noble de la guerra y el hombre valiente no teme ni siquiera la muerte en la batalla. Aristóteles identifica cinco disposiciones diferentes que, a menudo, se malinterpretan como valentía: (1) el valor aparente del soldado ciudadano, (2) el conocim iento, (3) la pasión, (4) la sanguinidad y (5) la ignorancia. En la discusión sobre la virtud de don Quijote, la evaluación de Aristóteles del soldado ciudadano y de la pasión serán las más

PAGE 36

29 importantes. Del soldado ciudadano, dice que los ciudadanos corren del peligro para evitar las 8.1116a26 28). Respecto a la pasión, Aristóteles dice que la pasión se compara frecuentemente con la valentía porque el hombre valiente es apasionado y que la pasión ayuda a los hombres a ser capaces de actuar noblemente (III.8.1116b24 1117a5). Cuanta más virtud posee un hombre, está más dispuesto de elegir acciones nobles incluso a costa de perder sus bienes o su vida. La idea que tiene Aquino de la valentía, que él identifica como fortaleza, es similar a la de Aristóteles, pero incluye una distinción teológica. Esa dis tinción es que la fortaleza es necesaria para alcanzar el Cielo y que implica la defensa de todas las demás virtudes. La fortaleza es una virtud porque se ajusta a la razón humana, ya que para superar los obstáculos que pueden impedir que el hombre actúe d e acuerdo con la razón, la fortaleza es necesaria ( ST II II.123.2). Respecto a la objeción de que el fin de la fortaleza no es bueno en sí mismo, Aquino action a likeness of his habit, for he intends to act in accordance with his habit: but his remote ST II II.123.7). De acuerdo con la división de Aristóteles de las cinco disposiciones que se pueden confundir con el verdadera valentía o la fortaleza, Aquino dice que es posible que un hombre realice un acto valiente sin tener la virtud de la fortaleza. También discute la importancia de la fortaleza en la batalla al afirmar que los peligros que el hombre encuentra en la guerra son para la pro tección del bien común y que el fin de la guerra es la paz. En su comentario sobre la Ética , Aquino señala que la fortaleza permite al hombre virtuoso huir del deshonor o al soportar las penalidades por el bien del honor y de lo bueno (183). Agrega, en

PAGE 37

30 la Summa , que la ira es útil para el hombre valiente siempre que esté controlada por la razón correcta y también se opone a la idea de que el hombre no debe usar la ira como ayuda en la ( ST II II.123.10). Finalmente, Aquino clasifica la fortaleza entre las virtudes mayores porque protege la justicia y porque el miedo a la muerte tiene el poder de hacer que el hombre actúe en contra de la razón. Don Quijote no es la única persona en la no vela que está familiarizada con los libros de (Vital Sirias, 19). Edwin Williamson propone dos niveles de locura en Don Quijote . El primer nivel consiste en el hecho de que don Quijote cree que las novelas de caballerías son verdaderas y el segundo en la creencia que él mismo puede convertirse en un caballero andante. Su locura real se manifiesta en el segundo nivel porque don Quijote no es el úni co personaje que cree en las novelas de caballería y los caballeros andantes. El ventero de la caballerías son ciertas y auténticas. Acerca de Juan Palomeque, C ardenio le susurra a Dorotea, intenta decirle a Juan Palome vuestra merced darme papilla, porque, por Dios que no soy nada blanco! ¡Bueno es que quiera darme vuestra merced a entender que todo aquello que estos buenos libros dicen sea disparates y mentir es la manera en la que don Quijote practica la virtud en su vida cotidiana en lugar de simplemente leer la teoría de la virtud en las novelas. Él cree que los caballer os andantes

PAGE 38

31 defienden y preservan la mayor forma de virtud. Por eso, don Quijote imita las novelas de el caballero andantes que más le imitare, Quijote cita varias razones para elegir la caballería como su camino hacia la virtud y la felicidad. Por ejemplo, en el discurso de don Quijote en la venta mágica expone sus opiniones con respecto a vivir una vida de letras frente a una vida de armas. Profundiza en las virtudes y disposiciones necesarias tanto del soldado como del alumno y compara las dos vidas en términ os de la valentía, del tiempo, de la inteligencia y de la salud. Don Quijote revela su creencia de que una vida de armas es la mejor manera de alcanzar la virtud y el Cielo. Él justifica esta afirmación al asegurar que el fin de la guerra y de la vida de l as armas es la paz y que la paz es lo que Cristo alentó y les enseñó a sus discípulos, por lo tanto, debe ser el camino más directo al Cielo. Como se evidencia de Aristóteles y de Aquino sobre la virtud de la valentía, específicamente la valentía que el soldado requiere durante la guerra, en su discurso, don Quijote admirar, que apenas uno ha caído donde no se podrá levantar hasta la fin del mundo, cuando otro atrevimiento el mayor que se pue fal ta de una guerra verdadera, don Quijote inventa aventuras y situaciones como sustitutos de las

PAGE 39

32 guerras que los verdaderos soldados y los caballeros de las novelas encuentran. En la infame aventura con los molinos de viento, don Quijote lucha contra lo que él percibe como gigantes y de don Qui jote es alcanzar la felicidad y alcanzar el Cielo y pretende hacerlo al convertirse en un caballero andante y presentarse como un hombre virtuoso y un buen cristiano. Después de que don Quijote y Sancho Panza salen de su tierra por la segunda vez, se encue ntran con un carro con leones y, después de una conversación, don Quijote convence al carretero que libere al león. Todos los presentes, excepto el carretero, se apartan del camino del león por temor razonable. Al liberarse el león, don Quijote espera el a taque en una posición de batalla. Sin embargo, el león nunca lo ataca. Más bien, el león simplemente se da vuelta y regresa al carro, mostrándole su parte trasera a don Quijote. Aunque algunos afirman que esto no es una prueba verdadera de la valentía que tiene don Quijote porque el león no presentó un peligro real, eso es irrelevante en la evaluación de su virtud. Él no sabe cuál será la acción del león y cree sinceramente que está arriesgando su vida para demostrar su valentía. Edith Rogers compara varias opiniones del episodio con los leones con el papel de "leones pacíficos" en la literatura clásica y llega a la conclusión de que el simbolismo del león que no ataca a don Quijote se pierde en las audiencias modernas. Ella sostiene que el episodio pretende ser simplemente una extensión de la parodia de las novelas de caballerías. Aunque, por supuesto, las características paródicas del episodio son importantes, también sirve como ejemplo del intento de don Quijote de practicar la virtud. El objetivo de don Q uijote es poner a prueba y demostrar su valentía y fortaleza y, como demuestran las palabras del carretero en su intento de apaciguar al caballero,

PAGE 40

33 tiene éxito: merced, señor caballero, se contente con lo hecho, que es todo lo que pue de (Cervantes, 587). El carretero aplaca efectivamente a don Quijote y al mismo tiempo le convence de que ha demostrado un valor auténtico. Después de su encuentr o con los leones, don Quijote cambia su nombre de Caballero de la Triste Figura al Caballero de los Leones para revelar mejor su valentía y, al hacerlo, anunciar al mundo que su virtud es digna de ser reconocida. La valentía de don Quijote, sin embargo, no corresponde a las ideas ni de Aristóteles andantes han de acometer las aventuras que prometen esperanza de salir bien dellas, y no aquellas que de en todo la quitan. Porque la valentía que se entra en la juridición de la temeridad, está defiendo a don Quijote y dice que su amo está atrevid o, no loco y, tal como lo advierte el carretero, don Quijote demuestra el vicio del exceso. Aristóteles asocia la virtud de la valentía con la audacia y con la confianza y, en este caso, don Quijote supera tanto la audacia como la confianza. Por lo tanto, según Aristóteles, sería considerado un loco temerario. El carretero incluso reconoce la falta de virtud de don Quijote y su opinión de don Quijote es evidente en sus declaraciones aparentemente contradictorias. El fin inmediata de la lucha de don Quijote contra el león es demostrarse valeroso. Aquino hace la distinción de que la fortaleza le permite a un hombre soportar dificultades por el hecho de lo bueno. En este caso, sin embargo, don Quijote se enfrenta a la dificultad (es decir, luchar contra un león ) sobre sí mismo. Él no protege a los demás del peligro, sino que, al persuadir al carretero para que libere al león de su jaula, introduce el peligro en una situación que, de otra manera, es segura.

PAGE 41

34 El ejemplo quizás más humorístico y extre mo de la tendencia de don Quijote hacia el exceso está en la aventura con los batanes. En sus andanzas, él y Sancho Panza se encuentran inseguros de lo que les espera; está oscuro afuera y todo lo que oyen es un gran ruido que viene de más allá en su camin o. Don Quijote decide hacer alarde de su valentía y, en lugar de esperar hasta la mañana para descubrir qué está causando el ruido, decide arriesgar su vida para descubrir el misterio de inmediato. Sancho lo desaconseja, dando a conocer su miedo. No obstan te, don Quijote procede con su plan original: y embarcando su rodela, terció su lanzón, por querer del cielo en esta nuestra edad de hierra, para resucitar en ella la de soy aquel para quien están guardados los peligros, las grandes hazañas, los valerosos pinto, son incentivos y despertadores de mi ánimo, que ya hace que el corazón me reviente en el pecho, con el deseo que tiene de acometer esta Contrariamente a lo que don Quijote califica de la valentía, él exhibe lo que Aristóteles define exceso de intrepidez y el deseo de parecer valiente al imitar las accio nes de los hombres verdaderamente valientes. A pesar de la manifestación de don Quijote del vicio del exceso en esta virtud particular, actúa por la pasión que Aristóteles admite que puede compararse al valor: ; those who act from passion, like wild beasts

PAGE 42

35 rushing at those who have wounded them, are thought to be brave, because brave men are also (III.8.1116b24 27). La pasión de don Quijote deriva de su aspiración de llevar una vida de virtud. Debido al hecho de que sus ideales provienen de las novelas de caballerías, imita la valientes acciones de los caballeros andantes con la esperanza de que lo lleven al cumplimiento de la virtud. Lo hace también con la esperanza de alcanzar la salvación. Él entiende que la fortaleza es necesaria para alcanzar el Cielo y que implica la defensa de todas las demás virtudes. Sancho Panza, en contraste directo con d on Quijote, demuestra el vicio de defecto en esta instancia. Cervantes aprovecha la reacción al sonido de los mazos de batán y a la posibilidad de una muerte inmi nente, se orina. En lugar de vencer el miedo a la muerte o las lesiones, como lo hace don Quijote, sucumbe a su miedo y pierde su capacidad para controlar las funciones corporales. La aventura de los mazos de batán crea la situación perfecta en la que el l ector puede colocar tanto a don Quijote como a Sancho Panza en el espectro de virtud de Aristóteles. Esta aventura es representativa de las virtudes y de los vicios de ambos protagonistas y del hecho de que se oponen uno al otro. Es decir, donde don Quinto se encuentra en exceso, Sancho se encuentre en defecto. En contraste directo con la disposición y la temeridad de don Quijote para arriesgar su vida por el bien común o en nombre de la caballería, está Sancho Panza y su cobardía. Durante el tiempo que don Quijote y Sancho pasan con los duques, participan en una partida de caza. Aunque es simplemente una pista ideada por el duque y la duquesa para engañar tanto a don Quijote como a Sancho para desencantar a Dulcinea, la fiesta encuentra un jabalí. Sancho ti ene una reacción muy diferente a la vista del jabalí que el resto de la partida de caza:

PAGE 43

36 Sólo Sancho, en viendo al valiente animal, desamparó al rucio y dio a correr cuanto pudo. Y procurando subirse sobre una alta encina, no fue posible. An tes, estando ya a la mitad dél, asido de una rama, pugnando subir a la cima, fue tan corto de ventura y tan desgraciado, que se desgajó la rama, y al venir al suelo, se quedó en el aire, asido de un gancho de la encina, sin poder llegar al suelo, y viéndos e así, y que el sayo verde se le rasgaba, y pareciéndole que si aquel fiero animal allí allegaba le podía alcanzar, comenzó a dar tantos gritos y a pedir socorro con tanto ahinco, que todos los que le oían y no le veían creyeron que estaba entre los diente s de alguna fiera. (Cervantes, 708) Una vez que Sancho está liberado del árbol por su amo, él explica que no entiende la necesidad de cazar a un animal que tiene la capacidad de tomar la vida. Él avanza su argumento diciendo que la caza no es necesaria y q ue no se debe disfrutar de una actividad que involucra matar a un conveniente y necesario para los reyes y príncipes que otro alguno. La caza es una imagen de la guer Luego pasa a enumerar las dificultades que deben soportar los cazadores, la mayoría de las cuales coinciden con la descripción de la vida de un soldado de don Quijot e. Por lo tanto, la partida de caza, aunque es una aventura artificial inventada por el duque y la duquesa, actúa como otra sustitución de la guerra por don Quijote. Por un lado, Sancho Panza demuestra, una vez más, el vicio del defecto, la cobardía, en lo que respecta a la valentía. Por otro lado, don Quijote, en su intento de demostrar su virtud, actúa como uno espera que actúe durante una partida de caza al perseguir al jabalí.

PAGE 44

37 Templanza Según Aristóteles, la templanza es una virtud relac ionada con los mismos placeres corporales específicamente el deleite en los placeres asociados con los sentidos del tacto y del gusto que los animales comparten en común con los hombres (III.10.1118a23 26). Se caracteriza por el control de los apetitos, al gunos de los cuales son naturales, como el deseo de comer y beber. Aristóteles afirma que, delight in such things, then, and to love them above 4). En los apetitos naturales, solo es posible superar el deseo y los más de lo necesario (III.11.1118b15 20). En relación con la templanza, el vicio del exceso es la intemperancia y el hombre destemplado es guiado por sus apetitos. El vicio del defecto es la insensibilidad; un vicio que rara vez se encuentra. Aristóteles también distingue entre un exceso de placeres y un exceso de dolor y afirma que un exceso de placer constituye auto indulgencia y culpabilidad, mientras que el hombre que ev ita un exceso de dolor es auto indulgente. El hombre templado acepta voluntariamente la ausencia de placeres. En contraste, el hombre destemplado anhela los placeres corporales y se preocupa cuando carece de lo que anhela (III. 1118b32 1119a5). Además, Aristóteles distingue entre el hombre que excede en su deseo de placer natural y el hombre que excede en su deseo de placeres particulares y enumera tres maneras en que el hombre auto indulgente puede tener un deseo excesivo: (1) c omplacerse en la manera incorrecta (2) disfrutar de algo de lo que no se debe obtener placer, y (3) deleitarse con algo más que la mayoría de las personas (III.1118b23 28). La templanza es una indicación de que un hombre ha ordenado su vida de acuerdo con la razón.

PAGE 45

38 La templanza, para Aquino, es una virtud asociada con la razón correcta y sirve para evitar que el hombre actúe solamente de acuerdo con sus pasiones y apetitos ( ST II II.141.3). Al igual que Aristóteles, Aquino sostiene que la tem planza, o moderación, tiene que ver con los placeres corporales. Es, en su esencia, la virtud que controla los impulsos del hombre hacia aquello que es placentero. La manifestación de la verdadera templanza es armoniosa con la naturaleza humana en el senti do de que se ajusta a la razón correcta. De la misma manera que la fortaleza tiene que ver con el miedo y la audacia, la templanza tiene que ver con el deseo y el pas ST II II.141.3). Aquino también identifica la insensibilidad y la intemperancia como vicios o pecados, relacionados con la templanza y discute la intemperancia como un "pecado infantil" (II II.142.2). En el comentario de Brian Davies sobre la Summa, enfatiza la conexión de Aquino entre la moderación y la templanza y resume la templanza como la moderación del placer físico (275). La templ anza, por lo tanto, es necesaria en la práctica de toda virtud para que el hombre tenga la capacidad de moderar entre el exceso y el defecto y apunte al medio. Desde el comienzo de la novela, la naturaleza destemplada de don Quijote es evidente. La razón m isma de sus aventuras es el resultado de la cantidad excesiva del placer que siente al leer las novelas de caballerías. Ignora sus deberes y, en su lugar, dedica su tiempo a la lectura: Es, pues, de saber que este sobredicho hidalgo, los ratos que estaba o leer libros de caballerías, con tanta afición y gusto, que olvidó casi de todo punto el ejercicio de la caza, y aun la administración de su hacienda; y llegó a tanto su curiosidad

PAGE 46

39 y desatino en esto, que vendió muchas hanegas de tierra de sembrada para comprar libros (Cervantes, 22) Carl Good sostiene que todas las aventuras de don Quijote están motivadas por su adhesión a la "ley de la literatur modela su vida en las de los heroes y les permite guiar todas sus acciones (53). Sin embargo, tá solamente imitando ciegamente las acciones de los caballeros ni está intentando seguir el mismo arco narrativo que las novelas de caballería sino que él reconoce la virtud y la bondad de los caballeros e imita la moralidad que exhiben. El argumento de G ood fracasa cuando él afirma by also excessive: an imitation of what was not strictly there in the original. In his faithfulness to the law of literature, don "excesivo" es evidencia de que don Quijote se inspiró en los caballeros de los que lee; no es, como argumenta Good, evidencia de que don Quijote haya fracasado en su intento de seguir la vive en el momento en que fueron ambientadas. En cambio, se ve obligado a crear sus propias aventuras e imaginar a sus propios encantadores, lo que lleva a compensar en exceso su falta de verdadera aventura. Good reconoce, sin embargo, es una naturaleza de exceso en don Quijote. El excesivo deleite de don Quijote por los libros de caballerías hace que se vuelva loco y crea que puede imitar la virtud de los c aballeros en su propia época.

PAGE 47

40 Al seguir la filosofía de Aristóteles, don Quijote se muestra auto indulgente porque el placer que obtiene de los libros de caballerías es más de lo que obtienen los demás. Más que simplemente complacerse con la s novelas, don Quijote cree que su deber es recrear historias en que jamás dio loco en el mundo, y fue que le pareció convenible y necesario, así para el aumento d e su honra como para el servicio de su república, hacerse caballero andante, y irse por todo el porque se deja consumir por aquello de lo que disfruta, es decir, las nov elas de caballerías. En lugar de permitir que la razón correcta guíe sus acciones, don Quijote es víctima de sus pasiones y muestra el vicio del exceso con respecto a la virtud de la templanza. Nuevamente, es útil comparar a don Quijote con Juan Palomeque. El posadero también disfruta de las novelas caballerescas, pero no con el mismo exceso que don Quijote. Juan Palomeque defiende su placer ahora no se usa lo que se usaba en aquel tiempo, cuando se dice que andaban por el mundo estos guiado por la razón correcta. Aquino pone mucho énfasis en el papel de la moderación en la prác tica de la temperancia, un rasgo que don Quijote no tiene en lo que respecta a las novelas de caballerías. Debido a que el hombre destemplado no ha cultivado la habilidad de moderar el placer para encontrar el medio, la incapacidad de don Quijote para mode rar su deseo de los libros de caballería es, en última instancia, la base de su fracaso en las otras virtudes. La templanza es otra virtud en la que el contraste entre don Quijote y Sancho Panza es evidente. Don Quijote no se fija en los placeres corporales. Sancho Panza, por el contrario, se

PAGE 48

41 deleita en el placer corporal, especialmente en la comida y la bebida. En su encuentro con los pastores, tanto don Quijote como Sancho aceptan la comida que se les ofrece, pero Sancho comía bellotas, y visitaba muy a menudo el segundo zaque, que, porque se enfriase el vino, le o, Sancho está enamorado del festín de los alimentos y la libación: Todo lo miraba Sancho Panza, y todo lo contemplaba, y de todo se aficionaba. Primero le cautivaron y rindieron el deseo las ollas, de quien él tomara de bonísima gana un mediano puchero. L Y así, sin poderlo sufrir ni ser en su mano hacer otra cosa, se llegó a uno de los solícitos cocineros, y con corteses y hambrientas razones le rogó le dejase mojar un mendrugo de pan en una de aquellas ollas. (609) Sancho, de nuevo, llena su plato con más de lo necesario, demostrando así el vicio del exceso en relación con la templanza. Don Quijote, por el contrario, come solo lo necesario. Amado Alonso se refiere al apetito de complacencia en come r, ya que era hombre; pero su complacencia no era de carácter Quijote, inspirado por los caballeros en sus libros, es capaz de encontrar el medio entre la intemperan cia y la insensibilidad y practicar la virtud de la templanza.

PAGE 49

42 CAPÍTULO IV LA JUSTICIA Los diferentes tipos de la justicia Estrechamente relacionada con el tema de la virtud es el de la justicia. A través de la novela, se hace evidente la i mportancia de tanto la idea que tiene don Quijote de la justicia como el impacto que tiene la idea católica de que la piedad pesa más que la justicia. En los discursos de don Quijote específicamente sobre la edad de oro y el debate entre las armas y las le tras él explica el objetivo de la caballería, su opinión sobre la manera de llevar una vida virtuosa y su motivación para convertirse en un caballero andante. Don Quijote hace saber que, debido a que es un caballero andante, es su deber cumplir la ley natu ral, incluso si eso significa que debe ignorar la ley gubernamental. Los críticos han examinado el Quijote tiendo en cuenta el sentido de justicia que sostiene el protagonista. Algunos han llegado a la conclusión de que don Quijote se adhiere a una idea ob soleta de la justicia 7 y otros discuten su sentido de la justicia como algo eterno y, por lo tanto, no están sujetos a las reglas del hombre 8 . Don Quijote no descuida por completo las leyes gubernamentales de su tiempo, sino que intenta imponer una ley que promueve la imparcialidad y permite a los hombres actuar de acuerdo con la Bondad. La justicia, según Aristóteles, es el ejercicio completo de la plenitud de la virtud porque va más allá del ejercicio de la virtud en relación con uno mismo y requiere el ejercicio de la virtud con los demás (V.I.1129b26 mean by justice that kind of state of character which makes people dispos ed to do what is just 7 Don Quijote signif 8 Fidel Fajardo

PAGE 50

43 9). Todos los actos injustos también se relacionan con otro vicio que no sea la injusticia. Por ejemplo, el acto de adulterio puede estar relacionado con la injusticia o con la auto indulgencia dependiendo de las circunstancias y de la disposición del individuo (V.2.1130a23 3 5). Con respecto al medio entre los dos vicios, la justicia difiere de las otras virtudes. Es un medio entre dos vicios en el sentido de que siempre se relaciona con otra virtud, pero la justicia en sí misma no tiene un vicio de exceso. El vicio del defect o en relación con la justicia es la injusticia. Aristóteles también distingue entre el tipo de justicia relacionado con la virtud en conjunto y lo que sólo concierne a una parte de la virtud (la justicia particular). Él diferencia entre lo ilegal y lo inju sto. Para explicar esta distinción, utiliza la analogía de la relación entre una parte y un todo. En otras palabras, al igual que toda una parte pertenece a la totalidad pero no toda la totalidad pertenece a la parte, también lo que es injusto es también i legal pero no todo lo que es ilegal es injusto (V. 21130b8 13). La justicia a la que se refiere la legalidad generalmente se relaciona con la justicia en su conjunto porque el propósito de la ley es promover el bien común y asegurar que los ciudadanos viva n de acuerdo con todas las virtudes (también se llama justicia legal). La justicia particular está relacionada específicamente con la justicia distributiva en el sentido de que se refiere a la asignación de honor, riqueza y cualquier otra cosa que pueda di vidirse (V. 2.1130b1 3). Dentro de su definición de la justicia particular, Aristóteles distingue nuevamente entre dos tipos: distributivo y punitivo. Luego divide la justicia punitiva, o la justicia de la rectificación, en voluntaria e involuntaria, citan do transacciones como ventas, préstamos y compras como voluntarias porque su origen es voluntario. Las transacciones involuntarias se etiquetan de este modo porque son clandestinas o implican fuerza. Transacciones como el robo,

PAGE 51

44 el asalto, el encarcelamiento, el asesinato y el insulto se consideran, para la víctima, involuntarias (V.2.1130b30 1131a9). En resumen, por un lado, la justicia legal se refiere a la virtud en su conjunto; es decir, se incumben al bien común. Por otro lado, la justici a particular, se refiere a bienes que son divisibles. Esta división es importante, porque Aristóteles identifica el bien común como algo que puede ser compartido por todos sin ser disminuido. Aquino está de acuerdo con la justicia aristotélica en que Aquino también afirma que la justicia es una virtud en relación con otras personas porque implica la igualdad y el hecho de que los actos justos son siempre actos virtuosos. Argumenta que la justicia regula las operaciones humanas pero de una manera difere nte a la virtud de la templanza en que la justicia se refiere a ST II II. 58 .1). Aquino también distingue entre justicia legal y justicia particular. Sostiene que la justicia legal está dirigida hacia el bien común y que la justicia particular está dirigida hacia las relaciones del hombre con los demás. Mientras que la justicia le gal tiene que ver con el bien de la comunidad, la justicia particular tiene que ver con el bien de la persona ( ST II II.8.7). Debido a que la justicia es la práctica de la virtud en relación con los demás, sólo se refiere a objetos y acciones externas ( ST II II.58.8). En su comentario sobre la Ética , Aquino hace referencia a la justicia y el medio entre el vicio del exceso y el vicio del defecto y explica que, según constitutes a mean, since its act is a just operation which is a mean between doing what is unjust 7). También discute el significado de la justicia en la Summa , y declara que la justicia es el verdadero medio en el sentido de que es el intermedio entre mayor y

PAGE 52

45 menor, es decir, la igualdad. Él coloca la justicia legal como la mayor virtud porque lo que está destinado al bien común es también superior al que está destinado solamente al bien del individuo. En el cas o de la justicia particular, también trasciende las otras virtudes por dos razones. Primero, porque la justicia está en el apetito racional, en lugar del apetito sensible, que es la parte más excelente del alma. Segundo, porque se preocupa por el bien de o tro más que por el bien propio ( ST II II.58.12). En la discusión de la justicia, también es importante identificar la injusticia, su contrario y su vicio. La injusticia que es contraria a la justicia legal condena el bien común. Por lo tanto, todos los vic ios están relacionados y tienen el carácter de la injusticia porque rechazan el bien de la comunidad (II II.59.2) y que es mejor sufrir o aguantar una injusticia que hacer una injusticia a otro. Don Quijote, Sancho y la justicia Don Quijote cree que el objetivo y el propósito de la caballería es garantizar la justicia y la paz en el mundo. Es la tarea de los soldados y de los caballeros andantes ser ejemplos de la virtud, administrar justicia y hacer la voluntad de Dios: Quiero decir que los religiosos, con todo paz y sosiego, piden al cielo el bien de la tierra, Pero los soldados y caballeros ponemos en ejecución lo que ellos piden, defendiéndola con el valor de n uestros brazos y filos de nuestros espadas, no debajo de cubierta, sino al cielo abierto, puestos por blanco de los insufribles rayos del sol en el verano y de los erizados yelos del invierno. Así, que somos ministros de Dios en la tierra, y brazos por qui en se ejecuta en ella Su justicia. (101)

PAGE 53

46 A lo largo de la novela, muchas veces en conversación con Sancho, don Quijote explica su idea de la justicia y el papel que desempeña la caballería en la ejecución de la justicia en el mundo. Él dice que los caballeros andantes deben entender la justicia en todas sus formas, tanto particular lara y distintamente, caballería hablan en un nivel mayor de su misión como un todo. La función de la caballería es doble, como lo es la tarea de don Quijote: restablec er la virtud en el mundo y tener como fin la felicidad final y el Cielo. Él elige la caballería debido a esta misma similitud; escoge la vocación que tiene la misma meta que él. Don Quijote también tiene un deseo idealista de regresar a un pasado en que la ley era armoniosa con la virtud y con la ley natural. De nuevo, es relevante hacer referencia al discurso de don Quijote sobre las armas y las letras. Describe el fin de las letras como la regulación de la justicia distributiva (345). Esto está en armonía con las definiciones de la justicia legal de Aristóteles y de Aquino. Don Quijote, sin of the guarantees of law, while letters bring about merely a form of di stributive justice within su preocupación y su falta de confianza en la ley gubernamental, la justicia legal. Es decir, él no cree que las letras (o sea, la justicia distributiva) son un medio suficiente para garantizar la justicia. Más bien, él cree que es necesario incluir también la práctica de las armas para proporcionar la justicia y la paz porque los hombres de armas tienen la capacidad de ejecutar la le y natural junto con la ley gubernamental. En el discurso de la Edad de Oro, don Quijote

PAGE 54

47 implica un desacuerdo con la ley moderna y la manera en que se aplica. Opina que en su edad se aplica la justicia legal sin restricciones y por capricho del individuo en lugar de una base en virtud (90). Aristóteles y Aquino argumentan que el propósito de la justicia legal es garantizar la promoción del bien común y que los ciudadanos vivan de acuerdo con la virtud. Don Quijote, en este discurso, sugiere que la ley de su edad ya no se respeta eso y que es su proprio deber restablecer el sentido apropiado de la justicia en el mundo. Por lo tanto, la idea de justicia de don Quijote a veces no tiene en cuenta la ley gubernamental, específicamente la S anta Hermandad. tradition to be a fugitive from justice, and whose life is defined by flight from the from the evarría reconoce un elemento crucial en la misión de don Quijote: que don Quijote no se considera un defensor de la justicia legal ni se considera leal a ningún tipo de autoridad legal. La lealtad de don Quijote es a su propia meta, a vivir una vida de vir tud e intentar encontrar la felicidad y alcanzar el Cielo. Don Quijote cree que responde a una ley más alta que la de la Santa Hermandad. En su búsqueda de aventuras, don Quijote comete varios delitos, entre ellos: robar la bacía del barbero, negarse a pag ar su estadía en la venta de Juan Palomeque, asaltar al hombre vasco y liberar a los galeotes. La intención de don Quijote en estos crímenes, sin embargo, no es actuar en contra de la justicia legal, sino cumplir con su propia idea de la justicia. Roba la bacía del barbero solamente porque cree que es el Yelmo de Mambrino; él realmente cree que está exento de pagarle a Juan Palomeque porque ninguna de las novelas de caballerías menciona que los caballeros paguen su alojamiento; ataca al vasco para proteger a las doncellas y a sí mismo; y libera a los galeotes porque cree que su encarcelamiento es injusto. A pesar de desafiar la justicia

PAGE 55

48 legal de la época, don Quijote todavía actúa de acuerdo con la justicia aristotélica y tomista. Don Quijote no hace cumplir la ley moderna; eleva la ley a un propósito superior. Según don Quijote, el propósito de la ley gubernamental es garantizar, no sólo que cada hombre reciba lo que se le debe, sino que también es garantizar que las comunidades puedan vivir e n paz. En otras palabras, la ley gubernamental debe tener como la base tanto el bien del individuo como el bien de la comunidad. Sólo de esta manera, la justicia legal puede corresponder a la ley natural y lograr que todos los ciudadanos busquen la virtud como el fundamento de la comunidad. Aunque don Quijote comete delitos contra la justicia legal, lo hace para unir la justicia legal y la ley natural. El sentido de la justicia que tiene don Quijote está casi siempre dirigido al beneficio de las personas co n las que se encuentra. Aunque espera recibir honores por sus actos, también actúa de acuerdo con el bien del otro, la persona a quien está tratando de ayudar. La primera vez que abandona su hogar, conoce a Andrés, un joven que está siendo golpeado por su amo. Busca rectificar lo que cree que es un castigo injusto. En esta situación, don Quijote no tiene nada que agravio el valeroso don Quijote, el cual, contentísimo de lo sucedido, pareciéndole que había Aristóteles sostiene que e l hombre desleal también es injusto, don Quijote percibe al amo de Andrés como un hombre desleal y su castigo como desleal y, por lo tanto, también declara al amo injusto. En su intento de corregir el mal, don Quijote ejemplifica la virtud de la justicia. Sin embargo, el hecho de que don Quijote no ejerza la virtud perfecta en este caso radica en su incapacidad para prever las consecuencias de sus acciones. No puede anticipar la consecuencia

PAGE 56

49 de que, debido a su intervención, Andrés será casti gado más severamente. Por consiguiente, don Quijote no muestra un vicio con respeto a la virtud de la justicia, sino más bien con respeto a la sabiduría práctica. Un elemento de la sabiduría práctica es lo ingenioso 9 , una facultad que 26). Don Quijote es incapaz de lograr su objetivo de liberar a Andrés del castigo y, po r esa razón, falla en la implementación de la facultad de la ingenuidad. Sin embargo, don Quijote encuentra el medio de justicia en el sentido de que no permite que persista un acto injusto. El sentido aristotélico de justicia que tiene don Quijote es evid ente en la aventura con los galeotes. Cuando él y Sancho se encuentran con los galeotes encadenados, él percibe el contra de su derecho inherente al libre albe se enfoca en la idea de la fuerza y la implicación de que los galeotes no están sirviendo al rey por su propio deseo o su propio voluntad, sino por obligación. Según Aquino, el libre albedrío es la cap acidad del hombre de elegir lo que quiere con el fin de cumplir con su deseo ( ST I.83.3). También explica que el hombre debe obedecer la ley humana ( ST I.97.3). Entonces, debido a que los galeotes han violado voluntariamente la ley, se ven obligados a obtener una restitución por una injusticia pasada. Don Quijote le pregunta a cada uno de los galeotes la razón de su castigo y cada uno le da una descripción creativa y romántica del crimen. Por ejemplo, el primer hombre dice que está siendo ca 9 Lo ingenioso en si tiene una moralidad ambigua.

PAGE 57

50 colar atestada de ropa blanca, que la abracé conmigo tan fuertemente, que, a no quitármela la galeote admite su mal y no expresa arrepentimie nto, don Quijote cree que fue injustamente retenido y denegado su autonomía. En la explicación de Aristóteles de las transacciones involuntarias, él incluye el encarcelamiento como un tipo de rectificación. Es decir, es un tipo de transacción entre hombres que modifica una acción injusta previa en proporción a esa acción injusta (V.2.1131a1 9). En este caso, es Sancho quien intenta explicar este principio a don g involuntariamente a completar su castigo como resultado de un acto voluntario injusto que cometieron en el pasado. Don Quijote, sin embargo, cree que es contra la ley natural qu e alguien se vea obligado a hacer algo contra su voluntad. Por lo tanto, libera a los esclavos de la galera dejaros ir en paz, que no faltarán otros que sirvan al rey en mejores ocasiones, porque me parece creencia de que él ha sido enviado por Dios para convertirse en un caballero andante y restaurar la paz en el mundo. Sin embargo, esto no implica que don Quijote no esté de acuerdo con la designación de Aristóteles de la justicia punitiva, sino que don Quijote exagera el aspecto del libre albedrío y, por lo tanto, disminuye la necesidad de que los galeotes rectifiquen s us acciones injustas. Aunque ni Aristóteles ni Aquino identifican un exceso de justicia, hay un tema prevaleciente en la doctrina cristiana de que la misericordia de Dios supera su justicia. Esta idea

PAGE 58

51 proviene principalmente del Nuevo Testam sin compasión serán también juzgados, pero los que han tenido compasión saldrán victoriosos en naturaleza misericordiosa para que recibir misericordia después de la muerte y entre en el Cielo. Aquino discute la relación entre misericordia y justicia en el Summa. s the work of ST I.21.4). Es decir, en relación con la humanidad, Dios es tanto misericordioso como justo; los dos conceptos no se oponen uno al otro. Más bien, los dos se c omplementan y son signos del amor de católico, él trata de actuar de acuerdo con la idea de que la piedad tiene más peso que la justicia. Don Quijote, al imitar la misericordia de Dios, libera a los galeotes. De la misma manera en que Dios perdona los pecados de la humanidad, don Quijote perdona los crímenes de los galeo tes. Debido al hecho de que no existe un vicio de exceso en lo que respecta a la justicia, don Quijote ve la liberación de los galeotes como la perfección de la justicia. Les está permitiendo que sean libres porque ve la libertad como su derecho humano inh erente, de acuerdo con la ley natural. Debido a que don Quijote rechaza la justicia legal y aparentemente contradice su propia meta, es decir, restablecer la justicia en un mundo corrupto, hay una gran cantidad de críticas que han analizado la aventura de los galeotes. Anthony Close analiza el episodio en el contexto de que es una parodia del género picaresco. Compara a Ginés de Pasamonte con Guzmán de

PAGE 59

52 justicia son simplemente una imposición de otros géneros de literatura sobre su realidad. Este episodio hace más que eso; también muestra el intento de don Qui jote por alcanzar la virtud. Aunque lo hace incorrectamente, la intención de don Quijote de liberar a los hombres de las galeras no es devolver a los hombres peligrosos y criminales a la comunidad, sino que es entregar a cada hombre lo que le corresponde, lo que, según Aquino, es la definición de justicia ( ST II II.58.1). Las acciones de don Quijote, sin embargo, parecen estar separadas de sus palabras en el sentido de que sus acciones no siempre tienen una consecuencia positiva o justa: la sabiduría de don Quijote no se extiende a tanto que le permita darse Acosta, 18 9). Aunque don Quijote pretende ejercer la justicia, sus acciones no siempre llevan al cabo su meta. En la discusión de la virtud y de la bondad de las acciones de don Quijote, McGrath introduce el principio del doble efecto. El principio del doble efecto propone que un acto puede ser bueno a pesar de los efectos negativos o malos. Para que este principio sea aplicable a una acción, se consequence must not be the motivating facto r of the act; the good consequence must not be the result of the evil consequence; and the intended good consequence must equal or outweigh the es la verdadera ju sticia. Así el principio del doble efecto, entonces, se aplica a la liberación de los galeotes ( ST II II.64.7). A pesar de que algunas de sus acciones tienen resultados indeseables, don Quijote nunca crea intencionalmente una situación injusta, lo que demu estra su incapacidad

PAGE 60

53 para actuar de acuerdo con la virtud perfecta. Él sólo mira hacia el fin de sus acciones en lugar de evaluar las consecuencias inmediatas. Aunque don Quijote está tratando de alcanzar la felicidad y la virtud por su prop io bien, está intentando hacerlo mediante la realización de actos virtuosos por el bien de los demás. En resumen, don Quijote busca la virtud y el logro del Cielo a través de actos de caridad y justicia hacia los demás. Cuando el duque designa a Sancho com o gobernador de una ínsula, una vez más entra en de letrado, y parte de capitán, porque en la ínsula que os doy tanto son menester las armas como las letras exhibir tanto la justicia particular como la justicia legal. Sancho entiende la importancia de su nuevo cargo, no sólo para aquellos a quienes gobernará, sino también para momento en el que Sancho es promovido de escudero a gobernador es fundamental en el crecimiento del carácter de Sancho. Define su independencia y le permite al lector conocer a Sancho sin la supervisión de don Quijote. Sancho se convierte en un personaje activo porque influye en el desarrollo de la trama y cultiva su propia virtud en lugar de actuar como una comparación a don Quijote. Antes de part ir a Barataria, Sancho recibe consejos de don Quijote sobre cómo gobernar adecuadamente. Donald W. Bleznick sostiene que los consejos que don Quijote le da a Sancho actúan como evidencia de la familiaridad de Cervantes con la teoría política y con la liter constitute, in essence, a realistic, miniature version of the literature de regimine principum which orary

PAGE 61

54 también están llenos de recomendaciones morales sobre cómo vivir una vida virtuosa y justa de acuerdo con la ética aristotélica y tomista, y cómo alentar a las personas que gobierna con el ejemplo. Él enfatiza la importancia de la justicia y de la misericordia para gobernar y ganarse el campea, a n identifica la misericordia como una virtud, pero sólo mientras se cumpla la justicia. Es decir, aquellos que merecen un castigo deben recibir un castigo, pero aquellos que pi den perdón deben recibir misericordia ( ST II II.30.3). Don Quijote muestra su comprensión de la justicia y de la misericordia en su consejo a Sancho y, a su vez, Sancho Panza demuestra su comprensión y la práctica de los conceptos en su gobernación de Bara taria. En sus primeros actos como gobernador, Sancho debe escuchar las quejas de los ciudadanos de Barataria y juzgar en disputas civiles. En cada caso presentado ante Sancho, él es sorprendentemente sabio y justo. Aunque el sentido de justicia de don Quij ote y Sancho provienen de fuentes diferentes, en cuanto a la gobernación de Sancho, ambos demuestran su capacidad para actuar con justicia y su deseo de recrear un mundo de justicia y caridad. En su totalidad, como articula John A. Crow, el Quijote treatment of human de implementar la justicia aristotélica y tomista. Si bien el objetivo de ambos protagonistas es garantizar tanto el bien del individuo co mo el bien de la comunidad, hay casos en que don Quijote y Sancho fallan en cumplir perfectamente con las ideas de la justicia de Aristóteles y de

PAGE 62

55 Aquino. Don Quijote, en particular, entiende la necesidad de unir la justicia legal y la ley natural pero, debido a su tendencia hacia el exceso, es incapaz de unificar apropiadamente las dos ideas.

PAGE 63

56 CAPÍTULO V LA AMISTAD El mejor tipo de la amistad La relación entre don Quijote y su escudero, Sancho Panza, es uno de los aspectos más fundamentales en el análisis del Quijote . La influencia recíproca que ambos tiene desarrollan ha sido el foco de muchas interpretaciones críticas de la novela. Don Quijot e y Sancho han sido un tema de críticos que etiquetan a don Quijote como el educador o el maestro de su escudero, 10 y quien transmite su locura a Sancho. También hay críticos que evalúan la amistad entre los personajes y cómo esta amistad afecta la trama de la novela 11 . Su relación, que se convierte en una amistad, es evidencia del intento de Sancho y don Quijote de alcanzar la virtud. Las conversaciones entre ellos revelan sus motivaciones y sus deseos de alcanzar la verdadera felicidad y el Cielo, y el desarrollo de su amistad refleja su desarrollo individual de la virtud. Aristóteles considera que la amistad es uno de los componentes más importantes de la vida de un hombre. Comienza su discusió 6). Continúa describiendo las formas en que la amistad ayuda a los hombres de todos los niveles sociales y edades. La amistad está conectada a la justicia ya que la armonía entre los estados políticos es similar a la amistad y también en que la justicia debe existir entre los amigos (VIII. 1.1155a23 29). La justicia entre amigos se mantiene a un estándar más alto que la justicia ent re 10 11 p in Don Quijote

PAGE 64

57 4). Aristóteles identifica la amistad co mo algo noble, y por eso la incluye como una virtud y como un elemento de la felicidad. La base del amor es el deseo y el objeto del deseo determina el tipo de amistad. La amistad existe cuando hay un deseo mutuo por la buena voluntad del otro. Aristóteles caracteriza tres tipos de amistad: utilitaria, agradable y perfecta. La amistad útil está marcada por su propensión al cambio y se produce entre dos personas que pueden proporcionarse bienes entre sí. Debido a que existe por el bien del individuo, cuando el individuo alcanza ese bien, la amistad utilitaria se disuelve (VIII. 3.1156a21 23). La amistad agradable se produce entre dos personas que se complacen mutuamente. Al igual que la amistad útil, se disuelve fácilmente porque el placer puede cambiar rápid amente. También existe por el bien del individuo (VIII.3.1156a37 1156b2). La amistad perfecta se caracteriza por la bondad y por la virtud de las personas involucradas (VIII. 3.1156b13 14). Este tipo de amistad también se considera útil y agradable. Es la forma más elevada de amor y de amistad y dura con tal de que sea buena. Es decir, con tal que la amistad sea virtuosa. La amistad perfecta es superior a los otros dos tipos porque incluso las personas malas (no virtuosas) pueden mantener u na amistad utilitaria o agradable, pero la amistad perfecta se basa en la bondad (VIII.4.1157b1 4). La amistad, al igual que las virtudes morales, es un estado de carácter, ya que requiere amor mutuo y requiere una elección deliberada. El amor que un hombr e tiene para sí mismo es igual al amor que tiene para su amigo (VIII.5.1157b34 36). En las amistades entre desiguales, el amor compartido debe ser proporcional (VIII.14.1163a24 30). La esencia de la amistad es más el acto de dar amor que el acto de recibir amor. Según Aquino, la amistad es la combinación de amor y de benevolencia y está directamente conectada a la virtud de la caridad. La caridad es una virtud que se asocia con el

PAGE 65

58 amor que el hombre tiene por Dios. En su esencia, la caridad es el deseo del hombre de amar a Dios sobre todo. También refiere al amor supernatural que el hombre tiene para la humanidad. La caridad le permite al hombre, por el amor a Dios y por el deseo de unirse con Dios en el Cielo, amar a su prójimo (Sollier). De acuerdo con Aristóteles, Aquino define la amistad como el deseo mutuo de buena voluntad entre dos hombres. También relaciona la amistad con la justicia en que ST II II.23.3). A diferencia de la justicia, que tiene que ver con el deber legal, la amistad y la caridad tienen que ver con el deber moral. Aquino no identifica la amistad como una virtud en sí misma, sino como una cons ecuencia de vivir una vida virtuosa ( ST II II.23.3). Aquino incluye el amor a los enemigos en su discusión sobre la caridad y la amistad. El amor que uno tiene por un amigo debe extenderse también a aquellos a quienes el amigo ama. Incluso si esas personas son odiosas o hirientes, es un deber del hombre amarlas por caridad. Debido a que el fin último de la virtud es el logro del Cielo, todas las obras de caridad se dirigen, en última instancia, hacia Dios. Por lo tanto, el hombre ama a sus enemigos por cari dad y en relación con Dios ( ST II II.23.1). La mayor manera en que los cristianos pueden comprobar su amor por Dios es expresar su amor por los demás hombres y por la humanidad en su totalidad. Amándose unos a otros, el hombre participa en el amor de Dios. son permanentes: la fe, la esperanza y el amor [caridad]; pero la más importante de las tres es el (Versión Popular Católica, 1 corintios 13:13). Aquino explica q ue la razón por la cual la caridad es la mayor de las virtudes es porque la caridad busca la unidad con Dios, mientras que la fe y la esperanza buscan la verdad y la bondad de Dios ( ST II II.23.6). Es decir, la fe y la esperanza buscan obtener algo de Dios , mientras que la caridad busca estar con Dios.

PAGE 66

59 La ideas de Aquino están de acuerdo con la división y caracterización de Aristóteles de los tres tipos de amistad: utilitaria, agradable y perfecta. Además, Aquino también identifica la afabili dad como un tipo especial de virtud. La afabilidad consiste principalmente en obras o en hechos externos y, tal vez, puede entenderse mejor como amabilidad. Esta virtud existe debido al amor natural del hombre hacia todas las personas, pero no tiene los mi smos requisitos que la amistad ( ST II II.114.1). De nuevo, este tipo de amistad se relaciona con la justicia porque es una virtud ejercida en relación con los demás. La evolución de la relación entre don Quijote y Sancho Panza Al comienzo de la novela, la relación entre don Quijote y Sancho Panza es lo que Aristóteles define como una amistad utilitaria. Don Quijote necesita un escudero que lo ayuda en su viaje. Sancho, a su turno, quiere una compensación monetaria y la ínsula que le prometió don Quijote; a mbos personajes buscan algo del otro. Después de armarse caballero andante, don Quijote decide regresar a su aldea para seguir los consejos del ventero y recopilar todo lo necesario para ser un verdadero caballero andante, incluyendo a un escudero. Ya ha p ensado en persuadir a su vecino, Sancho Panza, para que lo acompañe en sus aventuras y le promete una ínsula a cambio de su servicio. Sancho es convencido por las promesas de don Quijote y cuida de o andante, que no se le olvide lo que de la novela, ni Sancho Panza ni don Quijote están preocupados en la relación entre ellos, sino en sus propios bienes. E n su discusión sobre la amistad de la utilidad, Aristóteles señala que, a menudo, hay quejas entre los amigos, porque cada uno desea su propio bien más que el bien del

PAGE 67

60 otro (VIII.13.1116b17 18). Esto es característico de la relación inicial entre Sancho y don Quijote: Yo salí de mi tierra y dejé hijos y mujer por venir a servir a vuestra merced, creyendo esperanzas, pues cuando más vivas las tenía que alcanzar aquella negra y malhadada ínsula que tantas veces vuestra merced me ha prometido, veo que, en pago y trueco della, me quiere ahora dejar en un lugar tan apartado del tratado humano. ¡Por un solo Dios, señor mío, que non se me haga tal desaguisado! (158) La declaración de Sancho también demuestra que la relación entre don Quijote y Sancho Panza es entre desiguales. Don Quijote y Sancho difieren socialmente, culturalmente, físicamente e intelectualmente (Duran, 216). Sancho es el escudero de don Quij ote, por lo que, para que su amor sea proporcional, según Aristóteles, debería amar a don Quijote más de cuanto don Quijote en gustos. No e los capítulos iniciales de la primera parte, su amistad sí sigue la filosofía de Aristóteles con respecto a la amistad entre desiguales. Sancho muestra gran cuidado y preocupa ción por su amo. En la aventura de los molinos de viento, Sancho corre hacia don Quijote para asegurarse de que su amo no esté gravemente herido (68). En contraste, don Quijote deja a Sancho en la venta después de retener el pago al ventero y deja que Sanc ho soporte el castigo (139). Don Quijote no

PAGE 68

61 lo hace por una naturaleza maliciosa, sino porque se reconoce a sí mismo como el superior de Sancho y actúa en consecuencia. Sin embargo, a medida que la novela avance, y a medida que Sancho y don Quijote pasen más tiempo conociéndose, encuentran un punto en común en el que basan su amistad: las aventuras. Aunque su relación comienza como puramente utilitaria, también se vuelve agradable. Comienzan a disfrutar de las conversaciones que tienen mient ras buscan aventuras. En la aventura de los mazos de batán, en la madrugada cuando don Quijote y Sancho se dan cuenta de que el ruido que tanto temían era simplemente el sonido de los mazos de batán, ambos personajes comienzan a reír. Es un momento concret o de crecimiento en su amistad, que ya no sólo se acompañan para alcanzar un fin, sino también porque se complacen mutuamente. Edwin Struggle between Don Quixote and Sancho: Four Crises in the Development of the Narrat crucial en la relación entre Sancho y don Quijote así que presenta la primera situación en que se pone en cuestión la dinámica entre los dos personajes. Williamson observa que los dos sólo se ríen juntos hasta el momento en que Sancho, burlándose de don Quijote, imita su retórica caballeresca. Luego, don Quijote restablece su autoridad porque, como anota Williamson, siente que, burlándose de su vocación como caballero andante, Sancho amenaza la aut oridad de don Quijote. Sin embargo, por temor, Sancho retoma rápidamente su papel de inferior de don 12 . Esta lucha de poder que Williamson reconoce no es una lucha para ejercer la autoridad, sino una lucha para practicar la 12 Quizás un tema importante para explorar aún más sería si Sancho teme ofender a don Quijote por respeto a la autoridad y superioridad de don Quijote o por temor a perder su ínsula.

PAGE 69

62 virtud. Es decir, la creciente amistad entre don Quijote y Sancho Panza, según Aristóteles, debe ser proporcional porque, por lo tanto, son desiguales entonces, lo que parece una lucha de poder, es una representación de su intención de llevar a cabo una amistad apropiada. La risa y la alegría que comparten ante lo absurdo de sentirse asustados por los mazos de batán demuestran e l deleite que están comenzando a obtener de la compañía de cada uno. La reprimenda que don Quijote le da a Sancho y, a su vez, la disposición de Sancho para regresar a su papel de escudero de don Quijote ilustra su reconocimiento del cambio de su amistad y su incapacidad para cumplir con los estándares de un nuevo tipo de amistad. El tema de la amistad prevalece a través de la novela y en muchas de las aventuras. Una de las bromas que hacen los duques a don Quijote y a Sancho es el desencanto de Dulcinea. Sancho ya le mintió a don Quijote diciéndole que Dulcinea había sido encantada (II.10) y será la duquesa quien le convence a Sancho de que Dulcinea realmente haya sido encantada. Los duques crean una situación en que Sancho y su amo se encuentran con personajes famosos de las novelas de caballerías. En este episodio, Merlín le dice a don Quijote que, para desencantar a Dulcinea, Sancho debe azotarse 3.300 veces. Cuando Sancho se niega a auto flagelarse, don Quijote recurre a su autoridad como amo autoridad en la segunda parte del Quijote episodio en el desarrollo de la relación entre Sancho y don Quijote: Este extraordinario episodio ha recibido muy poca atención de los críticos. De hecho, no conozco ninguna interpretación del Quijote que tome en consideración esta escandalosa pelea de los dos personajes, quizás porque supone una violación de una idea muy

PAGE 70

63 arraigada en el cervantism o la creciente fraternidad que supuestamente caracteriza la relación entre don Quijote y Sancho. (126 7). Don Quijote llama a Sancho traidor, porque se niega a ayudar a su amo, pero Williamson propone la idea de que don Quijote es el traidor, ya que obliga a Sancho a hacer algo en contra de mismo los azotes a Sancho, es decir, abusa de su autoridad para conseguir únicamente sus propios intereses, traicionando, por el Williamson continúa explicando que esta escena en particular introduce una lucha de poder entre el escudero y el amo. Dentro del contexto de la amistad y la virtud aristotélica y tomista, don Qui jote, en este episodio, no desea el bien de Sancho, sino que utiliza a Sancho como medio para un fin propiamente egoísta. Al hacerlo, don Quijote destruye la amistad que los dos habían estado cultivando. Él demuestra su propio egoísmo y, al caer víctima de sus pasiones, don Quijote provoca la reversión de la amistad entre los dos en una amistad de utilidad. Aristóteles 5b6 7). Obviamente, Sancho está sorprendido por la rey, ni señor. Vuesa merced me prometa que se estará quedo y no tratará d e azotarme por agora. Que yo le dejaré libre y desembarazado. donde no, aquí representa la lucha de poder que existe entre don Quijote y Sancho, este episodio mue stra una vez más el esfuerzo que ambos personajes experimentan en su intento de lograr una amistad virtuosa. Sancho, en este caso, intenta establecer la igualdad entre él y su amo. Cuando Sancho

PAGE 71

64 rando así la igualdad que existe entre él y don Quijote. Don Quijote actúa contra esa igualdad al exigir que Sancho se haga daño a sí mismo. Esto garantiza que don Quijote logre su propio fin personal e interrumpa la evolución de la amistad. Gil Osle explo ra el papel de la amistad en el Quijote , específicamente en el cuento Panza sea una representación ideal de la amistad y demuestra las formas en que su relació n and don Quijote [are expressed] in such a way that the idealistic portrait of the heroes is ruined. constituted a significant break with the narrative tradition in which fictions of friendship were characterized by idealized, heroic pairs of 2). Debido a la tendencia de don Quijote hacia el vicio de exceso y la tendencia de Sancho Panz a hacia el vicio de defecto, los personajes no sirven como modelos ni de la amistad perfecta ni de la virtud individual. Sin embargo, ambos personajes sí representan la lucha del hombre para lograr la amistad y la virtud perfecta. A diferencia de Lotario y Anselmo intencionalmente ni maliciosamente. Mientras que la amistad entre Anselmo y Lotario termina como resultado de la traición y del egoísmo, la amistad entre don Quijo te y Sancho se reanima por su genuino amor mutuo. Sancho le admite a la duquesa que él cree que don Quijote está loco, pero continúa acompañándolo en el viaje, no porque desee una ínsula o compensación monetaria, sino porque se ha desarrollado una afinidad entre los dos. Está claro, incluso al final de la primera parte, cuando Sancho se da cuenta del truco de que el cura y el barbero están jugando

PAGE 72

65 con don Quijote, que su lealtad no reside en don Quijote como su maestro, sino como su amigo. Informa a don Quijote: Señor, para descargo de mi conciencia le quiero decir lo que pasa cerca de su encantamento, y es que apuestos dos que vienen aquí cubiertos los rostros son el cura de nuestro lugar y el barbero, y imagino han dado esta traza d e llevalle desta manera, de pura envidia que tienen como vuestra merced se les adelanta en hacer famosos hechos. Presupuesta, pues, esta verdad, síguese que no va encantado, sino embaído y tonto. (433) En este caso, Sancho no tiene motivo ulterior; no cree que heredará una ínsula si le dice a don Quijote que lo engañan. Más bien, lo hace por amor y por amistad. Aristóteles sostiene que los amigos son más necesarios en los malos tiempos porque los que enfrentan la adversidad necesitan ayuda (IX.11.1171a21 24 ) y Sancho, en su caridad, ayuda a don Quijote. Sin embargo, quizás porque al regresar a su aldea don Quijote y Sancho pierden el terreno común en el que se basan sus amistades (la búsqueda de aventuras), al comienzo de la segunda parte, su amistad vuelve nuevamente a ser una amistad utilitaria. Esta vez, la regresión es el resultado de los motivos de Sancho. Se niega a acompañar a don Quijote en su búsqueda de aventuras hasta que don Quijote le promete un salario justo y una ínsula. Nuevamente, a medida qu e la novela avance y los dos se embarquen en más aventuras, su amistad se convierte en más que una relación de simple utilidad. En la discusión sobre la evolución de su amistad, Idoya Puig cita la confianza y la conversación sincera entre don Quijote y San cho como evidencia de que la relación entre los Quijote asks Sancho to tell him the whole truth about the opinion people have of his hip is much deeper because there is evidence that the interest

PAGE 73

66 that originated the friendship in the first place now has a secondary position. Sancho still wants an ínsula viaje de regreso a su aldea al final de la segunda parte, después de la derrota de don Quijote por el Caballero de la Blanca Luna, se produce una conversación franca que solidifica su amistad como virtuosa. Don Quijote acepta su derrota y se coloca en el caballero andante, atrevido y valiente, con mis obras y con mis manos acreditaba mis hechos, y agora, cuando soy escudero pedestre, acreditaré mis palabras, cumpliendo la que di de mi le da una lección de humildad a sí mismo y, al hacerlo, permite que su amistad con Sancho exista entre hombres iguales y que se convierta, de esta manera, en una verdadera amistad virtuosa. Al final de la novela, don Quijote y Sancho se han vuelto a ser l eales entre sí y cultivar una amistad virtuosa. Idoya Puig nota los cambios dialógicos en la get to the final chapters of Part I, the characters are very depen dent on each other. The expression especially to friends, thus admitting that que la mejor manera de asegurar que una amistad perfecta perdure y permanezca virtuosa es que los amigos vivan juntos. Cuando los amigos viven juntos, pueden ser más íntimos y compartir sus intereses comunes de una manera más consistente (IX.12.1171b29 1172). Desde el momento en que don Quijote es un caballero andante y Sancho es su escudero, los dos viven juntos. Comparten todas sus comidas, experiencias y, en su mayor parte, no tienen ningún otro com pañero para el viaje. Es natural, entonces, que su amistad crezca para ser más que meramente

PAGE 74

67 omienza a llamar a don Quijote sólo los protagonistas. Es decir, Sancho ya no ve a don Quijote como un hombre de una clase social más alta, sino como alguien co warm and loving relationship between Don Quixote and Sancho, which is also ironic, sad, critical, angry, and conciliatory. It introduces the reader to the complex nature of friendship and the very human preoccupation with ejemplo del diálogo del que habla Duran es la conversación entre don Quijote y Sancho antes de que Sancho parta hacia Barataria. Después de darle un consejo, don Quijot estos preceptos y estas reglas sigues, Sancho, serán luengos tus días, tu fama será eterna, tus desea para Sancho y la esperanza que tiene p ara la salvación eterna de Sancho. Por lo tanto, el consejo de don Quijote a Sancho demuestra no sólo su comprensión de la justicia, sino también su amistad virtuosa. Don Quijote renuncia voluntariamente a su papel de amo de Sancho y permite que su escuder o, según lo que ha prometido, gobierne la ínsula de Barataria. Sancho también demuestra el respeto que tiene para don Quijote al aceptar sus consejos. A pesar de no vivir juntos durante la gobernación de Sancho, su relación continúa desarrollándose. Los do s se escriben cartas compartiendo, a distancia, las noticias de sus aventuras individuales. Estas cartas concuerdan con el argumento de Aristóteles de que, para que las amistades de larga distancia prosperen, la comunicación debe existir, para que no sea q ue las dos comiencen a olvidarse una de la otra (VIII.5.1157b10 15). Su esfuerzo hacia la virtud se intenta de lado a lado, como

PAGE 75

68 amigos, y su amistad ayuda tanto a don Quijote como a Sancho que ambos consigan sus objetivos. A pesar de que su amistad fluctúa entre utilitario, agradable y virtuoso/perfecto, es evidente que don Quijote y Sancho son dos hombres que se esfuerzan para alcanzar la virtud. Hay muchos cambios entre los tres tipos de amistad a lo largo de las novelas. A medida que do n Quijote y Sancho aprenden a convivir y cómo mantener una amistad perfecta, experimentan muchos contratiempos y circunstancias que les impiden lograr una amistad perfecta. En estos casos, no obstante, el objetivo principal nunca es que don Quijote o Sanch o inflijan dolor el uno al otro y nunca hay un momento en el que no quieran el bien del otro. Más bien, ellos intentan tratar uno al otro con caridad y con amor fraternal. La amistad entre Sancho Panza y don Quijote encarna la idea de amistad de Aristótele s y la idea de caridad de Aquino.

PAGE 76

69 CAPÍTULO VI LA FELICIDAD ¿Qué es la felicidad? La conversión de don Quijote y la muerte subsiguiente son la inevitable culminación de sus aventuras como caballero andante. Por medio de su conversión, él restaura su capacidad de razonamiento y, de ese modo, también restaura su capacidad para conformar c on el ideal El hecho de que él admite su locura en su lecho de muerte manifiesta su deseo final: el cielo. J.A. Monroy, en su capítulo sobre la muerte de do n Quijote, reconoce el significado de la muerte de Pero momento de pens de don Quijote culmina en un momento de lucidez en que él rechaza sus aventuras como caballero andante y llega a la comprensión de que la virtud no se encuentra únicamente por medio de la caballería. Su vida como un caballero andante y su rechazo de esa vida no son totalmente opuestos. Más bien, ambos están orientados hacia el mismo fin, que es la felicidad perfecta y la unidad eterna con Dios en el Cielo. Se da cuenta de que, en lugar de presentarlo como virtuoso, sus aventuras como un caballero andante le caracterizan como un loco: tengo juicio ya, libre y claro, sin las sombras caliginosas de la ignorancia, que sobre él me pusieron mi amarga y continua leyenda de los dete punto de muerte. Querría hacerla de tal modo que diese a entender que no había sido mi vida tan un

PAGE 77

70 hombre virtuoso de acuerdo tanto con la filosofía de Aristóteles como con la teología de Aquino. Experimenta la verdadera felicidad con su familia y amigos alrededor de su cama y asegura su paso al cielo confesando sus pecados al sacerdote y recibiendo los últimos ritos. Debido a que virtud, lo que lo hace bueno, hasta el momento de su muerte. En el último capítulo de la Ética , Aristóteles regresa a la d iscusión del placer y de la felicidad. Refuta el argumento de que el placer es el Bien, así como el argumento de que el placer es totalmente malo (X.I.1117a27 30). Se refiere a Platón en su refutación y resume que Platón demuestra que el placer y el bien n 32). Afirma que la razón es necesaria para discutir adecuadamente la felicidad, porque es el fin de todos los asuntos humanos (X.6.1176a30 33). Aristóteles luego resume lo que ya se ha dicho sobre la felicidad: es una actividad que se desea por sí misma, no es la mera diversión y la vida feliz es la vida que es virtuosa (X.6.1176b1 1177a10). Debido a que la felicidad se logra a través de la virtud, se deduce que la virtud más alta producirá la mayor felicidad. En otras palabras, la virtud perfecta producirá la felicidad perfecta. La forma más segura de vivir una vida de virtud perfecta y alcanzar la felicidad perfecta, según Aristóteles, es a través de una vida de contemplación (X.7.1177a12 18). Este tipo de vida permite al hombre contemplar continuamente la verdad y, dado que la p articipación en la sabiduría filosófica se considera la más placentera de las actividades virtuosas, la vida contemplativa permite al hombre también experimentar placer (X.7.1177a20 26). Habla de la vida contemplativa como superior a otros estilos de vida diciendo:

PAGE 78

71 with human life. But we must follow those who advise us, being men, to think of human things, and, being mortal, of mortal things, but must, so far as we can, make ourselves immortal, and 34). El hombre debe desear lo mejor de él y para él y, al hacerlo, sería capaz de vivir una vida de gran virtud y log rar el fin último de la felicidad perfecta. De acuerdo con Aristóteles, Aquino describe la felicidad como el fin último del hombre ( ST I ST I II.3.2). La felicidad se logra por actuar de acuerdo con la virtud y con la ley eterna que es la Sabiduría Divina ( ST I II.93.1). La felicidad también concuerda perfectamente con la ley eterna que está impresa en el corazón del hombre, ya que el reconocimiento de cualquier verdad por parte del hombre es también su reconocimiento de la ley eterna. Según Aquino, la felicidad no es un acto de la voluntad, sino el logro del último fin del hombre: el Cielo. La felicidad perfecta no puede existir mientras el hombre todavía anhele o busque algo. Es decir, la felicidad es e l cumplimiento de los deseos del hombre ( ST I II.3.8). Debido a que todos los hombres desean que se satisfaga su voluntad, todos los hombres buscan la felicidad perfecta que es la unión con Dios ( ST I II.5.8). Aquino, de acuerdo con Aristóteles, describe e l objetivo de la vida contemplativa como la contemplación de la verdad y agrega la consideración teológica de que la contemplación consiste en amar a Dios ( ST II II.180.1). En la discusión de la vida activa contra la vida contemplativa, Aquino cita las raz ones de Aristóteles para que la vida contemplativa sea superior a la vida activa. Nuevamente, incluye distinciones teológicas a la filosofía de Aristóteles. Por ejemplo, usa ejemplos de la Sagrada Escritura como evidencia de que la vida contemplativa es ma yor que la vida activa ( ST II II.182.1). Aquino

PAGE 79

72 ST II II.182.1) . Además, está de acuerdo con Aristóteles en que el hombre que participa en la vida contemplativa todavía experimenta placer. La participación en la vida activa no excluye la participación en la vida contemplativa. De hecho, la vida activa puede ayudar al hombre en su contemplación porque es a través de la participación en la acción externa que el hombre dirige las pasiones que de otra manera dificultarían la contemplación ( ST II II.182.3). Es importante señalar que, si bien Aristóteles y Aquino sostienen q ue la vida contemplativa es la forma más segura de alcanzar la felicidad, ambos también sostienen que el hombre que vive una vida activa, siempre que sea virtuoso, también puede lograr una felicidad perfecta. La meta de don Quijote Desde el principio de l a novela, el lector es muy consciente de la meta de don Quijote de convertirse en un caballero andante. En su intento de descubrir el origen de la historia, el qu e en nuestra edad y en estos tan calamitosos tiempos se puso al trabajo y ejercicio de las andantes armas, y al de deshacer agravios, socorrer al viudas, amparar doncellas de aquellas que ijote intenta representar la virtud cristiana y la virtud aristotélica. Él elige convertirse en un caballero andante porque, como afirma en su famoso discurso, cree que la vida de las armas es más virtuosa que la vida de las letras. Don Quijote elige la vi da activa de las armas para poder ayudar a aquellos que él percibe al huérfano! ¡Hagan justicia al pobre y al necesitado! (Versión Popular Católico, Salmos 8 2:3).

PAGE 80

73 Don Quijote adopta la caballería porque cree que la vida de un caballero le permitirá implementar la justicia y proteger a aquellos que necesitan protección. Al final, es incapaz de cumplir con su meta de practicar la virtud perfecta. Como señala Sobré, el fracaso de don Quijote hidalgo is for him to abandon his idée fixe only ending is p recisely to abandon his heroic dreams, to revert back to being only one among don Quijote para implementar la razón correcta en sus aventuras. Debido a que le f alta la correcta razón, la mayoría del tiempo demuestra el vicio del exceso en relación con la virtud en lugar de encontrar el medio y la práctica de la virtud perfecta. Sancho Panza, a diferencia de don Quijote, no eligió voluntariamente la caballería. Es decir, decidió ser el escudero de don Quijote con el fin de recibir un salario y una ínsula. Pero, a medida que la novela avanza, Sancho comienza a aprender de don Quijote y, en algunos casos, imita su discurso y sus acciones. Al hacerlo, Sancho comienza su propio viaje hacia la virtud. En muchas de las aventuras en las que don Quijote no usa la razón correcta, Sancho actúa como la voz de la razón (en el episodio de los molinos de viento, por ejemplo). A pesar de su fracaso como caballero andante y su regreso forzado a casa, don Quijote no rechaza sus aventuras ni admite su locura hasta el momento en que está en el lecho de muerte. De hecho, en el camino de regreso a su aldea al final de la primera parte de la novela, don Quijote defiende su misión caballero andante, soy valiente, comedido, liberal, bien criado, generoso, cortés, atrevido, 44). Don Quijote

PAGE 81

74 justifica su participación en la vida activa de las armas al enumerar las virtudes que ha alcanzado en sus aventuras. Estas virtudes de don Quijote son evidencia de que él, en este punto de la novela, se considera un caballero andante exitoso. Por eso, abandona su aldea al principio de la segunda parte para continuar sus aventuras y seguir buscando la virtud. Él, nuevamente, le pide a Sancho Panza, con la promesa de un salario y una ínsula, que lo ayude en sus aventuras. Don Qui jote reconoce la creciente amistad entre los dos y comprende los posibles beneficios de una amistad al enfrentar las dificultades en el camino hacia la virtud. Don Quijote mantiene su esperanza de que eventualmente alcanzará la felicidad perfecta y el Ciel o a través de la práctica de la caballería. Keniston argumenta que el deseo de don Quijote por el Cielo es lo que le fears of the world seem small; it is his so enfrenta a lo que él percibe como el verdadero peligro (los mazos de batán y el león, por ejemplo) para comprobar su naturaleza virtuosa y para merecer la eternidad con Dios. De la misma manera que él tiene esperanza y fe en Dios, don Quijote tiene esperanza y fe en que alcanzará el Cielo por medio de la caballería. Según Aquino, esta esperanza está correctamente ordenada porque la esperanza siempre debe tener como objetivo la felicidad eterna ( ST II I I. 17.2). Don Quijote es un buen cristiano porque elige un estilo de vida que realmente cree que lo llevará al Cielo. Al final del Quijote, la motivación del protagonista sigue siendo la misma: alcanzar la verdadera felicidad y el Cielo. Cuando se le repre nde por sus acciones y se le presenta la idea de que los demás creen que está loco, don Quijote se defiende a sí mismo y a sus acciones otra vez:

PAGE 82

75 Pero de que me tengan por sandio los estudiantes, que nunca entraron ni pisaron las sendas de l a caballería, no se me da un ardite. Caballero soy y caballero he de morir si place al Altísimo. Unos van por el ancho campo de la ambición soberbia, otros por el de la adulación servil y baja, otros por el de la hipocresía engañosa y algunos por el de la verdadera religión. Pero yo, inclinado de mi estrella, voy por la angosta senda de la caballería andante, por cuyo ejercicio desprecio la hacienda, pero no la honra. Yo he satisfecho agravios, enderezado tuertos, castigado insolencias, vencido gigantes y a hacer bien a todos y mal a ninguno. (690 91) Don Quijote está tan convencido de que su estilo de vida es la mejor manera de alcanzar la felicidad y el Cielo que él tiene l a capacidad de reconocer y de aceptar que los demás piensan que está loco. También se adhiere a la ética aristotélica en el sentido de que sus intenciones siempre están dirigidas al bien común y Aristóteles sostiene que la felicidad se logra a través de la participación del hombre en las acciones que contribuyen al bien de la comunidad (I. 2.1094b6 10). Después de su derrota por el Caballero de la Blanca Luna, don Quijote sugiere a Sancho que se conviertan en pastores. Los dos discuten cómo cambiarían sus nombres, y los de Dulcinea y Teresa, para imitar las novelas pastorales. Don Quijote considera los beneficios que aporta la la noche, gusto el canto, ale gría el lloro, Apolo versos, el amor conceptos, con que podremos Quijote reemplaza la caballería con la vida pastoril porque ya no ve la caballería como el medio

PAGE 83

76 adecuado para alcanzar la felicidad y el Cielo. Reconoce que, a pesar de todas sus aventuras y de todas las personas con las que se ha encontrado, no ha alcanzado la perfección de la virtud. En cambio, el Caballero de la Blanca Luna lo derr ota en la batalla y le obliga a don Quijote regresar a su aldea por un año. Don Quijote propone la idea de que él y Sancho pasaren el año como pastores para seguir buscando la virtud en una vocación diferente. En esto deseo, don Quijote revela su crecimien to en la virtud. Al buscar la vida pastoril, don Quijote demuestra que desea lo campos, donde a rienda suelta podía dar vado a sus amorosos pensamientos, ejercit ándose en el cree que le permitirá seguir la vida contemplativa. Aún al final de la novela, cuando le da cuenta de que don Quijote quiere ser virtuoso, Sancho acepta la invitación de ser pastores y vivir en los campos. La sugerencia de Don Quijote de vivir como pastores es su primer paso para aceptar que la caballería no es la única manera de alcanzar la virtud y merecer el Cielo. El rechazo de la caballería La novela concluye con don Quijote en su lecho de muerte mientras renuncia su aventuras como caballero andante. Esta renuncia a la caballería no niega el hecho de que don Quijote pasó una considerable cantidad de tiempo basando su vida en hombres virtuosos aunque ficticios sostiene que, para que Alonso Quijano muera de buena muerte cristiana, don Quijote debe morir primero. Alonso Quijano muere poco después de don Quijote pero, según Guillén, a lo largo de

PAGE 84

77 Quijote se siente un fondo de gran est abilidad intelectual, moral, estética. Alonso Quijano tiene Quijano; los dos son uno y lo mismo. Porque Alonso Quijano es virtuoso, también lo es don Quijote. La únic a distinción entre Alonso Quijano y don Quijote es que don Quijote es un Alonso Quijote en la forma de un caballero andante. En su lecho de muerte, Alonso Quijano abandona su alter ego, don Quijote, solamente puesto que está rechazando la caballería en su totalidad. Guillén también insinúa que don Quijote no sólo abandona su esperanza de alcanzar su meta, sino que el lector también pierde la esperanza en el protagonista. Sin embargo, lo que parece ser una renuncia o un reconocimiento del fracaso es realment e un retorno a la realidad o, como Don Quijote the First Modern la vida tradicional de un hombre de su época. No muere un caballero andante, sino un hidalgo honorable rodeado de sus amigos y familiares. Rachel Schmidt sostiene que, al igual que el resto de sus aventuras, la muerte de don Quijote es simplemente un espectáculo ridículo en el que Alonso Qui however, complete this confession through a change in behavior. According to the dying ing books that would be beneficial for his soul. Nonetheless, another recompense remains to him: the en cambio, es un reconocimiento genuino de que la caballería no es el único camino hacia la felicidad y la redención. Schmidt sigue a argumentar que don Quijote siente la necesidad de llevar a cabo esta muerte cristiana para que los demás lo recuerden no como un loco sino como

PAGE 85

78 un hombre virtuoso (105 ). Aunque hay algo de verdad en eso, don Quijote confiesa sus pecados y renuncia a sus aventuras porque su objetivo final es merecer la felicidad y el Cielo, ninguno de los cuales se ha encontrado con la caballería. El rechazo total de su tiempo como cabal lero andante de don Quijote -convertido de nuevo en Alonso Quijano -es, quizás, temerario y extremo (incluso en este rechazo cae en el vicio del exceso). A diferencia de lo anterior en la novela, él no reconoce sus éxitos y sus triunfos. Aunque no encontr ó el medio entre los vicios del exceso y del defecto en muchas de sus aventuras, su virtud reside en el intento. Según Aristóteles y Aquino, el hombre sólo puede alcanzar la virtud perfecta a través de repetidos intentos de practicar la virtud. La perfecci ón de la virtud se logra mediante la habituación de las acciones que dirigen hacia el Bien. Es sólo debido a su derrota por el Caballero de la Blanca Luna, don Quijote cese esta práctica de la virtud. Su derrota también le permite reconocer su costumbre de l vicio del exceso e identificar el verdadero medio de la virtud. Trágicamente, él muere antes de que pueda habituar el medio. Aunque don Quijote nunca puede habituar la virtud perfecta, su práctica lo define como un hombre virtuoso y un buen cristiano. De acuerdo con esto, Amado Alonso insiste en la bondad de don Quijote a lo largo de sus aventuras: Don Quijote siguió siendo durante su locura un cristiano cabal, con cristianismo tan sencillo como firme. Era, fuera de duda, un caballero, no un asceta, y el libro uno de entretenimiento, no de devoción; por eso ni era propio del héroe secular ni de esta clase de libros estar poniendo constantemente en primer término la significación cristiana de cada cosa; pero es cierto que el sentido cristiano aparece en los momentos oportunos, que

PAGE 86

79 no son pocos, y que ni en las palabras de don Quijote ni en sus actos hay nunca oposición 57) Don Quijote, a lo largo de sus aventuras, intenta corregir los males del mundo en el que vive para ser redimido en la próxima vida. A pesar de que no cumple su objetivo, sus acciones y sus la muerte de don Quijote que Sancho entiende el verdadero propósito de todas sus aventuras. Sancho se entristece al pensar que su maestro muere, especialmente al pensar que don Quijote no muere como un caballero andante: respondió Sancho llorando, mi consejo, y viva muchos años, porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir, sin más ni más, sin que nadie le mate, ni otras manos le acaben que las de la es vencido hoy, amo tenía un propósito mucho más grande al convertirse en un caballero andante: no estaba simplemente loco, sino que era un hombre que intentaba encontrar la virtud. Al final, enten diendo el deseo del hombre de alcanzar la virtud, Sancho desea que don Quijote regrese a la vocación de caballero. Conclusión Al analizar el Quijote dentro del marco de la ética aristotélica y tomista, la novela se convierte en la historia de la búsqueda de la virtud y de la santidad de un hombre. Don Quijote imita las novelas de caballerías con el fin de lograr la misma virtud de los héroes de las novelas. En las aventuras, Sancho Panza desempeña el papel de escudero, y eventualmente amigo, de do n Quijote. También es el complemento de don Quijote en el sentido de que cuando don Quijote

PAGE 87

80 demuestra el vicio del exceso, Sancho Panza demuestra el vicio del defecto con respecto a la virtud. Además, Sancho, a menudo, actúa como la voz de l a razón en las aventuras y es a través del diálogo entre los dos protagonistas que el lector llega a entender la meta de don Quijote. Su rechazo a la caballería es sinónimo de su rechazo al vicio, particularmente al vicio del exceso. Aunque don Quijote nun ca alcanza la virtud perfecta, merece el Cielo no sólo por confesar sus pecados y recibir los últimos ritos, sino también a través de sus obras. La muerte de don Quijote representa la enseñanza católica de que tanto la fe como las obras son necesarias para que el hombre merezca el Cielo. Al final de su vida, don Quijote es capaz de reconocer el medio de la virtud y, por eso, muere un hombre virtuoso.

PAGE 88

81 OBRAS CITADAS Adamson, Peter. Philosophy in the Hellenistic and Roman Worlds . Oxford Univers ity Press, 2015. Nueva Revista de Filología Hispánica . año 2, núm. 4, 1948. pp. 333 59. Aquinas, Thomas. Commentary on Aristotle's Nicomachean Ethics . Translated by C. I., Dumb Ox, 2009. , Thomas. The Summa Theologiae of St. Thomas Aquinas. Translated by Fathers of the English Dominican Province. 2nd Ed. 1920. Online Ed. Copyright Kevin Knight, 2017. http://www.newadv ent.org/summa/ Aristotle. The Nicomachean Ethics . Edited by Lesley Brown. Translated by David Ross. Oxford University Press, 2009. interiorización de la moral de don Quijot Revista Chilena de la Literatura . núm. 78, 2011. pp. 205 22. Hispania . vol. 40, núm. 1, 1957. pp. 62 65. El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha and The Old Ma n and the Sea The Bulletin of the Rocky Mountain Modern Language Association . vol. 25, no. 2, 1971. pp. 49 54

PAGE 89

82 discurso de las armas y las letras en Don Quijote Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America . vol. 28, no. 2, 2008. pp. 41 55. Cervantes Saavedra, Miguel de. El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha . Edited by Thomas Lathrop. LinguaTexts, Ltd, 2013. Don Quijote Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America . vol. 27, no. 1, 2008. pp. 7 30. Traditio. vol. 34, 1978. pp. 157 92 Crow, John A. Spain: the Root and the Flower: An Interpretation of Spain and the Spanish People . Univ. of California Press, 2005. Del Río, Ángel. Historia de la literatura espa ñola: Desde los orígenes hasta 1700 . Holt, Rinehart and Winston, 1961. Durán, Manuel, and Fay R. Rogg. Fighting Windmills: Encounters with Don Quixote . Yale University Press, 2006. Love: A Primer on Mercy and Justi Crisis Magazine , 13 June 2014, www.crisismagazine.com/2014/understanding gods love primer mercy justice. The Review of Metaphysics . vol. 63, no. 1, 2009. pp. 29 53. Elliott, John Huxtable. Imperial Spain: 1469 1716 . Penguin Books, 2002.

PAGE 90

83 Fajardo Hispanic Journal . vol. 10, núm. 2, 1989. pp. 15 24. García Hispanic Review. vol. 49, no. 2, 1981. pp. 197 208. Gil Cervantes: The Bulletin of the Cervantes Society of America. vol. 29, no. 1, 2009. pp. 85 115. Eternity of the Journal of the Warburg and Courtauld Institutes . vol. 67, 2004. pp. 23 48. e from Justice: Closure in Part One of Don Quijote Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America . vol. 25, no. 2, 2006. pp. 119 36. Diacritics . vol. 29, no. 2, 1999. pp. 43 67. Romanische Forschungen. vol. 64, 1952. pp. 102 13. Hurst, John Fletcher. History of the Christian Church: Volume II . Eaton & Mains Press, 1900. The Art World . vol. 1, no. 2, 1916. pp. 104 107. Alicante: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes . nú m. 430, 1986. pp. 27 35.

PAGE 91

84 Magill, Frank N., editor. Masterpieces of Christian Literature in Summary Form . Harper & Row Publishers, 1963. Massing, Michael. Fatal Discord: Erasmus, Luther, and the Fight for the Western Mind . HarperCollins Publ ishers, 2018. EHumanista . vol. 27, mayo 2014. pp. 363 75. The Catholic Historical Review . vo l. 34, no. 4, 1953. pp. 397 409. Monroy, Juan A. Biblia Quijote . Editorial CLIE, 2005 Traditio , vol. 31, 1975. pp. 287 313. The Oxford Handbook of Aristotle . Edited by Christopher Shields. Oxford University Press, 2012. The Catholic Encyclopedia . vol. 8, 1910. http:// www.newadvent.org/cathen/08573a.htm Don Quijote Bulletin of Spanish Studies. vol. 77, no. 3, 2000. pp. 359 73. Hispania . vol. 68, núm. 1, 1985. pp. 9 14. Revista Hispánica Moderna . año 34, núm. 1/2, 1968. pp. 424 35.

PAGE 92

85 Don Quijote. Cervantes: The Bulletin of the Cervantes Society of America . vol. 20, no. 2, 2000. pp. 101 26. The Stanford Encyclopedia of Philosophy. Edited by Edward N. Zalta. Stanford University Press, 2016. Hispanic Review . vol. 44, no. 2, 1976. pp. 127 41 The Catholic Encyclopedia . vol. 9, 1910. Versión Popular Católica: Sagrada Biblia . Saint Jerome Press, 1996. Don Quijote de la Mancha Arizona, PhD dissertation, 1993 Quijote El segundo Quijote (1615): Nuevas inter pretaciones cuatro siglos después (2015) . Editado por Conxita Domènech y Andrés Lema Hincapié. Biblioteca Áurea Hispánica , 2018. pp. 113 33. Struggle between Don Quixote and Sancho: Four Crises in the B ulletin of Spanish Studies . vol. 84, no. 7, 2007. pp. 837 58 Don Quijote the First Modern Novel? Some Reflections on a Conferencia.